Solapas principales

El Real Madrid comienza la mejor Euroliga de la historia con victoria (81-77)

Dicen que será la mejor de la historia. Dos equipos más en la tabla y desfile de billetes para darle estreno a una Euroliga llena de noticias de verano. Qué más les dará a ellos. Farolitos, alfombras y taquígrafo, mucho taquígrafo, para desembarcos desde uno y otro lado…que si Mirotic, que si Monroe, que si Fredette, que si vaya usted a saber quién. Real Madrid y Fenerbahce poco o apenas han tocado. Poco o nada han participado de aquellos festivales de verano. Qué más les dará a Obradovic y a Laso. Siete años uno. Ocho el otro. Viéndolas venir de todos y cada uno de los colores. Saliendo y entrando jugadores. Esta noche, comenzaban enfrentándose en la que dicen que será la mejor Euroliga de la historia y ellos ni se inmutan. Octubre nunca es mayo.

Pero claro, una cosa es que esto esté empezando y otra, que un Real Madrid – Fenerbahce sea un partido descafeinado. Y a eso se puso el Madrid, como si de un partido de play off se tratara. Si el domingo pasado le hacía 30 puntos a UCAM Murcia en el primer cuarto, no quería ser menos en el estreno de la ya retórica mejor Euroliga de todas las campañas. No espera ni por el speaker este Real Madrid de principio de temporada y con Taylor en plan estrella, desplumaba a principios del mes de octubre a un Fenerbahce que no se enteraba. La máxima por aquel entonces llegó a ser de quince puntos (19-4 min. 6) hasta que Obradovic empezara a sacar gente de su banquillo que evitara ponerle la cara aún más colorada. Eso y De Colo, que cerraba el cuarto en diez puntos para dejar la primera pausa en 30-21.

Entre el  robo milanés de última hora de Scola y la siempre incipiente barriguita de Thompkins, parece que de repente tiene un problema este Real Madrid en sus rotaciones. Lo aprovechaba el lustroso Williams para empezar a trabajar la remontada (35-30 min. 15). Perdían ritmo los de Laso, lógico a estas alturas de temporada y entre de Colo y Williams casi todo lo ajustaban (39-38 min. 18). Se ahogaba el Madrid y Rudy apenas lo salvaba con el mismo fusil que luciera en China hace dos semanas. El equipo turco, un cuarto después, había llegado también a la Euroliga para dejar la pausa larga casi en tablas: 43-42.

El tercer envite ponía ahora por delante al equipo B del acta, pero aquello era sólo circunstancia. Cinco puntos seguidos de Randolph y la irrupción de Campazzo marcaban un 11-0 de parcial que todo lo estiraba. Tavares parecía jugar en mini-basket y Taylor hacía su tercer triple para poner de nuevo ventaja de dobles dígitos y alborozo en las gradas. Sonreía el Facu. Señal inequívoca de que su equipo ganaba: 64-55 en la última pausa.

Esto es un juego de listos y de eso, Campazzo, va sobrado. Un triple y un robo a tres centímetros del suelo ponía el +12 iniciado el último acto. Kalinic se empeñaba en no dejar disfrutar al equipo local y De Colo aprovechaba las puertas para irse a los veinte puntos y bajar hasta el -6 (71-65 min. 34). Derrick Williams ajustaba más la cosa y Sloukas, de repente, empataba a 73 a 3:22 del final. Se desinflaba, asi, no más, el equipo local, incapaz de leer los cambios defensivos que proponía Obradovic. Laso lo mandaba a parar con la intención de dibujar un ataque que contrarrestara la individual zoneando del zorro de Serbia. Ya nadie se acordaba de mayo. Taylor haciendo de auténtico factor X en ataque la dejaba suave para un +4 de último minuto. Y a partir de ahí ya no pudo levantar un tiro más Fenerbahce en ataque. Dos monumentales defensas blancas dejaban la victoria en casa y la primera batalla ganada: 81-77.

Cuatro puntos de ventaja que vaya a usted a saber si serán necesarios cuando se disciernen los cruces de post-temporada. Se retiraba Obradovic enfadado, pero sabedor de que esto y todo, no es nada. Ni sonreía Laso, conocedor pleno de todas las montañas. Y es que ni octubre, ni la primera ventaja y ni siquiera el verano, compran la Final Four de mayo.

La X sueca: no deja de sorprender y todavía le flotan. Gana la línea de fondo y juega sin balón como si no estuviera en el acta. Sigue siendo el especialista defensivo que se encarga de la estrella rival, claro. Que se lo digan, de nuevo, a De Colo. Pero Jeffery Taylor cada vez es mucho más que todo eso. Hoy, 19 puntos, un solo fallo en el tiro y claro, lo de siempre, una gran defensa para siete pérdidas de la estrella francesa. Sin embargo, cada vez son más los partidos que aparece el factor sorpresa en esa esquinita para clavar el triple, para remontar la línea y meterla para abajo. Para ser la X sueca.

La nueva, que no extraña pareja: lucía movimientos de despacho Obradovic en su primer cinco de la temporada. Nando de Colo y Derrick Williams fueron la parte de focos y farolitos de tanto verano movido en lo que a Estambul se refiere. Y ahí que dieron todo lo que se supone que valen. Sobre todo, en el caso del de California, que no vio banquillo ni en el descanso. 40 minutos seguidos en esto que llaman el baloncesto moderno. Qué más le dará eso a Obradovic. Hasta casi los 36 se fue el francés medalla de bronce en China. 19 y 22 puntos y casi todos los tiros de su equipo. Una nueva pareja, que dará mucho que hablar y que ya, de entrada, ya no es extraña.

La sonrisa del Facu: Campazzo es de esos jugadores que bien valen una entrada. Puede que no se entere, que le moleste la defensa que le adhieren, que tuerza el semblante como si nada le gustase. Y aun así, domina los partidos. Por lo civil, por lo criminal, por lo canchero o por el pedazo de talento que sale desde su 1,77. Da igual. Su segunda parte de hoy ha sido simplemente magistral. Sabedor del mal partido que estaba haciendo, controló, tensó, defendió, dribló, pasó y anotó en veinte minutos que acabaron con la amenaza turca. Ocho asistencias, catorce puntos para darle la victoria al Madrid  y a su rostro la sonrisa.


Sobre el autor

Antiguedad: 
4 años 2 meses
#contenidos: 
143
#Comentarios: 
651
Total lecturas: 
402,433

Comentarios

Lo único que me preocupa de este inicio de temporada son las minutadas de Campazzo y Rudy, sin descanso tras el mundial, pero la importancia de este partido exigían el esfuerzo. La baja de Carroll no ayuda, los pocos minutos a Causeur (¿sólo lo dejan jugar en la F4?) tampoco, mientras se comprueba si Laprovittola tiene nivel Euroliga...