Solapas principales

El Real Madrid coquetea con su récord anotador frente a Darussafaka (109-93)

El Real Madrid se estrenaba esta temporada en Euroliga de la mano de Sergio Llull y Anthony Randolph, que acompañado de un enorme acierto ofensivo lograban establecer un parcial de 9-2 en los primeros tres minutos del encuentro. A pesar del enorme esfuerzo por parte del conjunto de  Ahmet Caki, Darussafaka no encontraba soluciones en ataque y tampoco lograba parar la fluidez en el juego de su rival. Tras verse obligado a pedir un tiempo para aclarar ideas en defensa (el Real Madrid llevaba 17 puntos a mitad del cuarto), aparecía Evans desde el 6.75 para anotar sus primeros puntos. Llull continuaba marcando el timing del partido con 3 asistencias y anotando un triplazo que le permitía marcharse hasta los 9 puntos en el primer cuarto. Pequeñas acciones individuales de Michael Eric y Kidd permitían recortar la diferencia en el marcador con el resultado de 25-18.

Un entonadísimo Facundo Campazzo al comienzo del segundo cuarto, hacía que Darussafaka realizara tres perdidas consecutivas. La fluidez en el juego colectivo por parte del equipo visitante no acababa de ser el más adecuado, haciendo que de vez en cuando pequeños destellos individuales fueran la mejor solución para mantenerse en el encuentro. La mejor jugada del partido aparecía de la mano del base argentino del Real Madrid, dándole una asistencia sin mirar a Felipe Reyes, que finalizaba con un 2+1. Siendo un cuarto muy semejante al primero, donde los bases lideraban el ritmo del partido, Caki se veía obligado a pedir otro tiempo muerto al ver que la máxima diferencia volvía a estar presente con el resultado del 40-29. Campazzo dominaba de manera contundente, sumando desde todas las facetas ofensivas y desquiciando a sus atacantes mediante su intensidad defensiva. Cuando parecía que el conjunto turco iba a volver a recortar diferencias e iban a ponerse a menos de 10 puntos, Tavares, una vez más, sumaba en defensa y seguidamente Rudy Fernández anotaba un triple in extremis que cerraba la primera parte (53-38). 

Por si no fuera poco marcharse al descanso con la mayor desventaja durante el partido, los turcos permitían anotar al conjunto merengue 16 puntos en los primeros 3 minutos. Cualquier acción visible durante este periodo se veía totalmente beneficiosa para el equipo de Pablo Laso, que no permitía realizar ninguna canasta sencilla a sus rivales y se gustaba en ataque con una cómoda diferencia de 20 puntos. Dos triples consecutivos desde la esquina dejaban un 52.2% desde el 6.75 gracias al 12/23. Pequeños choques entre ambos conjuntos calentaban el encuentro, que a priori parecía decantarse por con una victoria cómoda del equipo capitalino. Sergio Llull levantaba una vez más el Wizink Center con un triple en el último segundo y dejando al Real Madrid con 91 puntos a falta de 10 minutos para finalizar el partido.

Un último cuarto muy semejante al resto del partido cerraba la primera victoria del Real Madrid en Euroliga con el resultado de 109-93. A destacar la gran actuación colectiva del conjunto Laso y el gran rendimiento ofensivo en todo momento, la complicidad entre Campazzo y Llull y por último la gran aportación de Tavares bajo los aros.

 

1. Llull y Campazzo muestran el equilibrio perfecto en el Real Madrid.

Líderes en ataque y en defensa en todo momento. Forman un tándem perfecto que muestran la mejor versión del equipo en cualquier situación. Ambos bases se turnaron un cuarto sí y otro no para lograr que su equipo no bajara el enorme ritmo ofensivo (25, 28,38 y 18 fueron los puntos anotados en cada cuarto). Sergio Llull finalizó el encuentro con 13 puntos, 8 rebotes y 19 de valoración, mientras que la aportación de Facundo Campazzo se veía menos recompensanda con tan solo 6 de valoración.

2. El efecto Tavares sigue haciendo estragos en Europa.

Cualquiera podría decir que el jugador nacido en Cabo Verde ha realizado un partido discreto, pero si nos fijamos en las estadísticas, podemos ver cómo una vez más en 19 minutos ha logrado con un 5/6 en tiros de campo, 6 rebotes y 2 tapones ser el tercero más valorado de su equipo. Su enorme aportación en defensa y el acierto en diferentes acciones de juego hace que cada día se convierta en una pieza más importante del equipo de Pablo Laso.

3. La defensa brilló por su ausencia.

Al igual que mencionamos anteriormente, los 25, 28, 38 y 18 puntos en cada cuarto por parte del Real Madrid, han hecho que el Real Madrid se quedara a tan solo 7 puntos del record anotador en Euroliga (el 20 de diciembre del 2000 vs Ovarense Aerosoles logró alcanzar la marca de 116 puntos). Darussafaka logró anotar 91 puntos, pero no fueron problema frente a los 109 puntos del equipo local.

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 3 meses
#Contenidos: 
51
#Comentarios: 
122
Total lecturas: 
126,035

Comentarios

Es increíble el espíritu de equipo que ha conseguido Laso, todos se sienten importantes, también enorme el acierto de la directiva en el caso Doncic, no hay jugador capaz de sustituirle pero jugadores de equipo como Prepelic y Deck con mucha hambre de demostrar es lo que el equipo necesitaba, por no hablar del núcleo duro que forman Felipe, Rudy, Llull, Carroll y Causeur, la progresión sin techo de Campazzo y Tavares, y dos jugadores que no están en la Nba porque no quieren como Randolph y Taylor.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar