Solapas principales

En un choque defensivo el Herbalife Gran Canaria fue mejor (73-66)

  • Partido marcado por las defensas, los errores y la pelea por cada balón
  • El Granca tuvo una máxima ventaja de 17 puntos, pero Zalgiris igualó y tuvo opciones

Desaparecidos: Demasiados jugadores pasaron por el Gran Canaria Arena sin dejar ni un solo momento reseñable. Zalgiris llegó a la Isla con varias bajas, por lo que el nulo rendimiento de Wolters, Walkup o Ulanovas, jugadores con roles importantes en el equipo de Jasikevicius, fue determinante en el aspecto ofensivo. Jasikevicius ni siquiera contó con ellos para remontar el partido y se pasaron la mayor parte del tiempo en el banquillo. A pesar de esto, Zalgiris tuvo opciones hasta el último minuto.

Defensa y capacidad de reacción: El Herbalife pasó, durante el partido, por un par de momentos malos, en los que dejó escapar una buena ventaja, por la presión defensiva del rival y sus propios errores. Fue la defensa la que les mantuvo en el partido, frenando las reacciones de Zalgiris y las rachas ofensivas servían para marcar diferencias. Al final, con la presión del rival y del marcador, los amarillos se aferraron a la intensidad defensiva y a los tiros libres para ser un poco mejor que su rival.

Puntos: Mal día ofensivo para ambos equipos. Las defensas y los errores se impusieron sobre los aciertos. El porcentaje de triples (ninguno superó el 30%) y las pérdidas de balón (11 de Zalgiris en la primera parte y 9 en la segunda para el Granca) determinaron un choque marcado por las defensas y con un marcador exiguo. En este último partido de la primera vuelta de esta Euroliga, parecía que los dos equipos se jugaban más que una simple victoria y no escatimaron en esfuerzo y energía.

 

Gran defensa del Herbalife en los primeros compases del partido. Empezó bien, con dos triples (Rabaseda y Oliver), robando balones y corriendo al contraataque. Los jugadores de Zalgiris no conseguían sacar tiros liberados, siempre aparecía un defensor para molestar y provocar malos porcentajes. Jasikevicius paró el partido y con la bronca a sus jugadores logró que el Granca dejara de anotar con fluidez, mientras ellos iban reduciendo la ventaja poco a poco. Toda la anotación de Zalgiris llegaba con bandejas y mates, demostrando buen movimiento de balón y dejando en ridículo a los pívots amarillos (20 a 17).

Demasiadas pérdidas de Zalgiris, que alternaba grandes ataques, productivos, con errores en el control del balón. A pesar de esto (10 pérdidas de Zalgiris y ninguna del Granca en el ecuador del segundo cuarto), los lituanos se pusieron por delante en el marcador por la pésima actuación de los amarillos en ataque. Ni Oliver ni Paulí lograban darle ritmo a su equipo y tampoco liberar espacios para sus compañeros. El Gran Canaria reaccionó en los últimos minutos, con un parcial de 12 a 0, cinco puntos de Báez y tiros libres de Fischer y Balvin, para llegar al descanso con la ventaja más amplia (36 a 26).

Cuatro triples, tres del Granca (Strawberry y dos de Rabaseda) y uno de Milaknis fueron la única anotación en un inicio de segunda parte en la que se anotaron, en dos minutos, los mismos triples que en toda la primera mitad (3 de 12 el Granca y 1 de 6 Zalgiris). Después de este corto espejismo, el partido volvió a la dinámica anterior, con poca anotación, defensas intensas y errores clamorosos por parte de ambos equipos. A falta de voluntarios, Grigonis tomó el liderazgo en la anotación para intentar reducir la ventaja. Con la defensa amarilla de vacaciones, Zalgiris aprovechó el final del cuarto y con un parcial de 1 a 10, volvió a meterse en un partido que tuvo perdido (57 a 50).

La crisis del Granca (un punto en mas de cinco minutos) en ataque no terminó hasta que apareció, primero Eriksson, con un triple lejanísimo y después Oliver, con otro tiro de tres puntos. La buena defensa de los amarillos había frenado el ímpetu de los lituanos y los dos triples volvieron a llevar la ventaja por encima de la decena de puntos. Davies, Walton y Milaknis intentaron volver a enganchar a los suyos, con un Herbalife muy presionado y con problemas para anotar. En un final igualado, la defensa y los tiros libres dieron al Granca la sexta victoria en Euroliga.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 2 meses
#Contenidos: 
164
#Comentarios: 
524
Total lecturas: 
317,428

Comentarios

Volvieron los fantasma del efes a sobrevolar el gran Canaria arena.

Es verdad que el equipo está mejor con Víctor pero también es verdad que hoy se ha empecinado en mantener en pista al mismo tiempo a los dos peores jugadores del partido por el bando del granca al menos. Pasecknics y Pauli han estado horribles y casi nos cuesta el partido.

Seguimos muchas veces dependiendo del tiro milagroso de Erickson.

Zalgiris ha venido con bajas importantes, muy importantes, y solo con presionar el saque de fondo han estado a punto de ganar.

Eso sí, otra victoria en la segunda mejor competición del mundo. Es para celebrarlo pero no para cerrar los ojos. Rabaseda, excepcional.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar