Solapas principales

Alberto Díaz en defensa (Foto: fiba/basketball.es)

España exhibe su gran juego coral y certifica su pleno de victorias (80-60)

España se ha clasificado con un contundente balance de 6-0. Con el precedente del partido que se disputó en febrero en las retinas, la selección española sabía que, pese a tratarse a un rival menor, no iba a ser nada fácil. El arranque estuvo lleno de fallos: España no encontraba acierto desde el triple y tampoco aprovechaba las segundas oportunidades tras rebote ofensivo. Transcurridos 8 minutos, el marcador lucía un igualadísimo 13-13, pero la selección nacional seguía sin encontrar ese plus ofensivo y no lograba encontrarse del todo cómoda. Liutych plantaba cara (8 puntos en el primer cuarto), mientras que la anotación en el bando español estaba más repartida: Fran Vázquez y Juancho Hernangómez fueron los protagonistas de la primera unidad, aunque fue la segunda unidad la que se puso por delante al término del primer cuarto (19-15).

En el segundo cuarto, con Alberto Díaz y Fran Vázquez en pista, la defensa subió de nivel y el rebote seguía siendo uno de los puntos fuertes. Las estadísticas eran claras: España, a mediados del segundo periodo, llevaba 15 rebotes (7 ofensivos y 8 defensivos), mientras que los bielorrusos solo llevaban 8 defensivos. Pero no solo se mejoró el aspecto defensivo, sino que en el otro lado de la cancha, la productividad aumentó gracias a los triples del propio Alberto Díaz y Vicedo (27-19, min. 14). Poco a poco, los de Scariolo fueron viendo el aro rival con más facilidad y, en cuestión de pocos minutos, establecieron la máxima renta hasta el momento (35-24, min. 19). Sin demasiadas dificultades, el conjunto español mantuvo prácticamente la misma diferencia hasta llegar al descanso. 

Sebas Sáiz (Foto: fiba/basketball.es)

Sebas Sáiz (Foto: fiba/basketball.es)
Sebas Sáiz (Foto: fiba/basketball.es)

La segunda mitad fue de claro dominio español. Prácticamente todos los jugadores, al entrar, aportaron algo. De este modo, España rondó el +20 en el marcador: lo tenían todo bajo control. Sáiz, Juancho, Paulí... todos ellos iban agrandando su estadística, viendo cómo su equipo se iba del partido.

El último periodo fue un trámite que sirvió para que el Martín Carpena disfrutara de un equipo, de la familia, que selló su primer puesto de cara a la siguiente fase de las Ventanas FIBA. Pese a que no se vio peligrar el partido en ningún momento, España bajó el nivel de manera considerable, dándole a Bielorrusia la oportunidad de rebajar la ventaja. Finalmente, el último arreón dejó sin respuesta a los bielorrusos (80-60).

1. El revulsivo tiene un nombre: Alberto Díaz. Ante su público, el jugador de Unicaja salió al 100% y su defensa se notó nada más entrar. Intensidad, eficacia y actitud para dar descanso a Quino Colom en el segundo cuarto. Con sus 5 puntos y su defensa, España tomó una ventaja notable, que ya fue definitiva para el devenir del partido. Además de él, el otro responsable de que el conjunto nacional tomara esa ventaja fue otro viejo conocido del Martín Carpena: Fran Vázquez. No dio ni una oportunidad al rival de coger ni un rebote en ataque: al final de la primera mitad ya había capturado 7 rechaces.

Alberto Díaz en defensa (Foto: fiba/basketball.es)

Alberto Díaz en defensa (Foto: fiba/basketball.es)
Alberto Díaz en defensa (Foto: fiba/basketball.es)

2. Bielorrusia se quedó sin gas demasiado pronto. Solo pudo aguantar un cuarto las embestidas del rival. El acierto de Liutych cayó en picado tras ese primer periodo y, aunque Saddler y Parakhouski pusieron de su parte para que el combinado bielorruso no se fuera del partido, pero sus esfuerzos fueron en vano, ya que no pudieron volver a ajustar el marcador en ningún momento del partido. Un dato a tener en cuenta es que no superó los 15 puntos en ninguno de los tres primeros cuartos, en parte gracias a la defensa exhibida por España.

3. Partido controlado y clasificación. Sí, en el primer cuarto la igualdad reinó prácticamente los 10 minutos. Pero solo fue un espejismo para los bielorrusos, ya que España se puso las pilas y controló todos los aspectos del campo. Se puso las pilas en defensa y no dejó ni que el rival corriera, ni que anotara fácilmente. Dominaron el rebote, movieron mucho mejor el balón y repartieron más del doble de asistencias. En cuanto a juego, fue un baño en muchos momentos del partido, en gran parte debido a la calidad superior de los jugadores españoles. Ahora les esperan otras tres selecciones, quizá más complicadas: Turquía, Ucrania y Letonia. 

Estadísticas de España (Foto: fiba/basketball.es)

Estadísticas de España (Foto: fiba/basketball.es)

Estadísticas de Bielorrusia (Foto: fiba/basketball.es)

Estadísticas de Bielorrusia (Foto: fiba/basketball.es)

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 11 meses
#Contenidos: 
585
Visitas: 
1,838,822
Comentarios: 
1,842

Comentarios

Este finde se ha jugado en Baracaldo un torneo U20 internacional. La S. España no ha estado bien y ha perdido contra Alemania y S. Euskadi . España tiene mucho fisico pero sus jugadores exteriores les falta tiro y tecnica. E. Vila intermitente y I. Rosa el mejor. Eskerrik asko a P. Laso por su implicacion dirigiendo al equipo vasco. Las estadisticas y videos pueden verse en www.basketbasko.nbn23.com.

Esto de las ventanas FIBA en un deporte tan profesional y saturado como el basket estaba claro que tendria pegas pero ha permitido que ,la mayoria de selecciones,den oportunidades a jugadores que no la tenian y España lo ha aprovechado muy bien y ademas ganando,6-0, que le pone facil la plaza de mundial. Luego en Sep. y Nov. y Feb. habra otras lindas ventanitas y veremos quien va y quien va al mundial Sep.-19 pero ,por ahora, la FEB y Scariolo lo estan gestionando bien.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar