Solapas principales

España se arma de valor para batir a Serbia y pasar a la final (71-66)

  • Ana Dabovic cometió dos faltas que pararon en seco la remontada de Serbia.
  • Ndour volvió a ser la máxima anotadora: 17 puntos.

1. La primera mitad de Silvia Domínguez y Anna Cruz; la segunda, de Nicholls y Ndour. En ese lapso de tiempo, entre el primer y segundo cuarto, las dos exteriores ofrecieron lo mejor de su baloncesto. Primero, la base de Perfumerías Avenida dio un clínic sobre cómo poner patas arriba en apenas dos minutos. Ese fue el tiempo que necesitó para anotar 8 puntos, dar una asistencia y hacer que el combinado nacional tomara una ventaja que mantuvo a lo largo de casi todo el partido. Anna Cruz, en el segundo cuarto, sacó su mejor versión para anotar a placer una y otra vez. En cuanto a Nicholls y Ndour, nada nuevo bajo el sol: eficacia, lucha, rebote y liderazgo en los momentos difíciles. Eso sin olvidar a Laia Palau y compañía, que lucharon como nunca para vencer a las anfitrionas.

2. Las faltas de Dabovic condenaron a Serbia. En plena remontada, cuando Brooks había conseguido lo más difícil -ponerse por delante tras ir por detrás todo el partido, la base serbia cometió una falta sobre Ndour. Y no solo eso, sino que posteriormente le dio un golpe que supuso la antideportiva. Es decir, 4 tiros libres y balón a menos a tres minutos para un rival que había sufrido un 4-14 de parcial. Aunque no se anotaron los 4 tiros desde el 4,60, ese golpe de efecto paró en seco la reacción liderada por Brooks e hizo imposible la remontada final.

 

 

3. La defensa volvió a ser clave. Se decía que, si se anotaban 70 puntos o más, era muy difícil perder el partido. Aun así, la defensa volvió a ser decisiva. Es cierto que Serbia anotó unos 40 puntos en la pintura, con Stankovic, Butulija y Brooks que se combinaron para acabar con 41 puntos, pero España tuvo la capacidad de dejar en 1 triple a las anfitrionas. Algo impensable a priori teniendo en cuenta el elenco de grandes tiradoras que tiene el combinado serbio, empezando por Petrovic. Nicholls, Anna Cruz, Queralt Casas, Ouviña... Todas aportaron su mejor versión para el pase a la final, que será el domingo a las 20:30 frente a una Francia que batió a Gran Bretaña por 63-56.

Desde el primer minuto, ya se vio de manera clara el planteamiento de ambas selecciones. Si el objetivo de España era correr y correr, el de Serbia era presionar toda la pista para dificultar el ataque español. Aun así, las españolas pudieron correr en más de una ocasión y, con Xargay como ejecutora, tomaron la primera distancia del partido. Después cogió el testigo Silvia Domínguez, que revolucionó el ritmo del encuentro desde su entrada a cancha: 8 puntos, asistencia a placer a Ndour y 21-11 al final del primer cuarto.

El segundo periodo empezó con dos canastas casi consecutivas de Stankovic, que hizo de la zona un lugar en el que exhibir sus fundamentos. España estuvo varias acciones sin poder anotar y Lucas Mondelo decidió sacar a Nicholls para revertir la situación, pero fue Anna Cruz quien se echó el equipo a la espalda. Con Serbia acechando, la exterior catalana anotó en transición en varias ocasiones para mantener la diferencia (31-24, min. 17). De nada les sirvió a las de Marina Maljkovic la cantidad de rebotes ofensivos que capturaron, porque no había quien materializara las acciones: Sonja Petrovic estuvo desaparecida y Brooks no tuvo su mejor día; solo Butulija parecía sostener al equipo. Así, el marcado al descanso fue de 37-30.

Después del paso por los vestuarios, Serbia continuó anotando en la zona, como en todo el partido, por medio de Stankovic. La pívot fue un quebradero de cabeza para la defensa española, a la que se sumó una Cristina Ouviña y una Anna Cruz que robaron balones y defendieron a las mil maravillas. Tras un intercambio de canastas en el que España anotó con tiros de media distancia y Serbia en la pintura, Serbia no pudo acortar la diferencia pese a los tiros libres, puesto que las de Lucas Mondelo tuvieron a Ndour y a Xargay como referentes en ataque. 58-50 al término del tercer cuarto.

 

 

Con el partido justo donde lo quería Serbia, España no renunció al planteamiento inicial y, fieles a su juego, mantuvo esa ventaja hasta la aparición de Brooks. Hasta el momento, ninguna de las mejores jugadoras del combinado anfitrión, no había hecho acto de presencia. Además, el acierto de Brooks vino precedido por una técnica a Mondelo y apretó el marcador antes de llegar a los minutos finales (62-59, min. 35). La remontada se culminó con el 62-64 gracias a la ala-pívot, que comendó un parcial de 4-14. Dabovic cometió una falta a Ndour y después la golpeó, por lo que le dio la oportunidad a la pívot senegalesa la oportunidad de anotar 4 puntos. Solo anotó 3 y en el saque, España perdió el balón (67-66, min. 38). En los dos últimos minutos, las defensas se impusieron a los ataques y los tiros libres decantaron el partido (71-66).

Estadísticas de España

Estadísticas de España

Estadísticas de Serbia

Estadísticas de Serbia

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 2 meses
#Contenidos: 
616
#Comentarios: 
1,925
Total lecturas: 
1,974,507

Comentarios

IMPRESIONANTE. Partidazo de los dos equipos jugando un basket de gran calidad,caracter y preparación y diria lo mismo ganando Serbia. Además España ganó superando la gran presión ambiental y arbitral sin perder el control,algo muy dificil y solo la técnica a L.Mondelo pero que resultó beneficiosa. Tambien es muy dificil mantener la decisión de correr con el reparto de cera que habia en el parket pero lo hicieron. España defendió los triples de Serbia y eso permitió su juego interior pero el caracter de este equipo nunca se esconde. Uno de los mejores partidos de basket fem. que recuerdo. P.D. En Baracaldo se está jugando un torneo preparación mundial U19 fem. entre España,Belgica,Ucrania y Euskadi. Varios cientos hemos podido seguir el torneo en directo y el partido senior en una gran pantalla. Las incidencias del U19 pueden verse en www.basketbasko.nbn23.com.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar