Solapas principales

#Eurobasket2017 Grecia elimina a Lituania al estilo griego (64-77)

Grecia ha conseguido clasificarse dando la sorpresa contra Lituania, quizá la principal favorita a llegar a la final por su lado del cuadro. Los helenos han jugado a lo griego: dominando el ritmo del partido en todo momento, reduciendo mucho las prestaciones de su rival y siendo duros física y mentalmente para solventar los arreones de los lituanos, que lo intentaron a base de calidad individual. Hay que recordar que Lituania llegaba como primera de grupo y con un juego brillante y efectivo tras la primera derrota, mientras que Grecia se clasificó en el último partido contra Polonia, que de ganar los habría dejado fuera.

  • Concentración máxima: Los helenos comenzaron el partido totalmente concentrados, olvidando que no habían mostrado su mejor cara en la fase de grupos. 100% en tiros de campo al minuto 5 con 15 puntos anotados, gran defensa coral, todo el mundo aportando, Papagianis (titular hoy) plantando cara e incluso ganando la batalla a Valanciunas hasta que cometió la segunda falta. Esto les llevó a acabar el primer cuatro 8 arriba. Aunque en el segundo no pudieron seguir con ese ritmo anotador, ya que sus jugadores no tienen tantos puntos en las manos, seguían dominando el tempo del partido. En la primera parte dejaron en 30 puntos a una Lituania que promediaba 85.2 antes de este partido y en 31 de eficiencia cuando su media era de 98.8. Grecia no perdió ese dominio del partido en ningún momento y mantuvo su dureza y concentración para superar los momentos en que las estrellas lituanas intentaron remontar a base de talento individual. Al final dejaron a sus rivales en 64 puntos y 70 de valoración de equipo.
     
  • Los lituanos intentan remontar a base de calidad individual: Grecia no dejo hacer a Lituania el juego de equipo que acostumbra, pero los de Adomaitis son jugadores de mucha calidad y no dieron el partido por perdido. Valanciunas impuso su fortaleza con 15 rebotes y en ataque sumó (13 puntos) cuando tuvo balones dentro de la zona, pero nunca se impuso en la ofensiva por la defensa inteligente de los griegos, que preferían dejar a Kuzminskas totalmente solo en el triple (hasta en 4 ocasiones, que solo aprovechó con un 2/6) o hacer faltas antes de que fuera acción de tiro (así evitaron al menos 6 puntos de Jonas). Kalnietis también lo intentó imprimiendo ritmo y con 11 puntos y 7 asistencias, pero la defensa griega también redujo su aportación habitual. El mejor de Lituania fue Kuzminskas, con 20 puntos, que lo intentó de todas las maneras, penetraciones, mates e intentando aprovechar los tiros librados que le dejaban los helenos cuando jugó de 4 abierto, pero su aportación fue insuficiente.
     
  • Oliver y Benji: O más bien Oliver y Tom Baker, que en baloncesto no hay porteros. Nick Calathes y Kostas Sloukas jugaron por momentos como en la famosa serie de dibujos animados: se pasaban el balón entre ellos, mareaban al rival, y acababan anotando en el último momento de la posesión. Como en el partido contra Polonia, los dos bases fueron el alma del equipo, con Sloukas haciendo el papel de escolta francotirador (21 puntos con 5/7 en triples) y Calathes el de director de juego (14 puntos y 6 asistencias). También hay que destacar el trabajo de Papanikolau durante todo el partido: 11 puntos, 6 rebotes, 2 asistencias, 1 robo y 1 tapón para 20 de valoración. Intendencia de la buena. Y cuando parecía que Lituania podía conseguir la remontada, apareció la figura de Bouroussis. El gran center griego que se va a jugar a China este año, que parecía en la recta final de su carrera y que no estaba a su nivel ni en la fase de grupos ni en el inicio de este partido, volvió a ser el de los grandes momentos. Sus 11 puntos fueron en los momentos claves y de todas las maneras: un triple, un dos más uno (aunque no metió el tiro libre), un aley oop y un uno contra uno ganándole la batalla a Valanciunas.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 1 semana
#Contenidos: 
1,286
Visitas: 
3,361,284
Comentarios: 
3,079

Comentarios

Menuda jornada, si hubiera sido una quiniela alguien se habría forrado: En octavos fuera Francia, Lituania (dos candidatas a medalla) y Finlandia, que había hecho un muy buen torneo hasta ahora.

Calathes le ha ganado la partida a Kalnietis sobre todo en lo que a pose y cabeza fría se refiere y tampoco es que haya tenido mucho relevo durante el torneo en un Mantzaris bastante ausente. Sloukas es tremendo, puede empezar mal que sabes que va a acabar apareciendo. El estorbo inicial de Papagianis, la intendencia de un Papanikolau que va a más tras un regreso pánfilo de NBA, y el momento canto de cisne de Bourousis. Con 4 cañas y un gran espíritu -todo hay que decirlo- Grecia avanza. Lituania desinflada, con un Mantas demasiado ansioso y emotivo como para ser el base cerebral que hubieran necesitado de haber ejercido Leckavicius su esperado rol de revulsivo. Un Motiejunas que solo se presentó en el intrascendental choque ante Alemania. Un Kuzma y Grigonis que hicieron lo que pudieron. Y un Valanciunas robótico incapaz de sacar ventaja a su privilegiado físico si no es a través del mismo giro de siempre, jugador que en poco le va a suponer un problema a Toronto encontrar equipo interesado en su traspaso. No es mucho mejor jugador que Pekovic para hacernos una idea, y defensivamente tampoco es que marque diferencias. Reflexión en Lietuva y un futuro cercano que acongoja.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar