Solapas principales

#Eurobasket2017 Grupo C (J2): Montenegro resucita y Bogdanovic sigue en racha

El grupo C arrancó con un Montenegro-Hungría que se decantó demasiado rápido. Los montenegrinos dieron una cara totalmente diferente a la de la primera jornada y se impusieron con claridad a una Hungría a la que le faltó carácter y anotación. En cuanto a España, poco que contar: segundo partido y segunda paliza de los de Scariolo con un Pau inconmensurable. Por último, Croacia no pasó mayores problemas para batir a Rumanía en un partido en el que la racha de Bogdanovic siguió viva para dar a su selección la segunda victoria en dos partidos.

MONTENEGRO 72-48 HUNGRÍA, por Borja Revert

  • ¿Y los puntos? A falta de 5:30 para finalizar el primer cuarto, el marcador reflejaba un marcador muy poco habitual para un Eurobasket: 2-2 y fallos constantes. Y no es que las defensas fueran las más intensas de la competición, ni las mejores, sino que este resultado tan raquítico se debió a los errores recurrentes en tiros, tanto liberados como punteados. Como dato estadístico, algo llama la atención: entre Vucevic, Rice, Hanga y Vojvoda se marcaron un 2 de 14 en tiros de campo. Al final del cuarto, 14-11. En los siguientes 10 minutos, Montenegro aumentó sus porcentajes con buenos triples de Djurisic y Pavlicevic, mientras que Hungría seguía sin encontrar la chispa y la contundencia con la que jugó la primera jornada. Y, a la conclusión del partido, 48 puntos para una Hungría que debe jugar mejor si quiere ganar a Rumanía.
     
  • Montenegro no se deja remontar. La derrota del día anterior no pesó en absoluto a los montenegrinos, que, lejos de seguir la línea de la primera jornada, fue de menos a más en cuanto a motivación y acierto. Hanga y Vojvoda pusieron de su parte para intentar ajustar en el marcador, primero con un triple del alero del FC Barcelona Lassa y después con un contraataque finalizado por el base de Hungría, pero los montenegrinos, con un buen balance de juego interior-exterior, fueron capaces no solo de mantener la ventaja, sino de aumentarla progresivamente. Más atrevidos, mejor circulación y más serios en defensa: así fue Montenegro.
     
  • Vojovda, Dubljevic y Vucevic, la cara; Hanga, la cruz. Por un lado, el base húngaro fue el mejor de su selección y el último que apuró las opciones aún en el segundo cuarto. Sus 20 puntos no sirvieron de nada, pero nos dejó un mate digno de estar entre las mejores jugadas de la jornada. Hanga, sin embargo, no ejerció de líder. Lo intentó una y otra vez, con sus conocidad penetraciones y dirigiendo a su selección en varios tramos del partido, pero no era el día de Hungría. Por otro lado, la dupla interior Dubljevic-Vucevic, algo errática en el primer partido, ha jugado a las mil maravillas e hizo lo que se le exigía desde un principio: dominar la zona. Si esta pareja se sabe complementar, será un rival a tener en cuenta en la fase final.

CROACIA 74-58 RUMANÍA, por Borja Revert

  • 4 minutos y 0-10 para Rumanía: algo no va bien. Baciu, Moldoveanu y Mandache ilusionaron a una grada que rugió con cada uno de sus puntos en esos primeros minutos. Croacia veía atónito cómo uno de los equipos con menos calidad del torneo le pasaba por encima sin poder poner remedio. Pero a Saric y a Bogdanovic no les acababa de parecer bien lo que estaba ocurriendo en la pista, así que se pusieron el mono de trabajo e igualaron a 10 el marcador en los siguientes 4 minutos. Y no se quedaron ahí, sino que a través de una defensa mucho más intensa y un Bogdanovic inspirado (9 puntos en el primer periodo), los croatas abrían una brecha importante ya en el primer cuarto.
     
  • El recital de Bogdanovic. Se podría discutir si es el mejor alero de la competición, pero en estos dos partidos nos ha dejado actuaciones dignas de mención. Produce todo lo que se le pide y más, aportando puntos y cargando de faltas a su rival. Esta tónica no cambió en la segunda jornada, donde fue el más importante en la reacción de una Croacia que gozaba de una ventaja considerable al descanso. Sin duda, es el jugador más determinante de esta selección y el que debe guiar a su equipo a la segunda -o primera- plaza del grupo. Tuvo la explosión en el primer cuarto, pero mantuvo su aportación hasta que se sentó en el banquillo.
     
  • Rumanía, mal en el triple y Moldoveanu se activó tarde. Hubo dos momentos en los que Rumanía pareció acercarse y romper la barrera psicológica de los 10 puntos en el tercer y último cuarto, pero la sensación era de que la brecha era mucho mayor. La estrella del equipo, Moldoveanu, llevaba un 2 de 10 hasta que llegó el último cuarto, y apartir de ahí remontó el vuelo. La parte negativa es que su reacción llegó tarde y no le acompañó nadie; si en la primera parte era Mandache quien tomaba las riendas del equipo en puntos, rebotes y asistencias, en la segunda parte Moldoveanu no pudo él solo intentar meter miedo a Croacia. A cada intento, respuesta croata. Y así fue hasta el 74-58 final.

REPÚBLICA CHECA 56-93 ESPAÑA

CRÓNICA DEL PARTIDO REPÚBLICA CHECA-ESPAÑA, por Irlentz Quiñones.

CLASIFICACIÓN

PRÓXIMA JORNADA

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 7 meses
#Contenidos: 
649
Visitas: 
2,115,325
Comentarios: 
1,995

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar