Solapas principales

#Eurobasket2017 Ucrania no es rival para la Eslovenia de Doncic y Randolph

Con un inicio fulgurante de Doncic (7 primeros puntos de su equipo), Eslovenia dejó claro a Ucrania que el partido no iba a tener mucha historia. Sin necesidad de hacer faltas (la primera personal a falta de 20 segundos), se fueron con 9 de ventaja tras los primeros diez minutos.

El segundo período fue el que rompió el duelo definitivamente, con un gran Randolph, que por fin vio el aro grande en este torneo, gracias a su típico tiro de media distancia y un par de triples (42-27 al descanso).

Poca historia más a partir del descanso: diferencias en aumento, lucimiento esloveno y frustración ucraniana. Randolph siguió anotando desde lejos, afinando su mirilla de cara a los ¼ de final (12 puntos en el 3º período).

Slovenia v Ukraine - Highlights - Round of 16 - FIBA EuroBasket 2017

Chico para todo: Es llamativo que un chaval de 18 años sea capaz de acaparar tanta atención, pero es que Luka Doncic está llamado a escalar las cimas más altas del baloncesto europeo y mundial. Ante Ucrania se encargó de dominar el partido a su antojo y a punto estuvo de hacer un triple-doble. Con un flojo Dragic, tomó la responsabilidad de su equipo hasta que le relevó un (por fin) un inspirado Anthony Randolph. El Golden Boy terminó con 14 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, en menos de 24 minuos, además de la sensación de llevar la batuta y controlar el ritmo de su equipo. Sigamos disfrutando de la última gran erupción del basket europeo.

Sin armas no hay disparos:  Ucrania tiene pocos mimbres a los que agarrarse. Tuvo un gran premio metiéndose en Octavos a costa de Georgia, pero ya llegaban muy justitos. Para tener una mínima opción ante Eslovenia necesitaba que sus pocas armas estuvieran más que acertadas, y sucedió todo lo contrario. Su máximo estandarte durante el torneo, el pívot Pustovyi (promediaba casi 18 puntos) estuvo sin anotar hasta el último cuarto, con una desventaja ya de 30 puntos, y eso convirtió a los suyos en un barco sin timón. Nunca hubo posibilidad de milagro.

Llegó el gran Randolph: Por lo visto andaba aclimatándose el bueno de Anthony. Probablemente, antes del torneo apenas conocía a unos pocos de sus compañeros (recordemos que debutó con la selección junto a Doncic en el pre-europeo), y en los primeros partidos se le vio confuso y desacertado. Hoy, sin embargo, salió entonado y en cuanto Luka bajó un poco el listón, tomó el testigo y comenzó a sentirse cómodo y anotar desde fuera, aprovechando la floja defensa ucraniana. Al final, 21 puntos con buenos porcentajes (3 de 3 en triples). Será fundamental para las aspiraciones eslovenas que sus estrellas aporten conjuntamente: con Doncic, Dragic y Randolph, la gloria no está tan lejos.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 3 meses
#Contenidos: 
268
#Comentarios: 
833
Total lecturas: 
958,532

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar