Solapas principales

Zeljko Obradovic seguirá un año más con Panathinaikos (foto FibaEurope)

Euroleague 2010-11: Guía de Rivales - Panathinaikos

  • Año I sin Spanoulis. El pentacampeón de Europa quiere levantarse, después del estrepitoso fracaso la pasada temporada, cayendo en el TOP16 ante rivales como Regal FC Barcelona, Maroussi o Partizan de Belgrado

Dorsal Nombre Nacionalidad Posición Altura Año Nac.
- SATO, ROMAIN Central Africa Republic Forward 1,94 1981
- VOUGIOUKAS, IAN Greece Center 2,11 1985
- KAIMAKOGLOU, KOSTAS Greece Forward 2,04 1983
- BOGRIS, GIORGOS Greece Center 2,08 1989
- MARIC, ALEKS Serbia Center 2,11 1984
5 TEPIC, MILENKO Serbia Guard 2,02 1987
7 PERPEROGLOU, STRATOS Greece Forward 2,03 1984
8 BATISTE, MIKE USA Forward 2,04 1977
9 FOTSIS, ANTONIS Greece Forward 2,09 1981
11 NICHOLAS, DREW USA Guard 1,93 1981
12 TSARTSARIS, KOSTAS Greece Forward 2,09 1979
13 DIAMANTIDIS, DIMITRIS Greece Guard 1,96 1980
15 CALATHES, NICK Greece Guard 1,98 1989

 

Nuevos tiempos en Atenas. Tras la marcha de Vassilis Spanoulis al eterno rival y Pekovic rumbo a Minnesota, el equipo dirigido por Zeljko Obradovic vuelve a la Euroliga dispuesto a recuperar el crédito perdido la pasada temporada, al caer eliminado en el grupo E del TOP16. Con dos victorias y cuatro derrotas, la tercera posición no fue suficiente para pasar a la ronda de Playoffs. El gran beneficiado fue el Partizan, que cuajó una excelente participación durante todo el torneo, adelantando a los helenos con total merecimiento. 

La segunda decepción vino en la final de Copa, al perder ante el Olympiakos de Papaloukas, Boroussis y Linas Kleiza. El único consuelo para los atenienses fue la consecución de la Liga griega, venciendo en una accidentada final por 3-1 a los del Pireo. Los hombres de Giannakis acababan de perder la Final Four de Paris ante un intratable Regal “Barça”.

Una vez más, los verdes mantienen el bloque de temporadas anteriores, sumado a cuatro incorporaciones que tienen que dar el salto de calidad que Zeljko espera. El objetivo es claro: enmendar errores del pasado con una plantilla equilibrada y llena de talento. A la llegada de dos estrellas como Aleks Maric (Partizan) o Romain Sato (Montepaschi), se añaden las de Kostas Kaimakoglou (Maroussi) y Ian Vougioukas (Panellinios), dos de los mejores nacionales la pasada temporada en la A1.

10516_0.jpg

Zeljko Obradovic seguirá un año más con Panathinaikos (foto FibaEurope)
La experiencia es un grado

La reestructuración de la plantilla es un hecho, con la salida de hombres tan importantes como Spanoulis, Jasikevicius y Nikola Pekovic. La marcha del pívot montenegrino era conocida antes de finalizar la temporada, mientras que el rendimiento del base lituano no estuvo a la altura de las expectativas. La sorpresa llegó con el adiós de uno de los máximos estandartes: Spanoulis aceptaba la oferta del Olympiakos y el escolta pasó de héroe a villano en cuestión de días. La guerra entre los dos “grandes” no ha hecho nada más que empezar.

El equipo, a pesar de las bajas, sigue contando con parte de la columna vertebral que consiguió el cetro continental en Berlín hace dos temporadas:

Es el momento de Dimitris Diamantidis, el capitán (30 años). El griego tiene que coger la responsabilidad y erigirse como el líder del equipo, tanto a nivel defensivo como ofensivo. Tras la marcha de Spanoulis, la capacidad anotadora del Panathinaikos puede bajar hasta cotas alarmantes, “3D” ha de dar un paso al frente y ser una de las opciones más claras en ataque, calidad no le falta. La defensa seguirá siendo su gran ventaja respecto a sus rivales.

Otro que tiene que hacerse valer es el veloz Drew Nicholas (29 años). Su tercera temporada en la capital helena ha de ser la confirmación de un jugador letal en ataque, aportando puntos con su plástica mecánica de tiro. El estadounidense sabe que puede ser una pieza importante en el esquema de juego ¿Aprovechará la oportunidad tras la llegada de Romain Sato?.

El tercero en discordia es Milenko Tepic (23 años), al serbio se le sigue esperando en el OAKA, hombre de confianza para Zeljko Obradovic en las rotaciones; Esta temporada tiene que mejorar sus prestaciones, en Turquía dejó alguna que otra pincelada.

La esperanza en el puesto de base es el internacional Nick Calathes (21 años), que tras completar un buen Mundobasket sigue su evolución como catalizador, siendo una clara apuesta de futuro.

21792_0.jpg

Diamantidis estuvo soberbio ante el Olympiacos (Foto: paobc.gr)
En el puesto de alero aparece el habilidoso Stratos Perperoglou (26 años), que sigue siendo el recambio favorito del entrenador serbio. Junto a Calathes, es otra firme realidad que tiene que empezar a evolucionar, si no quiere ver como los recién llegados le quitan minutos de juego en la rotación. Uno de los aspirantes a coger el relevo de Spanoulis a la hora de penetrar hacia canasta, es uno de los especialistas del equipo en esa faceta. Su tiro exterior es otra de sus virtudes.

En la posición de pívot encontramos a Mike Batiste (33 años). Tras un verano lleno de rumores haciendo referencia a su posible marcha, el pívot dejó claras sus intenciones al renovar por tres temporadas más. El estadounidense es uno de los hombres referencia junto a Diamantidis; un jugador que marca las diferencias con una combinación espectacular de juego de cara y de espaldas que pocos jugadores tienen en Europa.

Le acompaña un jugador que puede generar muchos espacios a Maric, hablamos de Antonis Fotsis (29 años). Su juego de cara, combinado con un buen juego de espaldas al aro hacen del ex madridista uno de los jugadores más versátiles de la plantilla. El relevo se basa en la figura de otro internacional, Kostas Tsartsaris (31 años), un 4-5 que se mueve de forma notable por la pintura, aportando parte de sus puntos desde la zona exterior, además de ser un buen defensor.

Sustitutos de garantías

10485_0.jpg

Sato lanza en suspensión (foto: FM)
Mismo equipo, misma posición. Al igual que pasó con Pekovic, el fichaje estrella de esta temporada, es el que el año pasado fue el verdugo del conjunto verde, no le tembló la mano a la hora de mandar fuera de la competición al que ya sabía que iba a ser su nuevo equipo. Hablamos obviamente del ex jugador del Partizan Aleks Maric (25 años / 2’11 cm). El australiano fue uno de los mejores de la competición la temporada pasada, promediando catorce puntos por encuentro. Una fuerza de la naturaleza que, sin ser técnicamente un fuera de serie, es un gran reboteador y a la vez un jugador muy contundente cerca del aro: machacar la canasta contraria es su prioridad.

Inmediatamente después, la directiva sacó el talonario y lanzó sus redes sobre una de las piezas más codiciadas el pasado verano en el “mercatto”: el centroafricano Romain Sato (1’94/29 años). Tras ganar prácticamente todo con el Montepaschi Siena, el alero promedió en la pasada edición de la Euroliga 13 puntos, 5 rebotes y 1 robo por encuentro; todo un seguro para el perímetro. Destaca por tener un gran porcentaje desde la línea de tiros libres (85%), aunque en España es conocido por su infructuosa etapa en el FC Barcelona. Otra fuerza de la naturaleza al servicio del espectáculo y la eficacia exterior.

El producto nacional lo forman el ex jugador del Panellinios Ian Vougioukas (2,11 cm/25 años) y el ex jugador del Maroussi Kostas Kaimakouglou (2,04 cm/27 años), dos jugadores que han pasado por todas las categorías inferiores del combinado nacional, hasta llegar finalmente a la selección absoluta. Los trece puntos por encuentro promediados por cada uno en la Liga griega han sido motivo suficiente para abordar estas dos incorporaciones. El primero quiere seguir creciendo bajo la batuta del entrenador más laureado del viejo continente, mientras que el segundo ya es un fijo en la selección, posee una gran destreza al lanzar desde más allá de 6.25.

El presidente del club, (Pavlos Giannakopoulos) es consciente de la dificultad de enfrentarse este año a equipos como Power Electronics Valencia (Campeón de la Eurocup), Efes Pilsen, Armani Jeans Milano , Unión Olimpija o CSKA de Moscú; pero está confiado en las posibilidades que hay para volver a la próxima Final Four. Un reto más para Zeljko Obradovic, que tendrá que buscar alternativas a las virtudes que siempre dejaban sobre la pista Pekovic y Spanoulis. El Panathinaikos será, una vez más, un hueso duro de roer.

Volver a la Guía de Rivales

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
10 años 8 meses
#contenidos: 
167
#Comentarios: 
1,118
Total lecturas: 
974,867