F4 Euroliga Femenina: Lyttle destroza a Ros y Halcón Avenida se jugará la Euroliga con el Spartak

Solapas principales

  • Halcón Avenida volvió a ganar a Ros Casares, por cuarta vez esta temporada y se cuela en la final de la Euroliga. En frente el Spartak, que dio la sorpresa al imponerse al conjunto anfitrión, el UMMC Ekaterinburg

Ciudad Ros Casares 49 - Halcón Avenida 61

30974_0.jpg

Silvia Dominguez (foto: fibaeurope.com)

30975_0.jpg

Lyttle reinó frente a Ros (foto: fibaeurope.com)
No hay peor cuña que la de la misma madera. Y no es sólo un dicho popular, es la situación que está viviendo este curso el Ros Casares, que tras remodelar su plantilla el pasado verano, son algunas de las ex, las que más daño le están haciendo. Hoy también fue así aunque entre tanta venganza fue Sancho Lyttle la que más brillo con 17 puntos y 11 rebotes.

Y es que el partido comenzó muy de cara para el equipo salmantino, un parcial de inicio de 2-9 que ponía nervioso a Ros y empezaba a vislumbrar fantasmas del pasado. Sin embargo, Douglas y Brunson se pusieron el mono de trabajo y dispuestas a mancharse las manos comenzaron a trabajar, de lo suyo, a meter canastas, hasta darle la vuelta al marcador, 12-11 a falta de 3.30 para el final del primer cuarto. Las espadas estaban en todo lo alto y Halcón Avenida se daba cuenta de que esta vez no iba a ser fácil doblegar a las valencianas. Con la canasta final de Montañana, el marcador se apretaba al máximo, 15-14 al final del primer parcial.

Pese a que Ros se mostraba más cómodo sobre el parqué, la ventaja pronto volvería a ser para el equipo charro, la falta de aportación de las jugadoras de banquillo taronja empezaba a pesar como una losa. En el bando rival, por contra todas anotaban, con especial atención a Lyttle, que hacía fácil lo difícil y situaba al Halcón de nuevo por delante en el ecuador del segundo cuarto, 22-24. Ros se mantenía vivo gracias al trío anotador, Brunson-Vesela-Douglas que hacían lo que podían para no perder comba. Al descanso era suficiente, 29-28 para las valencianas. 27 puntos entre las tres anteriormente mencionadas.

A la vuelta de vestuarios se mantuvo la igualdad durante los primeros instantes. De hecho, fue Ros Casares quien golpeó primero, con un parcial de 7-3 que parecía volver a inquietar la sobriedad de Lucas Mondelo en el banquillo del Halcón. Incluso Lawson pareció despertar para anotar un triple, 39-36, que por contra supuso el final de las esperanzas de Ros Casares. Faltaban cinco y medio para el final del tercer cuarto y desde ese momento hasta el final del cuarto no volverían a anotar. Era el momento para De Souza, cuya motivación extra la llevaba en volandas a anotar una y otra vez. Finalmente y con la canasta de Torrens sobre la bocina y con un tiro un tanto acrobático, la ventaja salmantina era de siete, 39-46.

Tres puntos consecutivos de Brunson volvían a meter a las taronjas en el partido, 42-46 pero de nuevo el parón en la anotación las acabaría condenando, otros tres minutos sin lograr encestar frente a Halcón Avenida no son un buen augurio y las charras aprovecharon la tesitura para volver a irse en el marcador, esta vez de forma definitiva, 42-53. De ahí hasta el final, poco más, Halcón Avenida aguantando su renta y Ros desesperándose ante otra oportunidad perdida. Tan sólo los problemas con el reloj animaron unos últimos minutos en los que todo había quedado sentenciado. Al final 49-61 y Halcón Avenida será quien se juegue la Euroliga frente al Spartak.

En cuanto a las mejores, se impuso la calidad de Lyttle (17 puntos, 11 rebotes), la motivación de De Souza (8 puntos, 11 rebotes) y el talento de Torrens (12 puntos, 5 rebotes), en el juego coral de Halcón Avenida. Por parte de Ros, tres y sólo tres fueron las jugadoras que aportaron, Brunson (15 puntos, 7 rebotes), Douglas (15 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 4 robos) y Vesela (9 puntos, 6 rebotes).

Spartak Moscu 54 - UMMC Ekaterinbug 43

30973_0.jpg

Korstin (foto: fibaeurope.com)
Jugar en casa es un arma de doble filo y hacerlo ante el vigente campeón de la Euroliga, lo es más aún. Así lo demostró el partido que disputaron Spartak de Moscú y UMMC Ekaterinburg, tercer enfrentamiento de esta temporada y el primero que se lleva el equipo de la capital, un duelo que se decidió desde los banquillos y ahí Chapman, fue más lista que su rival.

No fue un partido vistoso y los primeros instantes dictarían el camino que iba a seguir el resto del encuentro. Muchas imprecisiones y máxima igualdad para abrir la F4 de 2011. Mientras el equipo local, Ekaterinburg encontraba a su dúo francés Gruda-Dumerc, Spartak tiraba de la veteranía de McWilliams para no dejar marchar a su enemigo. El electrónico se mantuvo estático durante prácticamente dos minutos, hasta la aparición de Parker, que con seis puntos en un suspiro ponía a uno al UMMC al final del primer cuarto, 15-14.

En el comienzo del segundo pareció que las anfitrionas podían romper el partido, con un parcial de 0-8 que ponía el marcador en 15-22 y que no encontraba más respuesta que la de Taj McWilliams, que seguía tirando de su equipo para mantenerlo vivo en el encuentro. Tras una fase de anarquía y cuatro minutos sin canastas por parte de ninguno de los dos equipos, Spartak seguía vivo aunque tocado, y la ventaja del UMMC empezaba a ser preocupante, 19-27 a falta de menos de un minuto para el descanso. Era el momento para la aparición de Korstin, que con una canasta y un tiro libre lograba seguir en el partido al descanso, 22-27.

De nuevo comenzaba golpeando en la reanudación Ekaterinburg, hasta el 22-31. En ese momento el partido dio un giro radical. Spartak se puso en zona 2-3, aumentando la intensidad y ahogando cada intento de anotar de su rival, tanto es así, que logró mantener a su rival sin anotar en juego durante el resto del cuarto, más de ocho minutos, logrando un parcial de 15-1, en el que aparecieron las secundarias del conjunto moscovita, Kuin y Milovanovic, dándole la vuelta al marcador con tan sólo diez minutos por jugar, 37-32.

En el último, poco más de lo mismo. Ekaterinburg se mostraba incapaz de superar la defensa rival, bien por falta de ideas o bien por falta de acierto, y Spartak empezaba a disfrutar viéndose por delante en el electrónico. Así, no hubo opción para el UMMC que un año más se queda fuera de la gran final, este año con el agravante de ser el anfitrión. Al final un 54-43 más cómodo de lo esperado para el equipo de la capital, que ya espera rival.

Entre las mejores, destacar la actuación de Prints (13 puntos, 7 rebotes), McWilliams (11 puntos, 10 rebotes) y la inesperada Milovanovic (12 puntos, 7 rebotes) por parte del Spartak. En las filas del UMMC Ekaterinburg, tan sólo la calidad de Parker (11 puntos, 9 rebotes) y la veteranía de Stepanova (9 puntos, 9 rebotes).

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 2 meses
#Contenidos: 
655
Visitas: 
3,029,549
Comentarios: 
2,931

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar