Solapas principales

Facundo Campazzo dirige la maquinaria blanca para seguir de dulce (76-67)

  • El base argentino finalizó con 7 puntos, 12 asistencias y 3 robos
  • Vladimir Micov, con 22 puntos, muy solo en el apartado anotador milanés
  • Armani Milán desperdició una ventaja que alcanzó los 13 puntos

Uno de los partidos más atractivos que podemos disfrutar en la presente edición de la Euroliga llega en la jornada 14 al WiZink Center. Sergio Rodríguez y Ettore Messina vuelven a la que fue su casa, en ésta ocasión en el bando de un Armani Milán (7-6) que buscará engancharse a los, de momento, clasificados a la siguiente fase de Euroliga. Frente a ellos tendrán a uno de los mejores equipos de la actualidad, en plena dinámica progresiva y en segunda posición, con 10 victorias por 3 derrotas en las primeras jornadas.

Ettore Messina consiguió sembrar dudas al Real Madrid durante la primera parte. Como mencionamos en el resumen, Pablo Laso y Ettore Messina llevaron a cabo un duelo estratégico en la primera parte. El técnico italiano quiso llevar la batalla a su terreno, al ámbito físico. En defensa, buscó cerrar espacios, impedir el movimiento fácil de balón por parte del conjunto blanco, y evitar ocasiones cómodas para su rival. En ataque, su 1/3 en triples y 16/25 en tiros de dos refleja que fue predilecto por el juego físico, buscar las ventajas en el uno contra uno, con Vladimir Micov (13 puntos al descanso), como líder en el apartado.

La falta de consistencia da vida a los de Laso en el tercer cuarto. Tras ventajas superiores a los 10 puntos, el conjunto milanés acusó el desgaste físico de la primera parte para rebajar su rendimiento en defensa, permitiendo al Real Madrid correr la transición y progresar en su fluidez ofensiva, cuando estaba sufriendo con los ataques estáticos. Llegaron a besar la lona, y dieron aire a un Real Madrid asfixiado.

Facundo Campazzo dinamitó el partido desde el pase y la dirección. Cuando das aire a un equipo como el Real Madrid, en su cancha, son las consecuencias que provocas. El base argentino ha dado un auténtico clínic en dirección de juego y en organización, fundamental para dar la vuelta al marcador y tendencia de la primera parte para dar una nueva victoria a los suyos.

Desde el comienzo del partido, Ettore Messina buscó jugar con grandes torres, poner centímetros en la zona que traten de sacar de su zona de confort a Eddy Tavares. Kaleb TarcewskiVladimir Micov se encargaron de ello, pese a que es difícil sacar al pívot de Cabo Verde del choque. Ambos tomaron los primeros instantes del partido para medir sus fuerzas, donde ambos equipos encuentran problemas con las faltas, fruto de las imprecisiones. Un Armani Milán muy serio sobre la cancha estaba haciendo méritos para que el Real Madrid no sea capaz de abrir el campo ni desplegar su juego.

Fue cuando la triangulación tras la entrada de Rudy Fernández comenzó a carburar, y encontraron espacios abiertos para Anthony Randolph, quien anotó dos triples al final del cuarto. La aparición en escena de Sergio Rodríguez sirvió para mantener el volumen anotador de su equipo, quien dependía en mayor medida del talento individual, sirviendo para irse por delante del juego colectivo del Real Madrid (18-21).

El parqué del WiZink Center se convirtió en un tablero de ajedrez entre Messina y Laso. El italiano comenzó el partido con el "Chacho" en el banquillo, a lo que el entrenador blanco contestó con Taylor en el banquillo, y saliendo a pista siempre que el canario salía al juego. De momento, la partida estaba siendo del conjunto italiano. El dominio del rebote por parte de Armani Milán le está permitiendo contar con más posesiones, sin necesidad de recurrir al triple. Micov lideraba la faceta anotadora, aprovechando que los líderes en dichas estadísticas no salieron a actuar por el momento. La gran capacidad física de los italianos propició a alcanzar la máxima (24-37) a mitad del segundo cuarto.

El nivel defensivo de Armani Milán cerraba espacios e impedia al Real Madrid jugar con fluidez, atascándose durante gran parte del cuarto. Precisamente, el Real Madrid sufría en defensa por la desventaja física, especialmente con un Vladimir Micov que buscaba emparejarse con Jaycee Carroll y anotando con facilidad. El conjunto de Pablo Laso está sufriendo más de lo habitual, y se marcha por detrás en una desgastada primera parte (30-39).

El Real Madrid trató de igualar el pulso con Armani Milán desde la defensa como base. Una progresión en la intensidad defensiva, limitando las situaciones de dos contra dos de Sergio Rodríguez y Luis Scola, permite al Real Madrid correr la transición y sentirse más cómodos en pista. La aparición de Facundo Campazzo desde la dirección e intensidad, y un Anthony Randolph que abrió el frasco de los puntos, saliendo al rescate a base de triples, acercaron al conjunto de Pablo Laso hasta igualar fuerzas. 

La inercia de Armani Milán es decreciente, todo partiendo desde la disminución de intensidad defensiva, dando coba a un Real Madrid que no perdona dos veces, y provoca que haya un nuevo partido en los últimos instantes del tercer cuarto. Los de Laso aumentaron la presión sobre las líneas de pase, y el conjunto milanés se estaba comenzando a atascar ante el entramado blanco.

El Real Madrid domina la fluidez y transición, pese a que Armani Milán siga siendo dueño del rebote. Los italianos dan baza a los de Laso, y éstos aprovechan la situación para dejarles en la lona. Pese a ello, siguen vivos y todo se decidirá en la batalla del último y definitivo cuarto (54-52).

Los de Pablo Laso salieron igual de eléctricos al último cuarto. Aprovecharon las ventajas creadas por Nico Laprovittola, y comenzaron con un 4-0 de parcial que Messina cortó de raíz. Están creando espacios abiertos y siguen con un buen movimiento de balón que está dando un ritmo y sensación muy diferente al de la primera parte. 

Fue cuando Vlado Micov quiso llevar la guerra por su cuenta. Con tres triples de manera consecutiva, tiraba del carro de Armani Milán para no descolgarse del partido. No estaba siendo sencillo, puesto a que el Real Madrid estaba apretando como un rodillo. Pero Facundo Campazzo lideró el partido desde el pase y la dirección. Metieron una marcha más en defensa, y ofensivamente el base argentino se encargó del resto.

Armani Milán les da espacio al comienzo de la segunda parte, y están sufriendo las consecuencias. No puedes permitir ni un segundo de oxigeno a un equipo con ADN ganador, y cuya cancha es un fortín, manteniendo dicha categoría una semana más durante lo que llevamos de temporada, tanto en Euroliga como ACB. Partido de casta, y las sensaciones del conjunto de Pablo Laso en la competición internacional es cada vez mayor. 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 mes
#Contenidos: 
115
#Comentarios: 
251
Total lecturas: 
187,425

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar