Solapas principales

Fenerbahçe Beko, el titán otomano dirigido por Itoudis y Calathes

Consulta nuestros Pronósticos gratis de Euroliga aquí

ITOUDIS Y CALATHES, el combo perfecto

Dimitirs Itoudis llegó a Estambul para comenzar un proyecto ganador desde de cero. Tras una estampa de reconstrucción y de cambio de ciclo, dejando a Nando de Colo y Jan Vesely en el recuerdo, el Fenerbahçe ha reunido las piezas necesarias para dar miedo en Europa. Itoudis, pupilo de Zeljko Obradovic, sabe lo que es manipular a pesos pesados del baloncesto europeo. Tras una sequía de ocho años, el técnico logró ganar dos Euroligas con el CSKA de Moscú, algo que Ettore Messina no consiguió. Ahora, el reto está en conseguirlo con el Fenerbahçe -equipo con el que ha logrado las 200 victorias en Euroliga- y el camino que se está llevando en el equipo otomano es el correcto.

Cada pieza juega un papel importante en la cancha y todo empieza y por la cabeza del equipo: Nick Calathes, que vuelve a jugar para Itoudis once años después, desde su etapa en el Panathinaikos. No es casualidad que el buen hacer del conjunto otomano renazca tras la llegada del griego a Estambul. El equipo encabeza o está entre los mejores en casi todos los aspectos ofensivos del juego siendo capitaneados por Calathes. El base promedia 6.1 asistencias (5º en Euroliga) y el equipo lidera la competición en eficiencia ofensiva (123.1 puntos por cada 100 posesiones). El heleno maneja un ratio de 2.4 asistencias por cada pérdida de balón, algo al alcance de pocos. 

CADA JUGADOR ENTIENDE SU PAPEL

Debería ser muy sencillo juntar a varias estrellas en un mismo equipo y empezar a ganar partidos, pero este pensamiento dista mucho de la realidad. Ha habido y habrá muchos casos de súper proyectos que no han tenido buenos resultados. Sin embargo, el equipo turco ha sabido distribuir funciones para cada jugador y estos han respondido de manera excelente a la hora de desempeñar sus tareas.

En Scottie Wilbekin y Carsen Edwards hay puntos por castigo. El primero es el segundo máximo anotador del equipo y no necesita carta de presentación tras su paso por Maccabi. El segundo,  más irregular, pero ha tenido buenas actuaciones puntuales. Tanto es su generación propia de tiros y volumen que tiene un uso del 27% y el 93% de sus tiros de 2  y el 44% de los triples son sin asistencia previa

Marko Guduric y Melih Mahmutoglu son complementos ideales en el 'backcourt'  que cualquier aspirante querria en su equipo. El serbio aporta solidez, físico y experiencia en la línea exterior, mientras que el turco es la amenaza constante desde el triple. Su función es muy clara y la ejecuta con la mayor eficiencia posible. Ostenta un 47.8% de acierto en triples, de los cuales el 91% de ellos son asistidos. El alero espera en la esquina y dispara, con un 66.7% de efectividad desde esa zona. Un especialista en el triple que, de 10 lanzamientos, 8.5 son desde el más allá de la línea. Un dato escalofriante sobre Mahmutoglu es, que con él en pista, el equipo tiene un 'Rating Ofensivo' de 150.8 puntos.Veremos si el turco juega mas minutos y si Nemanja Bjelica aporta lo mismo desde una posición interior en su regreso.

Nigel Hayes y DyShawn Pierre, uno por dentro y otro por fuera, aportan el físico y la contundencia necesarios en un equipo que, si quiere ganar, debe enfrentarse a los mayores portentos de Europa. El primero, que pasó por el Barcelona la temporada pasada ya juega como un veterano de la Euroliga, ha sorprendido con su rendimiento y está entre los cuatro jugadores del Fenerbahçe que rebasan los dobles dígitos en anotación de promedio, con 11.5 puntos y un 43.2% en triples

Si hablamos de físicos no nos podemos olvidar de Johnathan Motley, ni de Tonye Jekiri. Ambos han traído una revolución física interior y han hecho olvidar, salvando las distancias, lo que aportaba Jan Vesely. Motley lidera al equipo en anotación (13.8) y en rebotes (5.3), habiendo cuatro jugadores que están más tiempo en pista que él de media.

LOS FICHAJES HAN ENCAJADO

Son jugadores experimentados, de rendimiento inmediato, que pueden no haber jugado juntos pero por su longevidad en la competición, se conocen perfectamente, explotando los puntos fuertes y reforzando los aspectos más débiles de cada uno. Un mega proyecto en el que, por el momento, todos viven en simbiosis y tienen su propio espacio para brillar. Incluso en el caso de Marko Guduric, del que parecía que se podría prescindir más con la llegada de Wilbekin y Calathes. El serbio es el tercer máximo anotador del equipo y ha sido providencial en algunas victorias europeas.

Una plantilla con entrenador y cuerpo técnico nuevos, doce jugadores incorporados en verano, con nombres muy relevantes, pero que se han mudado a Estambul con el objetivo claro de ganar la Euroliga, sin egoismos ni individualidades. Y cuando las hay, para más inri, les sale bien. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
309
#Comentarios: 
138
Total lecturas: 
363,687