Solapas principales

Grupo B (J1): Campazzo lidera con orgullo, Croacia respira y Grecia se dosifica

  • Croacia respira entre aullidos filipinos (81-78)
  • Partido de líder de Andrey Blatche: 28 puntos, 12 rebotes... y 7 pérdidas
  • Orgullosa paliza Argentina (75-98)
  • Senegal, Dieng (21+14) y poco más para Grecia (87-64)
  • MVP: Kostas Kaimakoglou (20+8+2) con 27 puntos de valoración

GRUPO B

RESULTADOS J1

  • CROACIA (1-0) - FILIPINAS (0-1): 81-78
  • PUERTO RICO (0-1) - ARGENTINA (1-0): 75-98
  • GRECIA (1-0) - SENEGAL (0-1): 87-64

Croacia respira entre aullidos filipinos (81-78)

LA CRÓNICA:

Llegó para pisar Sevilla. Si Croacia tuvo un verdadero rival en este primer partido no fue tanto Filipinas como su afición, insistente hasta lo omnipresente y con los pulmones bien cargados. Desperezándose todavía, guiados por Saric, los croatas tuvieron que moverse bajo una auténtica lluvia de aullidos que no encajaba con lo que su rival mostraba en la pista. Los tiros apenas llegaban el aro, Blatche no se encontraba, pero sus seguidores se encendían con sólo verlos tocar un balón; y mientras tanto Bogdanovic, a golpe de muñeca, ponía tierra de por medio (15-04). 

Lentamente, pero con la seguridad de quien encara a un rival que anota 4 puntos en los primeros siete minutos. Así se estrenaba Croacia. A base de insistir, Pingris Dalistan encontraron un hueco hacia canasta y maquillaron el marcador mientras Saric, muy superior en sus entradas, seguía a lo suyo. El marcador al final del primer cuarto ya era claro: 23-09. Los de Repesa vieron que lo tendrían fácil y entre tanto se les escapó Pingris para colarse bajo el aro y levantar los ánimos de su equipo (26-15). Esto bastó para que volvieran los aullidos, tiro tras tiro y sobre todo rebote tras rebote de la pareja de torres, Blatche-Fajardo, que en este aspecto cumplían con facilidad. Seguía faltando artillería, así que Blatche empezó a mandar y comandar ataques que terminaban con sus propias entradas. Babic alejó a los suyos con un triple, pero Chan se sumó a la causa robando algún balón para el susto de Repesa y Norwood castigó un error en el rebote. Lo siguió Jim Alapag con un triple tras falta que dejó la ventaja en los nueve puntos, pero hubo que esperar a que sonara la bocina para que Jeff Chan terminara de levantar al pabellón con otro triple (37-31).

pingris.jpg

Marc Pingris (foto: FIBA.com)

Fue arrancar el tercer cuarto y rozar ya la locura con otro triple de Chan. Aquí empezó a pesar el plan B de Filipinas: apurar sus opciones con triples y de paso buscar faltas que, de darse, no se concedieron. Los de Repesa volvieron a activarse procurando castigar sobre todo los errores de su rival, y así una entrada de Simon volvió a alejarlos antes de que Blatche forzara un 2+1 (43-37). No se rendía el conjunto filipino a pesar de tener que casi duplicar sus esfuerzos en sus ataques interiores. Insistían, con Pingris buscando atajos entre jugadores más corpulentos que él, y Blatche abriendo su defensa con otro triple. Lo siguió William con otro a la carrera pero, justo cuando parecía que se acercaban (52-49), los árbitros castigaron con técnica una falta exagerada y Simon convirtió. Expiraba el tercer periodo y Markota, para alimentar el espectáculo, forzó otros tres puntos sobre la bocina (57-49).

Respiraba Croacia, pero por poco tiempo. El coraje de su rival, siempre dispuesto a superarse, otro triple fallado pero con falta de Blatche y siempre Chan, puro corazón azul, alimentó las opciones de un grupo para el que no se esperaba tanto combate mientras los croatas crecían en su frustración. Siguió el tiroteo y Blatche empató para luego poner a los suyos, triple tras triple, por delante (66-69). En la recta final de partido, Simon intentó domar tanto carácter, pero sus compañeros habían salido por completo del partido. Entre aullidos, Filipina recuperaba balones, provocaba pasos o recibía faltas en ataque para lanzarse al contraataque. Cuando Saric devolvió la ventaja a los croatas, el airball de William parecía devolverlos a una realidad que se deshizo en un nuevo empate y robo para dejar la última posesión del encuentro a Filipinas. Más de uno cogió aire, Chan se jugó el tiro ganador y falló para conceder la prórroga (71-71).

blatche.jpg

Andray Blatche celebra uno de sus triples (foto: FIBA.com)

En el tiempo extra terminó cediendo ya el entusiasmo, con Blatche todavía dispuesto a confirmar la primera sorpresa de la Copa del Mundo. Cuando ya la selección croata se disponía a celebrar la victoria de la angustia con una ventaja de cuatro puntos y veía titubear a su rival, el cuatro nacionalizado volvió a aullar desde el perímetro. La calidad croata, justo a tiempo, se encargó de agotar el tiempo restante y Filipinas apuró sus últimas opciones, sin éxito, pero con la esperanza intacta.

LAS CLAVES:

  1. Evidente diferencia de calidad: El ataque filipino, impotente sobre todo al inicio, tuvo que superarse a sí mismo para contrarrestar la superioridad técnica de todos los jugadores croatas. Más de un tiro chocó a duras penas con el aro, más de un resbalón y un gesto torpe dejaron claro que si Filipinas llegaba con opciones al último cuarto, muchos comodines tenía que guardarse bajo la manga. Y llegó a la prórroga.
  2. La afición filipina: Ruidosa, potente, se dejó notar regalando a la Copa del Mundo un ambientazo. Aún tras el inicio, cuando Croacia superó la diferencia psicológica de los diez puntos, marcaron un alto nivel de energía que luego se reflejó en la pista. Ya nos lo avisó su seleccionador nada más llegar a Sevilla.
  3. Andray Blatche, pívot director: El americano nacionalizado filipino tuvo que encontrarse a sí mismo con el paso de los minutos para terminar cumpliendo con su labor de líder. Cuando su rival parecía escapar, él se crecía, evitó muchas concesionees en el rebote y puso pólvora extra al tiro exerior. Sus 28 puntos (10/24 en tiros de campo), 12 rebotes y 7 pérdidas dejan claro que el partido pasó, para lo mejor y lo peor, por sus manos.
  4. Jeff Chan, equilibrio desde el perímetro: Fue la respuesta para compensar un sonrojante 19/51 en tiros de dos. Su 4/6 en triples lideró el 10/28 de su equipo, dio más que vida: 17 puntos, con 2 asistencias y 4 robos por el camino, 
  5. Pesaron los nervios: Porque los de Vincent Reyes tuvieron un balón al final del cuarto periodo para llevarse esta primera victoria y sin embargo, con su rival totalmente bloqueado, no lograron imponerse. Les faltó el acierto y experiencia que sí dominó Bogdanovic (26 puntos, 3 rebotes y una asistencia) para liderar en los peores momentos, hasta la prórroga, y con todo no poder evitar un susto final.

ASÍ LO VIERON:

Zan Tabak (assistant coach en Croacia): "Sabíamos que iba a ser un partido difícil, por el tipo de juego que hacen y el tipo de jugadores que tienen, muy distinto al que estamos acostumbrados a encontrarnos en Europa. Ha sido muy bonito ver una afición así (la filipina), pero no creo que al final nos haya afectado".

Dario Saric (Croacia): "No sé qué nos pasó. Para mí, jugamos muy bien, pero no lo sé... Filipinas tiene un equipo especial, son muy buenos. Lo importante es que al final metimos más puntos y ganamos".

 

Campazzo lidera una paliza desde el orgullo de Argentina (75-98)

LA CRÓNICA:

¿Quién podría decir que ninguno de los dos pretendía dejarse el alma? Puerto Rico saltó a la cancha con agresividad, dispuesta a batir a una de las grandes favoritas del grupo y del torneo, mientras Argentina servía balones a Nocioni. El Chapu, entre triples y algún error sobre su defensa, dio un primer impulso entre chispazos de Arroyo Vasallo, y Scola lo siguió para empezar a mandar (10-18). A pesar de sus intenciones, los de Paco Olmos no pudieron evitar que su rival se escapara, entre las libertades de Nocioni bajo el aro y alguna escapada de Campazzo, y tuvieron que esperar a que fuera Barea el que echara el ancla (19-27).

barea.jpg

Barea en acción (foto: FIBA.com)

Sin embargo, no podía bastar con el base de los Timberwolves. Puerto Rico defendió con agresividad y también acudió Renaldo Balkman, siempre apuntando al aro rival, para aturdirlos por un momento, frenar la producción anotadora de Nocioni y reclamar otro marcador (31-36). No pudo rematar su parcial con acierto y Safar, el único que parecía escapar de la nube que parecía ofuscar a Nocioni y cuantos lo rodeaban, puso algo de distancia con sus triples antes de que terminara el segundo cuarto (38-45). 

El partido parecía haberse abierto por completo y justo entonces, mientras Scola hacía valer sus galones en la pintura, aprovecharon Safar Prigioni para acribillar desde la línea (44-55). También aprovechó el Chapu para salir de esa nube pasajera y, a pesar de la agresividad con que apretaba Puerto Rico, en un descuido robó un balón Campazzo para que lo frenaran con una falta antideportiva. El base se ganó a su afición con la siguiente jugada: asiste para Herrmann, que falla, y el propio Facundo se asegura el rebote para que Nocioni castigara con otro triple (46-65). 

nocioni.jpg

La mirada de Nocioni (foto: FIBA.com)

Pendientes de lo que pudiera seguir ofreciendo Barea, poca guerra más pudieron dar sus compañeros cuando encaraban el último cuarto (49-69). A pesar de las intenciones con que arrancó, y manteniendo la dureza en los contactos, Puerto Rico tuvo que abdicar lentamente ante una nueva descarga exterior argentina, la talla de Scola y todo el talento que reúne este grupo llamado campeonato tras campeonato a hacer grandes cosas.

LAS CLAVES:

  1. Barea para todo: A Puerto Rico le pasó lo que le suele pasar cuando dependes tanto de un jugador. Su principal referente por la condición de NBA lideró hasta los 24 puntos (2/6 en tiros de dos, 5/8 en triples y 5/6 en tiros libres), 2 rebotes y 4 asistencias. Con sólo Balkman (10 puntos, 4 rebotes y 3 robos) como escudero, un bajo porcentaje de equipo en tiros de dos e inferiores en el rebote, a Paco Olmos no se le puede pedir más.
  2. Excesivos contactos: El partido, ante todo pasional, acercó las defensas hasta el roce y sumó las 50 faltas entre los dos equipos. Esto lo cerró y lo abrió por momentos, dio opciones a Puerto Rico y por momentos minimizó el talento.
  3. Campazzo, a la altura de las circunstancias: El nuevo fichaje del Real Madrid dirigió para orgullo de su afición, sirvió canastas e hizo mucho daño con sus entradas. Sus 8 puntos (con un 2/7 en tiros de campo) no hacen justicia a las 8 asistencias, justo cuando Prigioni (9 puntos y 10 asistencias) le dejaba sitio. Estuvo entre lo mejor de Argentina.
  4. Nadie paró a Scola: Porque tal vez nadie podía a hacerlo. Si por momentos se pudo llegar a echar de menos a Nocioni (18 puntos y 11 rebotes), atado por la intensidad de los marcajes, Scola no defraudó: 20 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias. Un ariete en la pintura, siempre atento, para romper parciales en contra y tomar impulso.
  5. Safar, oxígeno en las esquinas: El exterior supo tomarlas y escaparse de los marcajes para ejercer de artillero. Al descanso, muchos tenían que darle las gracias. Sumó 18 puntos (2/3 en tiros de dos, 4/8 en triples y 2/2 en tiros libres) y 4 rebotes.

ASÍ LO VIERON:

Julio Lamas (coach de Argentina): "Una victoria oportuna, por empezar ganando en el Campeonato del Mundo y vencer a Puerto Rico, que es un rival directo. Fue mérito de los jugadores por su deseo, corazón, hicieron un buen partido defensivo durante los 40 minutos y fue nuestro partido en ataque. Ocupamos mejor los espacios, la pelota circuló y tuvimos mejores tiros de los que habíamos venido teniendo. Era importante para nosotros ganar y ganar bien, tener una buena sensación en este partido después de los tres que habíamos jugado en Europa". ¿Se corrigieron los errores de la fase previa? "Se verá, en un solo partido no se puede saber. Pero veremos si somos capaces de mantener este ritmo". Sobre Safar y Campazzo: "Safar es Safar, y Campazzo también. Hicieron aportaciones importantes para el partido de hoy. Todos hablan de Prigioni, Nocioni y Scola por su trayectoria, por su juego, pero estos jóvenes hicieron hoy un aporte muy útil para ganar el partido, ¡y hay más! Habrá tiempo para hablar de futuro, pero hay jugadores que pueden mantener a Argentina a un nivel competitivo en los próximos años".

Facundo Campazzo (Argentina): "Sabíamos que podíamos ganar. Ahora toca dar la vuelta a la página y pensar en Croacia. Jugamos bien y tuvimos algunos errores, pero con corregir las cosas que hicimos mal hoy y pulir las que hicimos bien, seguirlas haciendo, porque Croacia tampoco te va a perdonar". ¿Qué saca del partido para Croacia? "La actitud, la intensidad que le metimos y la concentración. Y después, táctico... No, acá lo que importa no es lo que vamos a hacer, sino cómo lo vamos a hacer. Si le metemos intensidad y huevos las cosas saldrán".

Daniel Santiago (Puerto Rico): "Nos sentimos muy mal, pero tenemos que pensar en el próximo partido y ver si podemos corregir nuestros errores. Nuestra defensa ha estado fatal y lo han aprovechado. Tenemos que jugar más duro".

Leo Gutiérrez (Argentina): "Necesitábamos un partido así. Tenemos que seguir adelante porque confiamos, porque creemos".

 

Demasiado fácil para Grecia (87-64)

LA CRÓNICA:

kaima.jpg

Kaimakoglou penetra entre los interiores de Senegal (foto: FIBA.com)
No se esperaba mucho de Senegal atendiendo a su falta de experiencia en este tipo de competiciones. Sin miedo, Grecia salió dispuesta a jugar en la pintura africana, posteando Bourousis para que luego Papanikolaou sirviera una bandeja a aro pasado (09-02). Muy poco podían ofrecer sus rivales. Ndiaye provocó alguna exclamación matando el aro o dejando tapones de fiera mientras los griegos seguían golpeando con Bourousis como principal ariete. Sabían dónde mover el balón y hacerlo con velocidad, con toda la calidad que pueden sumar entre Calathes Zisis, así que tardaron muy poco en conquistar el primer cuarto (18-09).

El encuentro se animó entre los mates de Faye Antetokounmpo, espectáculo a toda velocidad mientras Kaimakoglou se encargaba con sus triples de que se cumplía con el trabajo. En apenas quince minutos, Grecia superaba los veinte puntos (33-11). El ala-pívot del Unics no cedió y, antes del descanso, otro mate bestial de Antetokounmpo para el triple de Vasileiadis después, ofrecían un marcador más que suficiente (45-17).

Efectivamente, quedaba poco partido. Los triples de Ndoye llegaban tarde y Badji lo acompañó en un parcial de 5-10 para sumar orgullo ante una ventaja inalcanzable (50-30). Los griegos volvieron a lanzar fuego desde la lína de tres puntos, y entre Vasileiadis Kaimakoglou pusieron las cosas en su sitio con otro parcial de 8-0. Dejando pasar los minutos, la diferencia rondó los 30 puntos hasta entrar en el último cuarto (64-36). Los senegaleses se empeñaron con más intensidad ante los suplentes al servicio de Katsikaris, pero no podían ya contener su frustración. Su lucha era ya no perder de treinta. 

katsikaris.jpg

Fotis Katsikaris (foto: FIBA.com)

 

LAS CLAVES:

1. Senegal, pocas virtudes: Sin ceder nunca, la selección africana poco pudo hacer al carecer de calidad en la dirección y sobre todo el juego exterior (15/44 en tiros de dos y 4/14 en triples. Tiró de físico y demostró que no le falta músculo, destacando Dieng (21 puntos y 14 rebotes) insuficiente ante rivales más ágiles y con artillería preparada en todas las posiciones de la pista.
2. Estreno ante un veterano: Sin apenas experiencia mundial, la papeleta era considerable por tener en frente uno de esos países cuyos jugadores en lo individual disputan la Euroliga y hasta la NBA. Probablemente, Grecia era el primer rival para estrenarse, después de Argentina, en una Copa del Mundo.
3. Bourousis, fuerte en la pintura: Curiosamente, a pesar de moverse entre los jugadores más temibles de la selección senegalesa, el center empezó haciendo estragos. Si bien al final no fue decisivo (7 puntos y 7 rebotes), sí que empezó cargando responsabilidades y sobre todo golpeando donde más se esperaba de su rival.
4. Los triples de Kaimakoglou: El 12 griego estuvo especialmente incisivo por fuera (6/8) y terminó liderando, junto a sus 20 puntos y 8 rebotes, un perímetro muy peligroso: 13/24, por encima del 50%, secundado por Vasileiadis (13 puntos y 2 rebotes) y rematado ya en el tramo final por Mantzaris.
5. Grecia terminó midiendo esfuerzos: Resuelto su primer compromiso oficial, dio paso a Mantzaris, Glyniadakis o Sloukas. El lujo de dosificar a sus jugadores y guardarse algo de fuerza tras el primer día de campeonato con el trabajo ya hecho.

ASÍ LO VIERON:

Kostas Vasileiadis (Grecia): "Hemos empezado muy bien, desde el primer minuto, y luego hemos jugado los cuarenta minutos un buen baloncesto. Aquí no tenemos un líder, tenemos doce jugadores que pueden meter en cada partido muchos puntos, ayudar al equipo y ganar, que es lo más importante. Este año el líder es el equipo".

Kostas Papanikolaou (Grecia): "El líder de este equipo es el equipo. Todo el mundo puede sumar. Hoy jugamos como equipo y así todo el mundo puede anotar. Ninguno queremos jugar para nosotros, queremos jugar para el equipo". Sobre Antetokoumpo: "Es un gran chico, muy trabajador, cada día. Espero que siga trabajando como lo hace, porque será una estrella en poco tiempo".

MVP: Kostas Kaimakoglou (Grecia)

kaima2.jpg

Kaimakoglou bajo el aro (foto: FIBA.com)

Si bien en un principio empató en los honores con Nocioni, es verdad que el griego fue mucho más decisivo. A pesar de encontrar su selección pocos problemas para asegurarse la victoria, la muñeca del jugador de Unics Kazan desde 6.75 resultó clave para dejar a Senegal totalmente fuera de juego.  

El cinco ideal Solobasket de la jornada

BASE

ALERO
ALERO
ALA-PÍVOT
PÍVOT

JOSÉ JUAN BAREABOJAN BOGDANOVICANDRÉS NOCIONIKOSTAS KAIMAKOGLOU
GORGUI DIENG
PUERTO RICOCROACIAARGENTINAGRECIASENEGAL
24 puntos (2/6 T2, 5/8 T3 y 5/6 TL), 2 rebotes y 4 asistencias para 20 puntos de valoración26 puntos (7/14 T2, 2/4 T3 y 6/6 TL), 3 rebotes y una asistencia para 17 puntos de valoración18 puntos (4/5 T2, 3/8 T3 y 1/2 TL) y 11 rebotes para 27 puntos de valoración

20 puntos (1/3 T2, 6/8 T3), 8 rebotes, 2 asistencias y un robo para 27 puntos de valoración

21 puntos (6/12 T2, 0/1 T3 y 9/12 TL), 14 rebotes y 3 robos para 26 puntos de valoración

 

NO TUVIERON SU DÍA

  • Carlos Arroyo (Puerto Rico): 6 puntos con 2/8 en tiros de campo, 4 faltas y 2 pérdidas para -4 puntos de valoración. 
  • Leo Gutiérrez (Argentina): 3 puntos con 1/7 en tiros de campo, una asistencia, una pérdida y 3 faltas para -3 puntos de valoración.
  • Nikos Zisis (Grecia): 0/3 en tiros de campo, 3 asistencias, 2 pérdidas y 2 faltas para -2 puntos de valoración.
  • Xane Dalmeida (Senegal): 0/3 en tiros de campo, 2 asistencias, una pérdida y una falta para -2 puntos de valoración.
  • Maleye Ndoye (Senegal): 0/5 en tiros de campo, 2 asistencias, 3 pérdidas y 5 faltas para -6 puntos de valoración.
  • Mouhammad Faye (Senegal): 1/10 en tiros de campo, 3 rebotes, un robo, una pérdida y un tapón para -3 puntos de valoración.

LA LIGA ENDESA EN LA COPA DEL MUNDO

  • Ante Tomic (FC Barceona): 8 puntos (3/4 en tiros de dos y 2/2 en tiros libres), 11 rebotes, 4 asistencias y un robo para 18 puntos de valoración.
  • Damjan Rudez (CAI Zaragoza): 4 puntos (1/1 en tiros de dos, 0/4 en triples y 2/2 en tiros libres), un rebote y un robo para 2 puntos de valoración.
  • Mario Hezonja (FC Barcelona): Sin minutos.
  • Damir Markota (Bilbao Basket): 5 puntos (1/2 en tiros de dos y 1/3 en triples), 4 rebotes, una asistencia y 2 tapones para 9 puntos de valoración.
  • Andrés Nocioni (Real Madrid): 18 puntos (4/5 en tiros de dos, 3/8 en triples y 1/2 en tiros libres), 11 rebotes y un tapón para 27 puntos de valoración.
  • Facundo Campazzo (Real Madrid): 8 puntos (1/4 en tiros de dos, 1/3 en triples y 3/4 en tiros libres), 2 rebotes, 8 asistencias y un robo para 10 puntos de valoración.
  • Giannis Bourousis (Real Madrid): 7 puntos (3/6 en tiros de dos, 0/1 en triples y 1/1 en tiros libres), 7 rebotes y 2 asistencias para 11 puntos de valoración.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 6 meses
#Contenidos: 
460
#Comentarios: 
3,213
Total lecturas: 
2,426,281

Comentarios

Más que Tabak yo señalaría al sobrevaloradísimo Repesa. Por cierto, totalmente injusto la ausencia de Blatche del quinteto ideal.

Yo por lo que vi del partido de Croacia-Filipinas, el juego de estos se le atraganta mucho a Croacia, ya que los croatas son altos y por consiguiente tienden a ser más lentos. Aún así Croacia me parece un rival peligroso, y eso que a mi Repesa tampoco me convence -y como fracasen en el mundial apuesto a que lo largan-, como tampoco me acaba de convencer Lafayete, a pesar de su hype que dicen ahora.

Buenas: A Blatche le ha pesado la carga de tiros (10/24 en tiros de campo, es un 7/20 en tiros de dos, ojo) y 7 pérdidas. Al final, el total de sus números: 18, ante los 27 de Kaima. También es injusto obviar que buena parte del partido se le ha ido a Filipinas de las manos de Blatche

Pues en Puerto Rico se ha notado la mano de Sergio Olmos, no defienden y en ataque
no juegan a nada. Argentina con mucha seriedad, merecida victoria.

soy el único que en la última jugada de filipinas le pareció falta? (puede ser que lo viera mal por culpa de mediaset y tener que verlos online con la calidad que eso impica)

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar