Solapas principales

Grupo B (J2): Triples croatas sobre Scola, Grecia cumple y Puerto Rico pierde a Arroyo

  • Sin Nocioni, tuvo que darlo todo por sus compañeros: 30 puntos y 9 rebotes
  • Lafayette cayó, sin gravedad, tras garantizar el buen rumbo de Croacia
  • Puerto Rico perdió a Arroyo y Senegal aprovechó para imponer su físico (82-75)
  • Grecia logra una victoria casi por inercia (70-82)
  • Luis Scola, MVP de la jornada en el grupo B

 

GRUPO B

RESULTADOS J2

  • ARGENTINA (1-1) - CROACIA (2-0): 85-90
  • SENEGAL (1-1) - PUERTO RICO (0-2): 82-75
  • FILIPINAS (0-2) - GRECIA (2-0):70-82

 

Los triples croatas templan todo el furor de Scola

LA CRÓNICA:

scola2.jpg

Luis Scola en acción (foto: FIBA.com)

Más centrados los croatas, golpearon primero al ritmo de Simon. Todavía no parecía haber despertado Argentina, y en menos de tres minutos, con dos triples de por medio, ya pedía tiempo muerto (02-12). Esto le permitió a Lamas reorganizar a los suyos y afinar a Prigioni mientras Nocioni tiraba del carro. Simon y Bogdanovic siguieron disparando desde el perímetro pero, cuando ya parecían escapar en el marcador (09-20), Prigioni se hizo con un balón y Saric lo empujó contra el árbitro para que lo sancionaran con antideportiva. Entre los tiros libres de castigo y el empuje de Scola, los argentinos dieron un paso adelante que volvió a frenar el acierto asesino desde 6.75; un fuego cruzado entre Bogdanovic, Hermann y Saric, para terminar de convertir el primer cuarto en un concurso de triples (20-28).

La entrada de Campazzo dio nuevos bríos a Argentina. Mientras Scola seguía con su lucha bajo los aros, el pibe engañaba a todos regalando calidad antes de que Nocioni forzara el empate (28-28). A medida que se enfriaba el perímetro croata se empezó a echar en falta su juego interior. Con esfuerzos y cierta distancia, Zoric anotó sus canastas y a falta de Tomic fueron los exteriores, Bogdanovic o Simon, los que tuvieron que hacerse cargo de la pintura para volver a despegarse (35-42).

simon2.jpg

Simon ante Campazzo (foto: FIBA.com)

Cuanto peor atacaban los hombres de Lamas, peor defendían, y más terminaban dependiendo de Scola. Finalmente, un triple de Gutiérrez y sobre todo la astucia de Prigioni para robar, correr y servir a Campazzo en la esquina, les permitió reponerse antes del descanso (44-46).

Ya sin experimentos desde el banquillo, volvieron las viejas fórmulas: balones a Scola mientras Lafayette y Bogdanovic reanimaban su perímetro. El base nacionalizado se movía como pez en el agua bajo la lluvia de triples de Leo Gutiérrez y fue a base de insistir y resistir el paso de los minutos como Croacia volvió a escapar (63-75).

zoricsaric.jpg

Zoric y Saric celebran la victoria ante los argentinos (foto: FIBA.com)

Tal vez ya era tarde. Tal vez era tarde para que Safar volviera a asumir responsabilidades -sobre todo fallando tiros sin oposición- o Campazzo intentara domar esta Argentina en apuros. También debía de ser tarde para el Chapu, que no quiso dejar pasar la oportunidad de atormentar a Tomic con uno de sus tapones de guerrero. Croacia no estaba dispuesta a vacilar y siguió moviendo con criterio, encestando por fuera con Rudez y encontrando pasillos para Saric, desde la esquina hacia la canasta. Scola tuvo hasta que meter los triples para mantener las opciones a cinco minutos del final (76-83). Argentina ya se había entregado por completo a Scola hace tiempo y éste, enorme y orgulloso, no dudó en acudir; todo lo que le quedaba por dar, a su lado falló Campazzo, y Ukic no perdonó el último triple. Con este tiro de gracia cayó Argentina.

LAS CLAVES:

  1. Mata, recurso fallido como escolta: Lamas quería empezar sorprendiendo y compensando la altura de Campazzo con Marcos Mata como escolta titular, pero no le salió bien. El experimento duró siete minutos y medio, antes de que devolviera a su joven base a a pista y el ex de Cajasol ya no logró entonarse: 2 puntos y 2 rebotes. Para cuando el banquillo corrigió su quinteto casi se había esfumado el primer cuarto.
  2. Krunoslav Simon, muñeca de castigo: El ex de Unicaja lideró los primeros ataques croatas con tres triples en el primer cuarto. Su facilidad para anotar por fuera pesó mucho sobre el inicio de su rival, liderando importantes descargas de artillería: Bogdanovic (4/5 para sus 16 puntos), Dario Saric (16), Rudez (6), Ukic (8) y él mismo (3/7 al final) cerraron un 13/33 desde 6.77; menos brillante de lo que se esperaba tras la primera mitad, pero suficiente. 
  3. Luis Scola, más de media Argentina: El 4 NBA cargó con toda la responsabilidad, guerreó durante 37 minutos en la pintura y mantuvo las esperanzas de los suyos. Su actuación, 30 puntos y 9 rebotes, y con Tomic fuera de juego, no tuvo más apoyo que las buenas intenciones de Campazzo (13 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias). Un país entero dependía de él y, aunque una vez más se encargó de hacernos dudar, terminó quedando claro que es sólo un hombre.
  4. Necesidad de más Chapu: Si una selección cuenta con dos referentes principales, echar en falta a uno de ellos implica terminar cojeando.  Nocioni (11 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias) estuvo y a la vez no estuvo, puso algo de pólvora, pero terminó dejando solo a Scola. Si hubiera dado un poco más, probablemente habríamos visto otro partido.
  5. La dirección croata en el tramo final: Vital para sofocar los arreones de una selección llena de talento que intentaba dispararse a medida que crecía su frustración. Oliver Lafayette (11 puntos y 9 asistencias) manejó la situación en su tramo final, supo navegar en mitad de la tormenta, hasta que cayó sobre su propio hombro y tuvo que salir lesionado. Parece que finalmente fue un golpe sin gravedad y podrá jugar los próximos partidos.

ASÍ LO VIERON:

Marcos Mata (Argentina): "La verdad es que es una lástima. Arrancamos el primer cuarto flojos y con ellos metiendo mucho por fuera. Creo que a partir de ahí hicimos un gran juego, pero nos costó mucho que ellos nos sacaran diez o catorce puntos de arranque casi sin esfuerzo". ¿Se dependió mucho de Scola? "Luis tuvo una tarde genial y teníamos que tratar de aprovecharlo. Cuando un jugador está así, hay que hacerlo. Después tuvimos muchos tiros bien tomados que no entraron y por ahí podríamos estar hablando ahora de otra cosa".

Krunoslav Simon (Croacia): "Hicimos mucho mejor partido que ayer. Nuestros jugadores exteriores estuvieron acertados. Hoy le demostramos a un gran equipo que podemos competir con él y con cualquiera aquí". Sobre Argentina: "Por supuesto, es un gran equipo y un gran grupo de jugadores. Jugaron duro, pero estuvimos desde el primer segundo, todo el partido".

Luka Zoric (Croacia): "Tenemos que ir partido a partido. Éste fue bueno para nosotros. Ahora tenemos que empezar a pensar en el partido de mañana contra Senegal".

 

Senegal impone su físico ante la baja de Arroyo para una victoria histórica

LA CRÓNICA:

ndour.jpg

Ndour celebra la victoria (foto: FIBA.com)
Deseosos de mejorar la imagen que dieron ante Grecia, los senegaleses saltaron a la cancha con mucha más intensidad. Tuvieron que adaptarse al ritmo de Arroyo, rápido para anotar dos triples seguidos, y lo hicieron tirando de físico. Ndour atravesó la cancha para deslumbrar con un mate con que intentar abrir brecha, pero Puerto Rico abusó de su superioridad exterior para distanciarse (08-17). La selección africana puso voluntad, pero no supo parar el torrente con que martilleaban Arroyo Galindo desde 6.75. Tampoco logró poner orden tras sus fallos a canasta, por lo que le costó muy poco a Barea mover a sus hombres, y sólo dos mates de rabia de Ndiaye impidieron el descalabro en el primer cuarto (20-29).

La pérdida de Arroyo en una caída terminó con estas facilidades. El base tuvo que marcharse a vestuarios y, mientras tanto, Ndiaye siguió aturdiendo el aro rival y acudiendo al rebote ofensivo para convertirlo en puntos. Era el primer impulso al triple de Faye y, después, las carreras de Ndour que terminaban machacando. Puerto Rico resistía ahora con los triples de Barea y pidiendo tiempos muertos, llegando a ver a los africanos por delante (35-35). 

Senegal se había entregado a ese baloncesto pasional, el de correr para herir, a la espera de que le saliera bien la jugada. Éste ya era otro partido. Las pérdidas empezaban a pesar sobre los americanos y sólo Balkman Barea conseguían ver aro. Tras las carreras de Senegal, todo cuanto parecía decidido se quedó atrás con los africanos ganando al descanso (41-40).

arroyo.jpg

Arroyo cae lesionado (foto: FIBA.com)

No cesó esta intensidad. Dieng siguó sumando y Ndoye Faye lo respaldaron desde el perímetro. Senegal empezó a confiarse y apretar cada vez en más espacio de la cancha. Se cerró atrás lo suficientemente bien para salirle al paso a Barea, empeñado en sacar el partido adelante, y la acompañó la suerte en forma de falta de acierto. Porque Puerto Rico encontró algún espacio en el perímetro, sí, pero sus tiros no entraban y a los africanos no les costaba hacerse con el rebote. Les faltaba orden, se tropezaron varios momentos entre ellos mismos y el 2+1 de Balkman parecía la antesala a una remontada que rápidamente evitaron, de nuevo desde 6.75, Dalmeida Faye (63-58). 

Para disgusto de Puerto Rico, por el camino perdió también a Vasallo y hasta Barea se llevó algún golpe. Con el jugador de los Timberwolves fallando sus entradas más fáciles a canasta, sólo quedaba Balkman para presentar batalla. Ndoye se encargó de apretar todavía más y Diop cerró el parcial con que Senegal, a seis minutos para el final, reclamaba la victoria (70-60). 

ndiaye.jpg

Ndiaye lucha con Balkman en la pintura (foto: FIBA.com)

Regresó Puerto Rico a pista todavía con opciones y dispuesta a aprovecharlas. Siguió el ejemplo de su rival, esperar atrás para salir a correr, y así recortó distancias mientras favorecía un mate volador a Balkman. En una segunda carrera hacia el aro, frenaron a Franklyn con una falta antideportiva. El alero convirtió el primero y se dispuso a entrar Barea en la posesión extra para encontrarse con el taponazo de Dieng. El primero aprovechó un robo rápido para, esta vez sí, meter su tiro (70-67). Sirvió de poco. Dieng acudió al rescate y no cesó Senegal ante los tirones, ya por coraje, de los hombres de Paco Olmos. Poco quedaba por hacer y el banquillo africano alzó los brazos. Era la primera victoria de Senegal en un Mundial de Baloncesto.

LAS CLAVES:

  1. La prematura salida de Arroyo: El partido tuvo dos caras. Antes y después de su caída y rápida salida hacia vestuarios.  Antes de eso, el exterior portorriqueño había sometido desde fuera: 11 puntos (1/1 en tiros de dos  y 3/5 en triples), un rebote, una asistencia y un robo. Después, la nave de Paco Olmos quedó demasiado tocada. Sólo le quedaba Barea y ni siquiera así logró evitar el hundimiento. Según hemos podido saber por el momento, la lesión parece grave y se complica su presencia en el próximo partido.
  2. El despliegue físico senegalés: La mejor forma de equilibrar su poca efectividad desde la línea de tiros libres, desórdenes en los marcajes o lentitud a la hora de recomponer filas. Senegal defendió duro y Puerto Rico no pudo evitar llevarse algún golpe, no encontró demasiados problemas para asegurar su propio rebote y abrirse hueco en la pintura para machacar.
  3. Las pérdidas de Puerto Rico: Demasiadas, aunque no se refleje en la estadística. El 16-18 no las deja en tan mal lugar como lo hizo Senegal aprovechándolas para impulsar su juego en carrera y, así, ponerse por delante. Cada pérdida fue castigada y la técnica de correr y tirar les pasó por encima.
  4. Vasallo, otra baja, y Barea tocado: El primero tampoco se libró y se perdió buena parte del partido. En cuanto a Barea, hizo todo lo que le dejaron, aunque tampoco estuvo muy fino en el tiro: 1/7 en tirso de dos, 3/5 en triples y 4/4 en tiros libres para los 15 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias. Por momentos devolvió a su equipo a la lucha y con Balkman (21 puntos (9/13 en tiros de campo y 3/5 en tiros libres) como único aliado.
  5. Faye y Dieng lideraron para hacer historia: Una primera victoria en la Copa del Mundo por la que los senegaleses luego en zona mixta se mostrarían confiados. No tanto por cuanto les depara en el campeonato, como en próximas citas. Ésta vez Senegal sí que tuvo perímetro gracias a Mouhammad Faye (4/5 en triples para el 7/20 de su equipo) y sus 20 puntos, 4 rebotes y 3 robos. Ya por dentro, Gorgui Dieng se encargó de hacer vibrar la pintura con 18 puntos (7/12 en tiros de campo y 4/8 en tiros libres), 13 rebotes y 2 asistencias.

ASÍ LO VIERON:

Daniel Santiago (Puerto Rico): "Tuvimos muchas opciones pero no pudimos. Senegal fue mejor equipo. Todavía falta, así que tenemos que ser positivos porque no sabemos lo que va a pasar en los otros partidos, pero esto no ayuda nada. Vamos a ver qué pasa". ¿Habría cambiado todo con Arroyo en pista? "Necesitamos a todos los jugadores listos, al 100%, y bueno... hay lesiones durante el juego, es parte de la vida". ¿Cómo está el equipo? "Hemos tenido muchas más situaciones difíciles, más que ésta. Hay que encontrar una solución, como siempre. Ganar sí o sí".

Gorgui Deng (Senegal): "Ha sido muy grande. Jugamos para el equipo, todos. Deberíamos sentir confianza después de esto. Podemos hacer algo grande para Senegal".

Ricky Sánchez (Puerto Rico): "No se pueden poner excusas. Realmente hemos sufrido en los últimos dos partidos, pero es cuestión de disfrutar este juego y aprovechar cada oportunidad". Sobre su defensa: "Hemos tenido lapsus defensivos, sí, pero no vale ninguna excusa". 

 

Printezis garantiza una victoria casi por inercia de Grecia

LA CRÓNICA:

printezis.jpg

Printezis (foto: FIBA.com)

Regresaron esos aullidos que viajan con Filipinas, pero todo el mundo sabe que los griegos están acostumbrados a jugar en el infierno. Por tanto, dirigieron y atacaron como si nada, golpeando desde un primer parcial de 01-06. Filipinas tuvo que esperar a que se activara Blatche para liderar dos entradas consecutivas y, mientras tanto, Printezis Bourousis auparon a los suyos imponiendo sus centímetros (07-14). 

La voluntad del grupo que dirige Chot Reyes se hacía notar en defensa, pero a duras penas en ataque. De nuevo sus tiros se quedaban corto, y sus jugadores sufrieron especialmente ante tanta manifiesta superioridad física. Un triple de Jayson William reimpulsó su producción anotadora, pero Zisis no encontró problemas para abrirse camino y liderar una ofensiva que ya pesaba al final del primer cuarto (10-20).

Una falta antideportiva sobre Fajardo no logró reanimar al cuadro filipino. Vasileiadis la clavó desde 6.75 ante los continuos airballs de su rival y a Grecia le bastó con prepararse para salir al contraataque para que la frenaran con otra antideportiva. Con todo hubo lucha. La suficiente para que no terminaran de escaparse los de Katsikaris, aunque fuera siempre a remolque, y la diferencia no dejó de moverse alrededor de los diez puntos. Se descubrieron batallando, contra Blatche o contra Norwood. La primera parte terminó y nadie había bajado los brazos (27-37).

blatche.jpg

Blatche (foto: FIBA.com)

El paso por los vestuarios permitió a Grecia dar un nuevo empujón que remató Printezis como ágil punta de lanza (29-46). Para colmo, en un lance del juego Blatche manifestó dolor, pero esto no le impidió seguir mandando y tirando de su selección (36-46). Insistente FilipinasCalathes aprovechó el ir y venir de un lado a otro, seguido muy cerca por Fajardo, entre los intentos de Alapag Blatche por no ceder (45-58).

El único triple de Chan sirvió para volver a la pelea. Blatche ya no cojeaba. Grecia había venido cumpliendo sin derrochar esfuerzos, pero viendo tan viva a Filipinas a diez minutos para el final empezó a darse prisa. Entre Printezis Vasileiadis se dio el paso al frente cinco minutos después, y fue ya decisivo (54-69). No porque los filipinos dejaran precisamente de luchar, sino porque Printezis se encargó de mantener  en todo momento las distancias; el tiempo se agotó para una selección que, sin embargo, volvió a dejar buen sabor de boca.

LAS CLAVES:

  1. Centímetros y carácter: Para Filipinas el reto era compensar una cosa con otra. Grecia se lucía en los dos aspectos, y en ellos se basaba para mantener a raya a su rival. De nuevo faltó fuerza en los tiros filipinos, sufridores ante la defensa griega.
  2. Los esfuerzos de Blatche: No tuvo problemas para ejercer como líder a pesar de manifestar dolor en dos lances. Incluso llegó a colocarse en el corazón de la defensa filipina para evitar moverse lo menos posible. Nada le impidió, aún después de los golpes, que Andray Blatche hiciera su trabajo: firmó 21 puntos (6/18 en tiros de campo y 9/11 en tiros libres), 14 rebotes, una asistencia y 3 robos para el respiro de su selección.
  3. Tristes perímetros: Los de Chot Reyes no dispusieron del mismo acierto que ante Croacia, y eso le cortó mucho las alas. Su 18/46 en tiros de dos no se vio compensado con el 6/22 en triples, mientras que los griegos sí que se mostraron más sólidos por dentro (23/43) con la especial colaboración de Bourousis, fijo en la pintura (12+10 rebotes). 
  4. Solidez para ganar de oficio: La selección que dirige Fotis Katsikaris volvió a dosificar esfuerzos, pero esta vez no pudo relajarse. Los filipinos no cedieron y la renta, que al final sería suficiente, estuvo a punto de atragantársele a más de uno. Grecia vencía por momentos por más nombre e historia que méritos, y en el tramo final tuvo que darse prisa por cerrar la victoria.
  5. Printezis, el hombre clave: Un ariete ágil y que recogió el testigo Kaimakoglou para liderar al conjunto. Su constancia durante los 40 minutos puso mucha luz. Terminó firmando 25 puntos (11/19 en tiros de campo) y 8 rebotes con los que Grecia salió adelante, entera pero sin la misma contundencia que ante Senegal. 

ASÍ LO VIERON:

Kostas Vasileiadis (Grecia): "Tienen un estilo muy diferente, tiran muchos triples y siempre corren. Es difícil plantearles una defensa básica, pero hemos hecho un buen partido y ya tenemos dos victorias. Mañana tenemos otro partido importante y queremos la primera plaza".

 

MVP: Luis Scola (Argentina)

scola-tomic.jpg

Scola mantiene a raya a Tomic (foto: FIBA.com)

El pívot volvió a demostrar por qué es el máximo emblema de esta selección. Potente anotador y garantía en el rebote, puso auténtico corazón de MVP. Fue insuficiente para que Argentina presentara su candidatura a liderar el grupo B, pero se aseguró por mucho la máxima valoración de la jornada. 

El cinco ideal solobasket de la jornada

BASE

ESCOLTA
ALERO
PÍVOT
PÍVOT

OLIVER LAFAYETTEKRUNOSLAV SIMONBOJAN BOGDANOVICGORGUI DIENG
LUIS SCOLA
CROACIACROACIACROACIASENEGALARGENTINA
11 puntos (4/5 T2, 1/4 T3), un rebote y 9 asistencias para 17 puntos de valoración.18 puntos (2/3 T2, 3/7 T3 y 5/6 TL), 4 rebotes, una asistencia y 2 robos para 17 puntos de valoración.16 puntos (3/5 T2, 3/6 T3 y 1/2 TL), 7 rebotes, 2 asistencias y un robo para 19 puntos de valoración.

18 puntos (7/12 TC y 4/8 TL), 13 rebotes, 2 asistencias, un robo y 2 tapones para 24 puntos de valoración.

30 puntos (10/18 T2, 1/1 T3 y 7/11 TL), 9 rebotes, una asistencia y un tapón para 28 puntos de valoración

NO TUVIERON SU DÍA

  • Marcos Mata (Argentina): 2 puntos con 1/4 en tiros de campo, 2 rebotes y 2 faltas para 1 punto de valoración.
  • Thierno Niang (Senegal): 0 puntos con 0/2 en tiros de dos, un rebote, 2 asistencias, un robo, 3 pérdidas y 2 faltas para -1 puntos de valoración.
  • David Huertas (Puerto Rico): 0 puntos con 0/3 en tiros de campo, 3 rebotes, una asistencia y 2 faltas para -2 puntos de valoración.
  • Jeff Chan (Filipinas): 3 puntos con 1/7 en tiros de campo, un rebote y 2 faltas para -2 puntos de valoración.
  • Paul Dalistan (Filipinas): 5 puntos con 2/7 en tiros de campo, un rebote, un robo, una pérdida y 5 faltas para 1 punto de valoración. 

LA LIGA ENDESA EN LA COPA DEL MUNDO

  • Andrés Nocioni (Real Madrid): 11 puntos (3/6 en tiros de dos, 1/3 en triples y 2/3 en tiros libres), 4 rebotes, 3 asistencias y un tapón para 12 puntos de valoración.
  • Facundo Campazzo (Real Madrid): 13 puntos (3/6 en tiros de dos, 2/6 en triples y 1/2 en tiros libres), 3 rebotes, 6 asistencias, un robo y un tapón para 14 puntos de valoración.
  • Ante Tomic (FC Barcelona): 5 puntos (0/3 en tiros de dos y 5/6 en tiros libres), 6 rebotes y 4 asistencias para 10 puntos de valoración.
  • Damjan Rudez (CAI Zaragoza): 6 puntos (0/1 en tiros de dos y 2/6 en triples) y un rebote para 2 puntos de valoración.
  • Mario Hezonja (FC Barcelona): Sin minutos.
  • Damir Markota (Bilbao Basket): Sin minutos.
  • Giannis Bourousis (Real Madrid): 12 puntos (5/9 en tiros de dos, 0/1 en triples y 2/2 en tiros libres), 10 rebotes, una asistencia, 3 robos y 3 tapones para 22 puntos de valoración.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 años 1 mes
#Contenidos: 
460
#Comentarios: 
3,213
Total lecturas: 
2,498,016

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar