Solapas principales

Gytis Masiulis, el posible sucesor de Jankunas que reclama su hueco en la liga lituana

  • Está promediando casi 11 puntos, 7 rebotes para 15,9 de valoración en la LKL.
  • Es hijo de Tomas Masiulis.

Todo el mundo sabe o debe saber que Zalgiris tiene la mejor plantilla de la liga lituana. Desde 2010, año en el que la ganó Lietuvos Rytas, todo han sido títulos para las vitrinas del equipo que hoy entrena Sarunas Jasikevicius. Tal hegemonía no parece que vaya a desestabilizarse por el momento, pero sí es cierto que en este inicio de temporada hay ya algunos equipos que le están acompañando en lo alto de la tabla. Hablamos de un Vilnius Rytas que tiene en sus filas a viejos conocidos de la Liga Endesa como Bendzius o DJ Seeley, y de Neptunas Klaipeda, ambos con tan solo una derrota.

Pues bien, en el equipo de Klaipeda juega un chico que está dejando buenas sensaciones en este arranque de competición: Gytis Masiulis (2'06/20 años). No es el único, ya que Jerai Grant y Olisevicius están rindiendo a un nivel excelso. Quizá a algunos os suene por ser el hijo de un tal Tomas Masiulis o tal vez os suene del año pasado, cuando jugaba en Zalgiris y Jasikevicius le daba algunos minutos de juego para que fuera curtiéndose. Masiulis ha crecido en el conjunto de Kaunas y en verano ha sido siempre un fijo en las categorías de formación de la selección lituana. En el último Mundial que disputó (U19 en 2017) promedió 10,9 puntos y 8 rebotes, números que le sirvieron para que Saras decidiera contar con él en el roster definitivo. Aun así, el ala-pívot de 20 años no tuvo muchos minutos en la LKL y menos todavía en Euroliga: algo más de 3 minutos por partido en los promedió apenas 1 punto por partido. Afortunadamente, en verano, jugador y club tomaron una decisión que, visto lo visto, está beneficiando a ambas partes.

Como hemos dicho, Neptunas lidera la clasificación junto con Vilnius Rytas y Zalgiris, y uno de los grandes responsables de que su equipo tenga ese balance de victorias y derrotas es el propio Masiulis. En 7 jornadas, está promediando 10,7 puntos, 7 rebotes para 15,9 de valoración. Su tope en valoración llegó hace apenas dos semanas, cuando se fue hasta los 28 (14p, 11r) ante Dzukija. Unos números que demuestran el crecimiento exponencial de un jugador que, salvo sorpresa, debería tener más oportunidades en Zalgiris la temporada que viene.

Una vez comentados los números, hablemos de cómo juega. Masiulis es un interior que suele utilizar sus centímetros para generar muchos puntos y sumar rebotes a la estadística sin apenas inmutarse. Recibe a escasos metros, realiza algún movimiento en el poste y anota. Tampoco es extraño verle lanzar desde fuera y anotar algún triple (37,5% de acierto en T3). Es de aquellos power forwards que no se asustan si deben lanzar desde más allá del arco y el notable acierto de esta temporada es la consecuencia directa de tener buena mano, algo que también demuestra con la efectividad en los tiros libres (85,2%). Y es que poco a poco se ha ido modernizando y ha ido añadiendo más armas a su arsenal para ser cada vez un jugador más productivo y eficiente. Las carencias que tiene son básicamente físicas, pues le cuesta atacar y defender ante interiores más pesados que él -con 2'06, no llega a los 100kg-. Eso le hace tener que depender de su calidad para lograr las canastas, pero seguramente que en un par de años su tono físico cambiará y soportará todavía más los contactos en la zona.

Sea como fuere, Zalgiris tiene dos jugadores con una proyección muy buena: Masiulis y Birutis. Este último, pívot de 21 años, estuvo cedido el año pasado, convenció a Saras y esta temporada su rendimiento aún debe mejorar para ir teniendo más minutos (5,4 puntos y 3,2 rebotes por partido). Ambos encajarían a la perfección en un equipo de media tabla de la Liga Endesa.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 3 meses
#Contenidos: 
364
Visitas: 
1,105,425
Comentarios: 
1,439

Comentarios

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar