Solapas principales

Hanga tortura al Efes y el Barça iguala la serie (72-74)

  • El Barça supo aguantar cuando la bola quemaba
  • Los turcos extrañaron a Larkin en los minutos finales

Hanga ejerció de estrella: el húngaro se puso el equipo al hombro y decidió llevar la serie igualada a Barcelona. A su defensa asfixiante y su capacidad para correr la pista, hoy agregó acierto desde la larga distancia. Fue un jugador todoterreno y sus ganas pudieron más que las de sus rivales.

El Barça supo aguantar el chaparrón: dicen que una de las virtudes de los equipos grandes es aguantar cuando todo va mal. Hoy los blaugranas tuvieron momentos complicados en el encuentro, sobre todo en el tercer cuarto, cuando los turcos apretaron y se pusieron por delante. Sin embargo, nunca se dieron por vencidos, no bajaron la cabeza y se repusieron.

Larkin y Micic, descoordinados: las dos figuras del Efes se fueron a casa con buenos números y habiendo aportado, pero en momentos distintos del encuentro. En el caso de Larkin, la primera mitad fue la suya. Micic, en cambio, logró activarse recién en los segundos 20 minutos. Esto generó una gran dependencia por parte de su equipo. Si hubieran estado acertados en el mismo momento, quizás la historia sería otra.

Dicen que quien renuncia a su método, a su estilo, pierde su identidad. Eso es lo que te hace único, lo que te identifica. En el caso del Barça, su 'sello de la casa' es la defensa. Es hacer todo lo que esté a su alcance para que el rival anote menos puntos que ellos, y no ellos tener que anotar más que sus rivales. Pero también lo es la épica. La de ganar una Copa del Rey con un entrenador recién llegado. La de ganar dos Copas seguidas ante el máximo rival. O la de ganar en los últimos segundos ante el Efes y robarle el factor cancha.

Los de Pesic no habían quedado satisfechos con su labor del primer juego, en el cual cayeron por 75-68, sin lograr sentirse cómodos en ningún momento. Pero las cosas cambian, o pueden cambiar, de un día para el otro.

El Barcelona salió a jugar motivado, quizás por haber visto lo que hicieron sus compatriotas vitorianos ante el poderoso CSKA. Buscaron llevar el juego a su terreno, y Blazic fue la muestra de ello. Defensa asfixiante y trancisiones rápidas, aunque sin terminar de encontrarse cómodos en Estambúl. Pero Pesic, como sabio que es, sacó a lucir sus conocimientos. Planto en alguna defensa una zona 1-3-1 y animó a los suyos a seguir corriendo, a la vez que Tomic se hacía cargo de la ofensiva él solito.

 

 

Mientras, los turcos seguían buscando mejorar su ataque bajo las instrucciones de un Ataman al cual el inglés no se le da del todo bien. Como bien decía Gabriel García Márquez, "tiene una forma de hablar que más bien le sirve para ocultar que para decir".

A medida que el partido avanzó, la tensión fue aumentando. Cada vez pesaba más la bola y costaba más encestar. Y aquí es donde el Efes tiene superioridad, en momentos calientes, cuando Micic, Larkin o Simon agarran la bola e inventan algo. 

Sin embargo, el Barcelona tuvo una virtud fundamental: supo aguantar el peor momento. Cuando más llovía en Estambúl. Cuando el Efes estaba 5 puntos arriba y la gente enloquecida. Cuando todo parecía encaminarse para el 2-0 el Efes. Ahí el Barça tuvo cabeza fría y supo reponerse para callar a más de 15 mil turcos e irse arriba al último período.

Y la cosa siguió de emociones, de contrataques, de festejos. La alegría de unos, la trsiteza de los otros. Y viceversa. Pero todo se puede resumir en un nombre, el de Adam Hanga, que se puso el equipo al hombro. Que ejerció de estrella cuando el Barça más lo necesitaba.

 

 

Y así el Barça siguió tirando de épica, luchando contra viento y marea, para lograr cerrar un partido ajustadísimo, tras una buena acción de Hanga y una pérdida de Efes en la última jugada. (72-74)

La locura de los aficionados pasó a ser un silencio rotundo. Los turcos se fueron del estadio rápido, con la cabeza baja, dejando el estadio vacío casi antes de que acabe el encuentro. El Gabo ya lo decía, "ningún lugar de la vida es más triste que una cama vacía", y lo mismo aplica para una cancha de baloncesto.

estadisticas_barca_vs_efes_playoffs_juego_2.jpg

Estadísticas Barça Lassa. Via: Euroleague

estadisticas_efes_vs_barca_playoffs_juego_2.jpg

Estadísticas Anadolu Efes. Via: Euroleague

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 meses 2 semanas
#contenidos: 
60
#Comentarios: 
121
Total lecturas: 
87,743

Comentarios

Sinceramente no apostaba un euro por el Barsa a mitad del tercer periodo pero supieron reponerse, que no era facil, y poner el 1-1. Pesic tiene claro los 8 con los que se jugará la clasificación y hace bien. La defensa sobre Micic y Larkin fué y serå fundamental. Hacia mucho tiempo que no veia a un jugador (Moerman)los 40 min. en cancha. Espero que el Palau responda y ayude al equipo.

Tenemos la serie donde queríamos, ahora dependemos del Palau para estar en Vitoria. Hoy se ha vuelto a demostrar el cambio de mentalidad que ha introducido Pesic en este equipo. Con otro entrenador cuando en el tercer cuarto el Efes ganaba de siete el equipo se hubiera ido abajo, pero con Pesic el equipo nunca se rinde y se lucha hasta el final. Lo de Hanga es espectacular, todos sabemos que es un animal defensivo pero se está convirtiendo en un clutch player. El miércoles y el viernes el Palau debe ser una olla a presión, el equipo y Pesic se lo merecen y los culés nos merecemos celebrar el pase a una F4 en nuestra casa