Solapas principales

Herbalife Gran Canaria se despide de la Euroliga con una amarga derrota (84-77)

  • Derrick Williams, líder del conjunto bávaro con 20 puntos y 6 rebotes
  • Siim-Sander Vene, con 19 puntos, de los pocos salvables de Herbalife Gran Canaria
  • El conjunto canario redujo una diferencia de 20 puntos en el último cuarto, insuficiente para culminar la remontada

Última jornada intrascendente la que se vivirá en el Audi Dome entre el Bayern Münich y Herbalife Gran Canaria. Con los ocho primeros clasificados para la próxima fase de Euroliga, ambos conjuntos tratarán de cerrar su temporada en la competición internacional dando su mejor imagen y buscar una victoria moral.

Herbalife Gran Canaria, 9 pérdidas al descanso. Reflejo de las imprecisiones en ataque, siendo incapaces de encontrar ventajas con la gran transición defensiva del Bayern Münich, y la presión de estos sobre las líneas de pase fueron la causa de que el conjunto canario tuviese tantas pérdidas al término de los primeros 20 minutos de partido.

Derrick Williams y Stefan Jovic, dominadores del partido. El ritmo del partido lo marcaron ambos jugadores, quienes pasaron por encima física y tácticamente a un Herbalife Gran Canaria muy blando en defensa. Con 20 puntos y 6 rebotes del americano, junto a los 8 puntos, 8 asistencias y 2 robos de Jovic, marcaron el ritmo del partido, siendo el pilar en el que se cimentó la victoria.

70% en T2 el Bayern Münich. El dato refleja el dominio interior con el que ha contado el conjunto bávaro, quien aprovechó la mala transición defensiva de Herbalife Gran Canaria para aumentar el ritmo de partido, y sacar partido de la ventaja física de su juego interior. Sin duda, factor determinante en la victoria del Bayern.

Pese a que ningún equipo se esté jugando nada en el partido, han salido con mucha energía, especialmente los locales, queriendo dar una buena imagen ante su afición. El conjunto canario salió algo atascado en ataque, sin meter ningún punto en los 2 primeros minutos, con imprecisiones en el movimiento de balón, y sin hacer una buena lectura de partido. La presión a toda pista de los visitantes busca inquietar al Bayern en ataque. Sin duda está siendo un partido rocoso en el que las defensas y la regularidad marcará el ritmo del partido.

El conjunto bávaro mostraba superioridad física en ataque, encontrando carencias en la defensa canaria sin muchos problemas, lo que está costando a Herbalife Gran Canaria cargarse de faltas. Jacob Wiley trata de echarse el equipo a la espalda en ataque, secundado por los tiradores, quienes reducen distancias. Gran Canaria entró tarde al partido, y dos triples consecutivos de Derrick Williams cortaron la reacción final canaria (26-20).

 

La reanudación del segundo cuarto fue similar al del primero, donde el ritmo del partido lo marcan los bávaros. La presión sobre Clevin Hannah está siendo muy eficaz en el movimiento de balón. La presión en líneas de pase de Stefan Jovic provoca muchas pérdidas sobre Herbalife Gran Canaria, y da la primera ventaja superior a 10 puntos (30-20 min. 12).

Herbalife Gran Canaria da la sensación de no ser capaz de equilibrar la desventaja física, encontrando muchas dificultades para encontrar situaciones ventajosas en ataque y con escasez de intensidad atrás. Los nervios florecen en el conjunto canario, quien se va con 9 pérdidas al descanso, siendo incapaces de mejorar el movimiento de balón, ni de frenar al número 2 del draft de la NBA en el año 2011, Derrick Williams, quien hace lo que quiere con la pareja interior canaria. La combinación de los factores concluye en ventaja para Bayern al descanso (44-35).

Las sensaciones del conjunto de Pedro Martínez fueron mucho peores durante la segunda parte. Sufren demasiado en el ataque estático, donde la presión en las líneas de pase del Bayern está haciendo mucho daño a Herbalife Gran Canaria, quien suma pérdida tras pérdida y los bávaros hacen sangre en la transición defensiva canaria. Siim Sander-Vene es el único jugador visitante que da la cara e intenta mantener a su equipo en el partido, siendo una tarea muy difícil dado el ritmo de partido que marca el Bayern, que han roto el partido a base de triples, además del elevado porcentaje de tiros de 2 (71.9%), lo que le proporciona una cómoda ventaja al último cuarto (73-53).

Herbalife Gran Canaria tiró de orgullo para tratar de lavar su imagen ofensiva, aprovechando que el Bayern levantó el pie del acelerador. Una defensa a toda cancha refleja la intención de los canarios de gastar su última bala en el partido. Con un parcial de 7-12 en la primera mitad del cuarto, el conjunto español seguía mostrando sus carencias en defensa, y ambos equipos reducen las revoluciones del encuentro, con todo el pescado vendido prácticamente. Los de Pedro Martínez llegaron a asustar al Bayern, reduciendo la ventaja a 5 puntos a falta de 30 segundos. Pese a ello, la ventaja fue insalvable, y la victoria se quedó en el Audi Dome de Munich (84-77).

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
12 meses 4 días
#Contenidos: 
70
#Comentarios: 
170
Total lecturas: 
92,684

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar