Solapas principales

Higgins se corona y el Barça jugará la final de la Final Four (84-82)

  • El ahijado de Jordan anotó el tiro ganador a falta de 0.5 segundos
  • Calathes y Mirotic volvieron a estar a la altura

volver

2567 días pasaron desde la última vez que el Barça disfrutó in situ de una Final Four. En aquella ocasión salió victorioso ante el CSKA en la lucha por el tercer puesto. Salió victorioso del partido que ninguno de los presentes quería disputar. Desde entonces el ostracismo ha sido abrumador. Al menos a nivel europeo. Desde Xavi Pascual, ningún entrenador fue capaz de llevar al conjunto blaugrana a la cita más importante a nivel continental. Desde Navarro, ningún jugador tuvo el talento, y el carácter, para hacer lo propio. Por ponerlo en perspectiva, Gasol aún jugaba en los Lakers, Mirotic se besaba el escudo del Real Madrid, Calathes estaba experimentando en la NBA y Bolmaro era apenas un niño de 13 años que se debatía entre el atletismo y el baloncesto. Así de larga fue la espera para los aficionados del Barça. Les tocaba disfrutar, aunque Milan luchase para aguar la fiesta.

el dios griego

Calathes funciona y el Barça funciona. Así de simple. Se vio en la serie contra el Zenit cuánto dependía de él su equipo. Que si los espacios para su generación eran reducidos, la fluidez ofensiva del Barça era inexistente. Así son los genios. Todo o nada. Con Delaney como defensor, Calathes se reconcilió con la libertad. Eso sí, eligió el comunismo como base deportiva. Su mapeo de la cancha le permitió resolver con facilidad las defensas de ayudas planteadas por Milan, en la que dejaron tirar al griego para limitar sus penetraciones. No lo consiguieron. El ‘99’ obligó a Messina a rectificar su estrategia atrás y eliminar las ayudas en su marcaje, porque el propio Calathes había desmantelado todo asistiendo a Pau, Mirotic, Higgins y compañía. Saras volvió a fiar todo al griego, que ideó pases cual misiles. El entrenador del Milan buscó limitar a los soldados del Barça y liberó con ello al cabecilla del grupo.

puntos donde no hay nada

Sabía Milan que el Barça era una arrolladora defensiva -lo dejó en apenas 56 puntos en el último duelo de temporada regular- pero aún así supo rebuscarselas en el barro para descuadrar a los de Saras. No logró hacerlo desde el colectivo, desde la pizarra, pero sí desde el talento. La luz que desprende Punter ya no es una novedad, aunque eso no quite que sea una de las revelaciones del año. Demostró su evolución para leer las ventajas generadas y sacó faltas a su antojo. Su muñeca ya da para mucho más que meter tiros. La primera piedra, eso sí, la había puesto Micov. Dejó atrás a Abrines cada vez que quiso, jugando con las ventajas de veterano que le otorgan sus 36 años. Junto a ellos, el Chacho y Shavon Shields decidieron revelarse. Lo hicieron ante una jaula defensiva casi perfecta que los obligó a rebuscar en el baúl de los recursos técnicos. Al Olimpia Milano jamás le faltó talento.

LA DESFACHATEZ DE BOLMARO

 

 

los motivos de mirotic

Mirotic volvió a España, al Barça, para jugar estos partidos. Para vibrar con un torneo que no te permite relajarte. Con un torneo en el que no hay series a siete encuentros ni partidos intrascendentes de temporada regular. Con un torneo que paraliza el baloncesto europeo durante un fin de semana y en el que la igualdad es el sello de identidad. Mirotic volvió a España para sentirse importante y lo fué. Su intrascendencia en la serie contra el Zenit le significó dudas, incertezas. No sobre su calidad, sino sobre su temple. Él se encargó de disiparlas en el único partido que no tenía revancha. Su puño en alto siempre fue mucho más que un festejo. Hoy también fue un signo de rebeldía. Sus triples ante Milano ahuyentaron fantasmas y difuminaron el aura negra que lo acompañaba desde hace un par de semanas. El temple del Barça fue el de Mirotic. Por el qué y por el cómo.

higgins hasta el cielo

La de Higgins es una historia de amor. De amor por el deporte, por el baloncesto. Lo tenía en la sangre, pero también en su círculo más próximo. Que sea ahijado de Michael Jordan es una más de aquellas señales que marcan a los elegidos, que distinguen a mortales y perennes. Por eso el tiro ganador fue suyo. Su partido no fue el mejor, ni mucho menos. Pero tampoco fue un ancla para los suyos, porque entre sus virtudes también está la del racionalismo. Se apartó y dejó brillar al resto cuando la pelota se hizo más amiga de los demás, pero la llamó rápido cuando nadie más se hubiese atrevido a hacerlo. El tapón de un lado, la daga del otro. Quizás el jugador más completo en ambos lado de la cancha de todo el continente. Decía Charles Bukowski que el camino del infierno está lleno de compañía, pero aún así es tremendamente solitario. Higgins cambió el rumbo en el último segundo. Su tiro lo catapultó al cielo.

ESTADÍSTICAS

captura_de_pantalla_2021-05-28_a_las_23.16.55.png

Estadísticas Barça. Vía: Euroleague.

captura_de_pantalla_2021-05-28_a_las_23.17.04.png

Estadísticas Armani Milan. Vía: Euroleague.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 1 mes
#contenidos: 
209
#Comentarios: 
478
Total lecturas: 
447,684

Comentarios

De cara a la final, coincido en que Hanga y Bolmaro (si no está Calathes definitivamente, Westermann es otro jugador muy físico para desgastar en defensa a los Zipi y Zape turcos) deben ser factores defensivos. Pero veo un partido ideal para Pau Gasol. Puede hacerles un roto en la zona a los "atamanes".

El Barcelona tiene un equipo muy profundo y ayer estaban todos muy puestos, parecía improbable la derrota pero... Calathes muy bien en esos minutos en el limbo. Sergio que se inventó un par de frivolites antes de que Messina le mandara al banco en favor del errático Delaney. La otra barba, Gigi, incomprensible, sentado en favor de LeDay. Davis, otro tanto, mientras Tarczewski hacía destrozos bajo el aro..

Cara a la final: Hanga y Bolmaro deben ser factor ante la parejita All Star, pueden desquiciarlos, no hay mal que por bien no venga... Mirotic en ausencia del griego deberá ser quién rescate en los momentos de zozobra. Davis tiene que ser el jefe y a su lado Oriola (me da que Smits y Gasol desaparecen de la rotación). Sanli y Dunston requieren de la mejor versión de los citados. Abrines tiene que empezar enchufado no puede permitir que otro Micov se conecte desde el inicio en secuencia anotadora (Kuric le come la tostada, jugador clave ahora mismo del Barça).

Para estos tiros se fichó a Higgins. Mirotic se fue diluyendo, pero metió 21 puntos con porcentajes razonables. Pau Gasol, vaya 11 minutos que jugó (incomprensible que no tuviera más continuidad).
La final será distinta con o sin Calathes. Pero el baloncesto necesita que Ataman no gane la Euroliga.

Partido de los que terminas, tras varios micro-infartos, con una sonrisa de tonto. Qué gran primera mitad, y cómo Messina (y un Punter en modo 2K) nos hicieron bailar a su son en la segunda. Me ha gustado el carácter del equipo, celebrando cada buena defensa al unísono (Bolmaro, Hanga, Davies, que me vengan ahora a la memoria). La mala noticia, el pie de Calathes. Son de esas lesiones que no pintan bien a corto plazo. Ojalá me equivoque y mañana pueda saltar a la pista!

PD: Higgins clutch desde la defensa (y, por supuesto, el canastón final). No ha sido su partido más regular, pero se le fichó justo para lo que ha hecho hoy. Un killer silencioso como no teníamos en el Palau en tiempo.

PD2: Mirotic, Mirotic... Has empezado con ganas, cumpliendo, no me ha dado la sensación que te escondieras...Pero hijo, cada vez que recibías solo al final de partido, me levantaba de la butaca para no celebrar nada xD

PD3: soy el único que está tranquilo, independientemente del resultado, cuando Calathes está en pista? Maneja el tempo como le da la gana, sabe cuándo frenar, cuándo acelerar, cuándo parar, cuándo jugársela... El concepto de BASE, sin ir más lejos.

A por Efes! Soñar es gratis!!

Zorionak culés! Gran partido! Primera parte casi de tanteo, 51-42, con mucho ritmo y anotación porque habla talento en cancha y la segunda ,33-40, de un gran despliegue físico rematada por Higgins. Mala pinta el esguince de Calathes, esperemos se recupere. Me gustó Milán que ha cumplido después de tantos años. Ánimo.