Solapas principales

Iberostar Tenerife comienza su cuarta BCL con victoria en casa (81-67)

Esto casi que parece ya un matrimonio. Bien avenido, claro. Tres años de ininterrumpido y feliz noviazgo, empañado apenas por aquel aguerrido UCAM Murcia, por esa Virtus Bologna inalcanzable. Aun así, se mantiene la chispa de aquella primera vez en la casa de Drazen Petrovic; la pasión de ese último día de abril de 2017, en el que fueron campeones. Y es que la relación entre Iberostar Tenerife y la BCL parece que va para largo. No le quitan ojitos desde La Laguna a esta novel competición, por muchos cantos de sirena que le lleguen. Un título, dos finales y unos cuartos de final después, inicia el equipo tinerfeño su cuarta andadura por los pabellones y gimnasios más alejados de la vieja Europa. Por una competición de dudoso prestigio, de simulado pedigrí, pero de pingües beneficios, al menos por el cariño que le profesan desde las oficinas de La Hamburguesa. Y es que así es el amor. O eso cuentan.

Y para empezar con un nuevo episodio del idilio, un rival de los de mayor postín por aquí; los rusos del Nizhny Novgorod que le ganaran y bien, a ese Zenit de ACB que se ha construido Joan Plaza y que no termina de carburar. Dura piedra para seguir probando el afecto por tan venerada competición.

Pero claro, desde el momento en el que se pisa la cancha, no hay amor que valga ni recuerdos que lo resistan y a jugar se ponían los canarios desde el principio de los tiempos. Sobre todo el más alto de ellos, un glorioso Shermadini que ha comenzado la temporada como un auténtico cohete. Al son de los movimientos de la más vieja escuela, el amarillo que recordaba viejos tiempos en el equipaje local lucía hoy aún más hermoso con los ganchos interminables del center georgiano. Casi tanto como el color del balón con el que se juega este año la BCL y que recuerda a mucho de antaño. De aquella manera y comenzando a recuperar los engranajes defensivos que caracterizan a los equipos de Vidorreta se distanciaban desde temprano (19:30 en Canarias) los laguneros. Sin embargo no venían desde tan lejos a demostrar afecto los visitantes y empataban con Willis haciendo canastas de alto porcentaje. Hasta aquí. Parcial de 7-0 y primeras ventajas significativas para dejar a Gio ya con 12 puntos y el primer cuarto en 24-14.

Amor también sabe dar y recibir la afición canarista, sobre todo en esta competición que tanto le ha dado. Qué más da que los partidos sean a horas tan tempranas. Se disponían a disfrutar los aficionados que vinieron hoy a La Hamburguesa, pero Nizhny no le ganó al rico Zenit de casualidad. Con su terna de jugadores rusos bien armada, los Astapkovich, Strebkov y el mundialista Baburin encogían la cosa y el corazón aurinegro (28-26 min. 14). El nuevo jugador que es ahora Dani Díez volvía a relucir como en anteriores ocasiones. Hoy sí había minutos de juego para Santi Yusta. Pero sin el #19 canarista se hacía más difícil anotar. Menos mal que había defensa. El otro Brown de los rusos, no Alec, que ese ni un tiro siquiera pudo levantar en todo el partido, sacaba ventajas para sus compañeros que dejaban todo en la mínima expresión (34-33 min. 18).  Tuvieron incluso algunas posesiones los de negro para ponerse por delante. Es a lo más que llegaron los de Lukic. Un triple de Huertas dejaba la pausa más larga en 37-34 del amarillo y rayas negras local.

De vuelta de las cabinas, puro Iberostar Tenerife de la era moderna: tres triples casi consecutivos y afilada defensa para dispararse en el marcador (46-34 min. 22). En la siguiente jugada, 2+1 de esa combinación paulista-georgina tan maravillosa que empiezan a conjuntar Marce y Gio, Huertas y Shermadini para subir de los diez puntos la ventaja. Otra canasta y adicional del center que todo lo mete subía a +16 el crédito aurinegro. Por aquel entonces, el ataque local estaba monopolizado por esa linda pareja. La respuesta rusa era ligera, como si amara y no quisiera tocar lo que enfrente tuviera. Sólo Astapkovich y Willis apenas salían de Stendhal. Hasta Atkins se sumaba a la fiesta (63-54).

Iberostar Tenerife v Nizhny Novgorod - Highlights - Basketball Champions League 2019-20

La cosa estaba encarrilada, que no ganada. Dos minutos sin anotación lo demostraban. Hasta que Lundberg luciera piernas para un robo y un mate que encendiera nuevamente corazones. Se estaba jugando la pana de la primera victoria de la temporada en Europa y ya casi nadie anotaba. Salvo el de siempre, que sacaba sus interminables brazos para subir de nuevo la ventaja, con otro 2+1, claro (68-54 min. 34). Ya por aquel entonces, Nizhny Novgorod ni se acercaba al aro. En seis minutos, sólo dos canastas. A falta de tres minutos, se tornaban los palos y el alto asistía al bajo para todo sentenciarlo. El 2+1 era ahora de Huertas. La asistencia de Shermadini: 75-58 y partido acabado. Se sentaban los héroes. Se embelesaba la grada. Y es que eso es el amor. O al menos, eso es lo que cuentan allí por Canarias.

Ponga un Shermadini en su vida: vaya inicio de temporada: 18.5 puntos y 6.5 rebotes en Liga Endesa en estos primeros cuatro partidos. 24/9 en el estreno en Europa. Dominador constante de la zona de ataque, Gio apenas necesita músculo. Él juega a otra cosa. En la época del gimnasio, el georgiano enseña fundamentos en cada jugada. Desde sus 2.17 e infinita envergadura hoy volvió loco a cuanto defensor le pusieron por delante. Qué no hará en esta liga que ya hace por toda España. Comenta la dirección deportiva que se encontraron la oportunidad de ficharlo y actuaron rápido. Quién no lo haría. Y es que si usted necesita una reconstrucción en su equipo, ponga un Shermadini en su vida.

Gio Shermadini

Shermadini, brutal en su primer partido en la BCL (Foto Carlos González)

Un ejército de tiradores que no basta: no tiene mala pinta este equipo de la antigua y revolucionaria Gorki. Una legión de jugadores rusos cual regimiento dispuesto a acribillar desde la distancia a sus rivales. Que se lo digan a Joan Plaza. Un grupo de estadounidenses comprometidos, más allá de hacer números que les den más relevancia. Un entrenador serbio que con mucho tino, ordena y manda. Pero todo ello, contra la defensa que comienza a demostrar Iberostar Tenerife, no basta. Hoy, sólo los francotiradores apenas en el segundo cuarto sacaron brillo a sus balas. De resto, poco o casi nada.

Una ilusión en forma de muralla: poco se había visto de aquella defensa que tantos partidos ganara. De aquel tono asfixiante que hacía sucumbir a los rivales y que tantas victorias sacara. Es verdad que con once nuevos tipos, no es nada fácil construir de nuevo, desde casi la nada. Pero hoy ya comenzaron a vislumbrarse los tonos defensivos que Vidorreta siempre saca a su manada. Minutos detrás muy buenos, acompañados a los que ya se han visto en los partidos domésticos de fin de semana. Así, de esta manera y al ritmo de la pareja más laureada, dio cuenta Iberostar Tenerife de la primera victoria en Europa. Comenzó a forjar un nueva ilusión en forma de gran y defensiva muralla.

 

Galería

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 9 meses
#contenidos: 
129
#Comentarios: 
638
Total lecturas: 
305,081

Comentarios

Se critica mucho la competición pero hay muchos nbas actuales que han participado en estas ediciones, es más, en la que ganó el canarias jugaban un tal Zizic o Ntilikina actuales nba, un tal Brandon Davies (Barça), Ponitka, Jordan Theodore, etc. hay mucho equipo flojo pero otros que luego han sido esa temporada campeones de copa o de liga en países donde hay clubs de euroliga, así que la competición no es mala como muchos quieren vender.