Solapas principales

Igokea se mantiene vivo y Burgos buscará la revancha el jueves (77-75)

  • Dos tiros libres fallados pudieron empatar el partido sobre la bocina
  • El jueves vuelven a enfrentarse

LA PREVIA:  Jugar en Burgos como visitante

Cosas del calendario en tiempos de la COVID-19. Hereda San Pablo Burgos recibía a Igokea en Burgos... pero jugaría como visitante para facilitar la logística del partido del jueves en el que, esta vez sí, jugarán como locales. Los burgaleses llegaban aún con bajas tras el brote de coronavirus que sufrió la plantilla, recuperando a Ken Horton y Dejan Kravic, pero con Miquel Salvó y Omar Cook aún sin poder ser parte de la partida. Además, el partido era clave para ambos conjuntos: de ganar, los burgaleses pasarían oficialmente a la Final-8, mientras que si Igokea perdía el partido, quedaría fuera de la competición.

LAS PÉRDIDAS DE BALÓN

Errores impropios de Hereda San Pablo Burgos, los jugadores de Joan Peñarroya no se sintieron cómodos en pista en ningún momento. Los azulones acumularon hasta 12 pérdidas de balón por únicamente 2 de los bosnios. Estas pérdidas de balón vinieron, ademas, por falta de concentración y tranquilidad por parte de los jugadores de San Pablo Burgos, que no lograron marcar su ritmo en el partido, que comenzaron a notar el desgaste físico por la acumulación de partidos y falta de entrenamientos en el segundo cuarto y que acabó buscando la épica para tratar de salvar el partido. Fue un mal partido de los hoy visitantes, pero no desconectaron en el marcador en ningún momento.

Los riesgos de la épica

Lo intentó hasta, literalmente, el último segundo el Hereda San Pablo Burgos. Un equipo acostumbrado a remontadas, desafíos y tiros imposibles, se vio en su salsa cuando reomntaron una diferencia de 5 puntos en apenas 10 segundos... con dos tiros libres de Clemmons por el camino y con triple imposible de Thad McFadden incluído. A falta de 12 segundos, el partido quedaba empatado con bola para los serbios, que confiaron en su mejor anotador, Anthony Clemmons, defendido por el que seguramente sea el mejor defensor de los burgaleses: Xabi Rabaseda.

El americano consiguió convertir la bandeja y, con algo más de 1 segundo por jugarse, Hereda San Pablo Burgos salió a por todas.

LA IMAGEN

El final del partido fue una auténtica locura. Mejor veánlo.

Desenlace emocionante... y amargo

Así las cosas, los de Peñarroya buscaban lo imposible. 1,5 segundos por jugarse y bola en campo de Igokea. Los burgalese podían empatar o incluso ganar con un tiro rápido. Alex Renfroe, con 13 asistencias esta tarde, supo tener paciencia y esperar los movimientos en la pintura de los bosnios... hasta que vio un resquicio de luz y puso la bola en manos de Jasiel Rivero, que inició el gesto de lanzamiento y forzó la falta. 0,5 segundos por jugarse y toda la responsabilidad en manos del cubano que, pese a haber completado un enorme partido, no es el jugador más fiable desde los tiros libres.

Y, así, Rivero falló el primero y tiró a fallar el segundo, que no tocó aro y sentenció el partido. La culpa del partido queda muy lejos de Rivero, que forzó bien la falta, y que hay que buscar más en la falta de sensaciones, de acierto desde el triple y de un punto menos de físico por parte de todo el colectivo.

EL MVP: ANTHONY CLEMMONS

Muy buen partido del base norteamericano, que supo manejar los ritmos del partido, ralentizando las transiciones y acelerando de cara a canasta. 20 puntos y 2 asistencias para él, sin ser números brillantes, suponen un factor diferencial en un partido marcado, sobre todo, por quién llevaba las riendas. Y, en eso, la capacidad de Clemmons de ralentizar el juego y de buscar siempre el 5 vs 5 ahorró esfuerzos a los suyos, no permitió correr al contraataque a los burgaleses y dejó el partido en bandeja para que Igokea siga vivo... hasta el partido del jueves.

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 10 meses
#contenidos: 
209
#Comentarios: 
507
Total lecturas: 
477,829