Solapas principales

Jaycee Carroll hace de Correcaminos para liderar al Madrid en Tel Aviv (82-89)

  • Andrew Goudelock (16 puntos y 22 de valoración) y Victor Rudd (18 y 19) fueron los mejores de los macabeos
  • Sergio Llull, desquiciado con 0/8 en triples, fue fundamental en el último cuarto y acabó con un "doble-doble": 14 puntos y 11 asistencias

El partido arrancaba con la novedad de Dontaye Draper en el quinteto inicial ante la lesión de Taylor en el talón. Con Rudy Fernández desplazado a la posición de alero, Laso apostaba con dos pases para defender a los también “point-guards”, Ohayon y Goudelock.

El Madrid saltaba de morado al parqué con asia de dar el primer golpe. Pero los triples de Llull y Thompkins no entraban, aunque el americano aprovechaba los primeros rebotes ofensivos para anotar a placer bajo el aro y contestar al buen arranque de Goudelock (4-4). El ataque madridista funcionaba a toda velocidad, quizás demasiada para lo que estaba defendiendo Maccabi al inicio del partido, aunque el poco acierto exterior era compensado con el buen trabajo de Thompkins y Ayón bajo los aros (6-12)

Devin Smith, el mejor de los suyos en el arranque, anotaba un triple que era contestado con un 0-6 de los visitantes con Ayón en estado de gracia con 8 puntos sin oposición (9-18). Fue el exbaskonista Colton Iverson quien rompía el parcial, pero los macabeos no encontraban el acierto para contrarrestar a las torres madridistas, que mantenían la ventaja al final del primer cuarto (16-20).

El partido seguía con la misma tónica. Esta vez era Otello Hunter quien remataba el roto de Ayón en la pintura para estirar la diferencia por encima de la decena en el ecuador del segundo cuarto (19-30). El americano anotaba 7 puntos en un visto y no visto e incluso Maciulis, desde la posición de ala-pivot ,atacaba con éxito el rebote ofensivo, totalmente abandonado por los macabeos. Saltaba a la pista Sonny Weems para destacascar el ataque del Maccabi con penetraciones, pero el Madrid se encendía desde el triple de la mano de Jaycee Carroll, que, con dos lanzamientos consecutivos, ponía la máxima hasta el momento 23-37 y provocaba los primeros pitidos en la grada de La Mano de Elías.

La interminable rotación del Madrid seguía haciendo daño frente a un Maccabi que no terminaba de encontrar un referente en ataque. Carroll anotaba su tercer triple en 7 mintuos para irse a los 11 puntos y liderar el perímetro, mientras que en la pintura, el Madrid llevaba, con 18 minutos jugados, la friolera de 9 rebotes ofensivos que les permitían mantener la distancia (29-42) a pesar de las individualidades de Weems. Siguiendo la tónica contra Olympiacos, el Madrid basaba su estrategia en dejarse la piel atrás, y buscar a Carroll tras bloqueos indirectos, y funcionaba. De nuevo un gran trabajo defensivo permitía forzar los 24 segundos de posesión y recuperar la posesión. El movimiento de balón era excelente en ataque, aunque el exceso de extra-pass permitía al exGranca DJ Seeley anotar a la contra una de las canastas más fáciles del equipo en esta primera mitad. A 30 segundos para el final del cuarto, Goudelock mareaba a Randolph en el perímetro  y asistía para el mate de Rudd por línea de fondo. 16 segundos le quedarían al Real Madrid para un último ataque, y cuando todo parecía que un nuevo “buzzer beater” de Llull estaba al caer, el de Mahón le servía el balón a un Rudy totalmente liberado para que, en su cuarto intento, anotase su primer triple de la noche y pusiera el 33-46 al descansoHunter, con 7 puntos, 4 rebotes y 13 de valoración, y Ayón, con 9, 6 y 15, los mejores de los blancos en la primera mitad.

andrew-goudelock-maccabi-fox-tel-aviv-eb16.jpg

Andrew Goudelock, el mejor de los suyos con 22 de valoración. Foto: Euroliga

El Maccabi salía con todas en el tercer cuarto, robando la primera bola a Thompkins y anotando un triplazo a tabla de la mano de Rudd para poner los 10 de desventaja en el marcador. Goudelock volvía a golpear de media distancia y un nuevo triple, esta vez de Weems, ponía el 0-8 de parcial en apenas dos minutos de juego. Como al inicio del partido, el desacierto del Madrid desde el exterior (0/3 en este periodo), permitía al Maccabi correr y anotar, solucionando sus problemas en el rebote defensivo cambiando a Ohayon por un alero alto como Weems. Iverson, desde el rebote ofensivo, subía el parcial a 0-10 y provocaba el tiempo muerto de Pablo Laso (43-46). Esta vez era el Madrid el que sufría en el rebote y en la reanudación, DJ Seeley empataba el partido a 46 desde el exterior.

Los ataques en Madrid se estrellaban una y otra vez, quizás más por las ansias de anotar que por una eficiente defensa. Rudd consumaba la remontada desde el tiro libre y con un canastón de media distancia aumentaba el parcial a una máxima de 16-0 (49-46). Apareció por fin el capitán, Felipe Reyes, para anotar un 3+1 que volvía a devolver la ventaja a los suyos después de 5 minutos sin anotar. Luka Doncic, inédito en la primera mitad con 30 segundos de juego, tomaba los mandos y, esta vez sí, organizaba el ataque de los suyos para que Rudy volviese a anotar. El balear se picaba con Weems desde el exterior con dos triples consecutivos y el partido entraba en un ritmo frenético (52-55).

Rudd, todo carácter, dejaba la jugada de la noche con una transición en la que, después de dejar atrás a Rudy con un cambio por la espalda, machacaba el aro en la mismísima cara de Gustavo Ayón, aunque el acierto del propio Rudy en ataque mantenía las distancias (55-59).

El Maccabi optaba por el “Small-Ball” con Rudd de pivot y Landesberg como falso cuatro, que era atacado por un Rudy estratosférico en este tercer cuarto (10 puntos). El Madrid, pese al 16-0, recuperaba las riendas de encuentro, aunque el partido volvía a la vida para los locales (57-62).

Seeley regalaba la primera posesión del cuarto al Madrid, pero Llull seguía sin encontrar el acierto en el perímetro en su quinto intento. Sí lo encontraba el propio Seeley, que arreglaba su fallo anterior con un triple, pero enfrente tenía a un Rudy en estado de gracia. Rudd era quien contestaba esta vez al balear desde fuera para poner el 63-65. Llull, en su salsa, en la más difícil, anotaba un gancho casi imposible justo antes de que se señalase una doble falta sobre Rudy y Seeley, con una técnica adicional para el balear, que se sentaba en su mejor momento del partido.

sergio-llull-real-madrid-eb16.jpg

Llull, doble doble: 14 puntos y 11 asistencias. Foto: Euroliga

De nuevo, Carroll, seguía con el frenesí desde el perímetro de ambos equipos y los bloqueos indirectos volvían a ser el mejor sistema para los de Laso. Si no encontraban al de Wyoming, los bloqueadores como Randolph eran quienes aprovechaban la buena dirección de Doncic para anotar cerca del aro (66-72). De nuevo con Doncic distribuyendo desde la cabecera, el Madrid encontraba la tecla para ver el aro y Llull, con 4 puntos consecutivos, devolvía los 10 de ventaja a 5 minutos y medio para la conclusión del partido (69-79). Buscando el triple el Maccabi trataba de volver al partido, sin éxito. Carroll seguía masacrando en los carretones para anotar su quinto triple y además sacar el adicional para irse a los 18 puntos (71-83). El Maccabi trataba de reaccionar con un 5-0, pero Randolph parecía matar el partido con una canasta y forzando la falta en ataque de Weems. Sin embargo, no todo estaba dicho y Goudelock daba emoción con un triple y dos tiros libres que ponían el 80-85 a 38 segundos para el final. Sergio Llull (maquilló su 0/8 en triples con 14 puntos y 11 asistencias) anotaba dos tiros libres que sentenciaron el encuentro.

 

Sufriendo, pero dejando una gran sensación de solidez durante 35 minutos (exceptuando el 16-0 que recibió en los 5 primeros minutos del primer cuarto), y con Carroll (18) y Rudy (16) como líderes en ataque , el Real Madrid logra su segunda victoria en esta Euroliga, la primera fuera de casa (82-89). Jaycee Carroll, tras el partido, destacó que “siempre estoy preparado para este tipo de partidos. La segunda parte fue totalmente a la primera, no tuvimos esa intensidad en defensa, pero logramos la victoria. Tenemos una buena rotación y en ambientes como el de hoy nos ha ayudado.”

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 5 meses
#Contenidos: 
241
#Comentarios: 
1,679
Total lecturas: 
686,095

Comentarios

Una muy buena victoria, muy trabajada, en la siempre difícil cancha de La Mano de Elías. Da gusto ver el ambientazo 100% baloncesto que se crea. Maccabi no está en sus mejores tiempos, pero esta temporada ha fichado bien y gente de mucho pedigrí para tratar de devolver al equipo a la élite europea y de volver a ser el equipo dominante en Israel. Están en el camino, pero lejos aún. Candidato a meterse entre los 8 primeros, pero sufriendo.
Del Madrid, una sobresaliente primera parte, un pésimo arranque de tercer cuarto y una buena reacción para agarrarse al partido primero. Y luego rematar en los últimos minutos. El equipo está muy mentalizado y Laso tiene claro que en esta Euroliga había que salir a tope desde el primer partido.
En el plano individual, sigo pensando que terminaremos esta temporada y comenzaremos la próxima con una línea exterior formada por Llull-Doncic-Rudy. Sigo pensando que sobran Draper, Thompkins y Taylor. Y sigo pensando que Randolph, asentado en el equipo, puede ser la bomba.

Un saludo.

Parece que el Madrid ha acertado realmente con Hunter y Randolph. Ahora ya solo falta que deje de regalarle minutos a Thompkins ya que Nocioni aporta siempre más defensa y caracter, y en ataque puede aportar igualmente

Yo creo que a Nocioni lo reserva para momentos calientes, como copa del Rey, play off y partidos duros y complicados. Es que es eso, un gran reserva haciendo un símil enológico

Tambien es importante , tener un entrenador que no te sienta ,cuando, siendo base te permite tirarte 8 triples y fallarlos...ya quisiera el bueno de Jaycee, llevaria tres temporadas siendo maximo anotador de la liga.

Bueno quain, pero es que en los equipos hay una jerarquía que hace que los jugadores más importantes tengan más licencias. Ejemplos, Navarro en el Barça. Mumbrú en el Bilbao. Unicaja ahora mismo no tiene una referencia clara en su juego por los vaivenes en la plantilla, pero ocurriría igual.También ocurre en el Madrid. Gente como Rudy o Llull tienen la libertad que no tienen jugadores como Taylor o Thompkins. Pero es lógico, la confianza se gana con el tiempo y con el rendimiento.El liderazgo en la cancha y en el vestuario pesa mucho.
De todas maneras, Laso no penaliza a Carroll si falla 4 triples seguidos. Le penaliza más si hace 3 malas defensas seguidas. Ahí está la cuestión. Llull ayer, en un pésimo día en el tiro, acaba con 14 puntos, 11 asistencias y una buena defensa atrás frente a rivales muy peligrosos.
Y termino, Jaycee Carroll es enormemente valorado y respetado por Pablo Laso. Y después de los españoles y junto al Chapu, el jugador de más peso en el vestuario.

Un saludo.

Si le deja tirarse ocho triples es porque se lo ha ganado con su trayectoria, no hay más que ver la de partidos que ha decidido. Y en efecto, ese entrenador deposita su confianza en el base...y es que ese entrenador lo ha ganado todo, aunque algunos iluminados listillos del foro se empecinen en ponerle motes para intentar ridiculizarle (en vano, por supuesto).

PD: pregúntale a Carlitos si a él le hubiera gustado que Aíto en Unicaja, Scariolo en el Khimki o Tabak en el Baskonia hubieran tenido la mitad de confianza en él que Laso en Llull

Gran impresión la que ha dejado el Madrid en una pista complicada. Randolph cada vez mejor y Hunter me parece un muy buen fichaje para realizar su cometido. En cuanto a Llull, poca puntería pero destapándose como director de juego y actuando con liderazgo. Esto de momento tiene muy buena pinta

Partidazo. Primera mitad de partido con la mejor defensa que le recuerdo a este equipo en años. Apagón monumental en el tercer cuarto con ese parcial de 16-0 que en condiciones normales es capaz de hundir a cualquier equipo menos a este. Qué barbaridad. Este equipo es impresionante, cuando uno tiene un mal dia siempre hay otro que tira del carro, y si no otro, y otro. Llull llevaba unas semanas a nivel de escándalo, y hoy que tiene un mal dia va y hace 14 puntos y 11 asistencias ... para rematar el partidazo de Carroll, uno más en su historial, pese a jugar poco. Ves lo que hay ahora y piensas en el futuro de Doncic (lo que nos dure en plantilla) y te acojonas de pensarlo. Por cierto, lo de Rudy hoy con el juego sin balón, digno de estudio. Se mueve por donde quiere y facilita mucho la labor del resto del equipo. Draper, regulín hoy, aunque generalmente no me desagrada. Doncic y Campazzo el año que viene juntos, no suena nada mal.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar