Solapas principales

Justin Dentmont manda en la derrota del San Pablo Burgos (80-76)

  • Justin Dentmon lidera a Pau-Lacq-Orthez con 24 puntos y 5 asistencias
  • San Pablo Burgos logró remontar y ponerse por delante, pero se dejó el partido en el último cuarto

Remontar no es suficiente: San Pablo Burgos sufrió durante toda la primera mitad para mantener el ritmo de Pau-Lacq-Orthez y se fue al descanso 47-35. Los de Joan peñarroya no se amilanaron y salieron a morder en el tercer cuarto, remontando el marcador y llegando a mandar por 7 puntos. Sin embargo, los franceses reaccionaron y, con un parcial de 16-0, volvieron a ponerse por delante y supieron administrar la ventaja hasta el final del partido.

Justin Dentmon: matar desde la personal: El americano fue el principal recurso ofensivo de Pau-Lacq-Orthez. Con 24 puntos y 5 asistencias, fue imparable para los de Joan Peñarroya, que optaron por llevarle a la línea de personal, donde antó 13/13 en TL. Junto a él, Ekene Ibekwe aportó 20 puntos y 7 rebotes. 

Las faltas y los tiros libres: San pablo Burgos tiene un problema serio esta temporada desde la línea de personal. Los azulones llevaron a sus rivales 36 veces a la línea de tiros libres, de los cuales, 30 tiros fueron puntos (83,3%). Pero, por contra, de las 13 veces que los burgaleses acudieron a los tiros libres, sólo anotaron 9 (69,2%).

Derrota dura para un San Pablo Burgos que sufrió en la primera parte frente a la intensidad de Pau-Lacq-Orthez y que, cuando consiguió remontar, encajó un parcial de 16-0 en contra y que aún así pudo igualar en los últimos compases del encuentro.

El partido empezó igualado, con los visitantes apoyándose en un excelente Earl Clark que, junto con el acierto exterior de Ferrán Bassas mantenía a los suyos en el partido a pesar de las ligeras ventajas de los franceses. 21-18 al final del primer cuarto con la sensación de ser un partido que prometía espectáculo y puntos, pero en el que los burgaleses no lo iban a tener nada fácil.

Y así fue en el segundo cuarto, en el que Pau-Lacq-Orthez subió el nivel con tres triples de Ibekwe que contestaban al esfuerzo en la pintura de Augusto Lima. Los problemas de pase para los castellanos obstaculizaban su ofensiva sin disponer de ocasiones claras y fallando demasiados tiros, mientras concedía demasiados rebotes y comenzaba a cundir el desánimo entre los burgaleses. 47-35 al descanso con muchas cosas que mejorar, pero con tiempo suficiente para hacerlo.

Tras el descanso, San Pablo Burgos parecía otro equipo. Thad McFadden salió dispuesto a arreglar a base de triples los problemas en ataque, mientras los ajustes defensivos de Peñarroya daban sus frutos, capturando rebotes y peleando con intensidad, cerrando el cuarto con 59-62 y muchas mejores sensaciones.

Así se mantuvo el conjunto burgalés en los inicios del último cuarto. La buena labor defensiva ampliaba la ventaja hasta los 7 puntos, máxima del partido para los de Burgos, pero la falta de ataque y un superlativo Justin Dentmon eran demasiado. El americano castigaba con penetraciones que acabaabn en canasta o tiros libres mientras los franceses comenzaban a estirar su ventaja con un parcial de 16-0 (75-66). Aún tuvo tiempo San Pablo Burgos para reaccionar de la mano de Bruno Fitipaldo y Earl Clark, dejando la ventaja francesa en sólo 3 puntos, pero que San Pablo Burgos no pudo rematar para igualar las tornas.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 1 mes
#contenidos: 
105
#Comentarios: 
243
Total lecturas: 
226,797