Solapas principales

La paciencia de North Carolina y la perfección de Villanova se verán en la final

Foto: Streeter Lecka (Getty Images)

#10 SYRACUSE vs #1 NORTH CAROLINA: 66-83

Los primeros 10 minutos de la primera mitad fueron fiel reflejo de lo esperado: un encuentro espeso, donde las defensas dominaban sobre los ataques, y con guarismos de anotación bajos. Sin embargo, los segundos 10 minutos, los Tar Heels jugaron de manera muy inteligente sabiendo lo complicado de las primeras acciones ante una zona tan pegajosa como la de los Orangemen así que buscaron directamente a sus jugadores interiores como Kennedy Meeks o sobre todo, Brice Johnson; o directamente buscaban de manera agresiva las segundas opciones, cargando el rebote ofensivo, donde los de Jay Williams son muy potentes. 

Syracuse se veía superada e incapaz de parar ese juego interior y los puntos en la pintura. Una vez más eran Michael Gbinije y Malachi Richardson los que llevaban el peso ofensivo del equipo, pero el nigeriano con muy malos porcentajes de tiro. Y desde el banquillo, el freshman Tyler Lydon, haciendo también un partido serio, pero insuficiente y por eso los de Chappel Hill se fueron al descanso con 11 puntos de ventaja. Recordemos que los Orangemen remontaron 14 puntos de desventaja ante Virginia, con lo cual, no había nada decidido.  

Y así fue, porque en la segunda mitad los Orangemen dieron imagen de querer revivir remontadas anteriores, sobre todo de la mano de un Trevor Cooney muy entonado. Pero los Tar Heels aplicaron en su juego algo que faltó a los anteriores equipos contra los que Cuse ha jugado. North Carolina utilizó la paciencia como arma principal, y el equilibrio entre el juego interior y el tiro exterior como arma secundaria. Ambas cosas vitales cuando juegas contra una zona tan complicada como la de Jim Boeheim. Apareció Marcus Paige cuando más lo necesitaba su equipo. No olvidarnos del partidazo de Justin Jackson. Y Brice Johnson siguió dando buena cuenta de su gran año y sobre todo, de lo que ha crecido como jugador ganándose el derecho absoluto a ser elegido en el Top10 del próximo NBA Draft. Victoria de la lógica, que no es lo habitual en la March Madness, y los de Roy Williams, que por cierto, batía el record de haber llevado a 2 universidades diferentes a al menos 4 Final Four cada una de ellas (lo logró primero con Kansas y ahora con UNC), que se jugarán el título colegial ante Villanova. Será apasionante. 

Destacados:

  • Brice Johnson (UNC): 16p 9r 1a
  • Kennedy Meeks (UNC): 16p 8r 2t
  • Trevor Cooney (SYR): 22p 5r 3s

Syracuse vs. North Carolina: Heels advance

#2 VILLANOVA vs #2 OKLAHOMA: 95-51

Espectaculares los Wildcats que con unos primeros 20 minutos perfectos, se han ido al descanso con una ventaja considerable e importante de 14 puntos. Y eso que Hield comenzó metiendo miedo en el cuerpo a los de Philadelphia con 5 puntos casi consecutivos al inicio, pero después, una excelente defensa de los de Jay Wright, practicamente anuló al bahameño que no volvió a anotar hasta casi el final de la primera mitad, y lo peor de todo, es que no era capaz ni siquiera de recibir el balón. 

Sensacional la dirección de Ryan Arcidiacono, que sigue sumando tantos para bien buscar alguna opción NBA o terminar en un equipo europeo de nivel alto. Y el all around plater Josh Hart se sumó a la fiesta sumando 15 puntos casi sin fallo. Y el trabajo de Daniel Ochefu cerca del aro y los intangibles del fondón de Kris Jenkins hiciero a los aficionados de este deporte disfrutar de un auténtico espectáculo y demostrándo por qué Villanova está en la Final Four. Una vez más dejando claro que este deporte es un juego de equipo. 

La segunda mitad comenzó como el partido: con Buddy Hield anotando. El problema no era tanto que Oklahoma subiese el nivel, sino que Villanova lo bajase, y esa era la parte complicada porque cada vez que los Sooners bajaban de 10 puntos, aparecía Josh Hart para volver a poner tierra de por medio. Y eso que llegaron los primeros fallos en el tiro de Arcidiacono, pero como llevamos insistiendo toda la temporada, con especial atención en el Gran Baile, Nova no depende de un sólo jugador. Su secreto es el juego en equipo. 

Los Sooners se empeñaban en jugar con prisa en vez de rápido. Confundían términos. Y se empecinaban en el tiro de tres. Las distancias llegaban ya a superar los 20 puntos a poco más de 10 minutos para el final (64-41). Psicológicamente, Oklahoma, estaba tocada. El parcial para los Wildcats subía ya a 18-0 colocando ya más de 30 puntos de distancia entre ambos conjuntos. Lon Kruger consumía otro tiempo muerto fruto de la impotencia. Y de ahí hasta el final, una agonía hasta los 45 puntos finales de diferencia que suponen un record absoluto en la historia de las Final Four. Y con unos porcentajes de tiro de campo escandalosos (71,4%). Villanova, primer finalista.

Destacados:

  • Josh Hart (VIL): 23p 8r 4a 2s
  • Kris Jenkins (VIL): 18p 8r 1a 2s 1t
  • Ryan Arcidiacono (VIL): 15p 3r 3a

Villanova vs. Oklahoma: Game highlights

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 1 semana
#contenidos: 
485
#Comentarios: 
1,754
Total lecturas: 
2,555,168

Comentarios

La verdad es que Oklahoma me decepcionó mucho, en ataque no habian sistemas, 1 contra 1 y los otros 4 jugadores mirando, nada de bloqueos indirectos, flex, bloqueos al poste bajo... "rien de rien", y en defensa fueron bastante madres....
el único partido del año que veo en directo de NCAA expresamente para ver a Hield y me sale rana...
saludos basketbolísticos!