Solapas principales

La Penya vence con solvencia y asegura la primera plaza (90-75)

  • El Joventut volvió a mostrar su mejor cara para acabar el año con confianza
  • Partidazo de López-Arostegui (23 puntos), que sigue de dulce

UNA CARRERA POR EL LIDERATO

El Joventut cerró el 2020 ante el Bourg en Bresse, en un encuentro a todo o nada para asaltar la primera plaza del Grupo A. Los verdinegros, con ganas de redimirse de un mal partido ante el Burgos el pasado fin de semana, llegaban con cierta ventaja sobre los franceses, ya que les bastaba con una victoria e incluso una derrota por menos de 7 puntos para aferrarse al liderato. Una gesta complicada para el equipo de Alen Omic, que volvía al Olímpic de Badalona con el incentivo de verse la cara contra sus excompañeros. Mucho a ganar y nada a perder para el conjunto visitante, que está sorprendiendo a muchos en su primera experiencia en la competición.

DOMINAR DESDE EL INICIO

La Penya salió con el cañón cargado. Los de Carles Duran querían sí o sí el liderato y fueron a por su objetivo desde el salto inicial. Durante la primera mitad los verdinegros fueron amos y señores del partido, siempre con sensación de superioridad ante un Bourg que peleaba por engancharse. El Joventut supo controlar el partido a partir de una defensa consistente y la fluidez en la circulación de balón habitual. Los franceses fueron incapaces de parar las ofensivas verdinegras en la primera mitad, que dominaron ómodamente. Los locales hicieron mucho daño en la zona, donde Brodiansky y Morgan se impusieron con facilidad. 

LA AMBICIÓN VENCIÓ A LA IMPOTENCIA

Pese a la superioridad verdinegra, el Bourg en Bresse no es de esos que baja los brazos con facilidad. Los franceses tuvieron la capacidad de vencer a la impotencia para luchar con dignidad. Los visitantes se agarraron al marcador como pudieron, aunque este fue muy adverso en más de una ocasión. A base de rachas de acierto permitieron que el encuentro no se decidiera antes de tiempo, aunque las buenas sensaciones eran tan esperanzadoras como efímeras. Un quiero y no puedo constante. Lo intentaron pero fueron totalmente superados por un muy buen Joventut. En el último cuarto, cuando la diferencia ya era insalvable, se rindieron. 

LA VISIÓN DE ANTE TOMIC

Tomic es un jugador distinto. Determinante en la zona pero también en el poste alto, con una visión poco habitual en hombres altos. En esta ocasión le de una asistencia de lujo a López-Arostegui para que el basco lo termine con un bonito aro pasado. Penya en estado puro. 

 

 

RECUPERAR LAS BUENAS SENSACIONES

Tras la dura derrota ante Burgos, que dejó muy mal sabor de boca, la Penya encontró en el Bourg la medicina ideal para curar su herida. Los de Carles Duran jugaron con inteligencia, paciencia y seriedad. Dominio total del rebote, buena triangulación, acierto exterior e intensidad defensiva, el encuentro fue prácticamente de diez. El Joventut supo solucionar uno de sus mayores defectos esta temporada, las pérdidas.  Victoria contundente y primera plaza asegurada para afrontar con confianza el Top 16. Una forma inmejorable de terminar el año. 

XABI LÓPEZ-AROSTEGUI, UN JOVEN VETERANO

En su cuarta temporada en el primer equipo, Xabi López-Arostegui ha dado el salto definitivo. El vasco, que ya viene de dos temporadas notables, se ha consolidado como uno de los referentes de una Penya muy competitiva. El alero, que demuestra una madurez impropia de un jugador de solo 23 años, confirmó contra el Bourg que está atraviesa un momento más que dulce. El canterano fue capaz de liderar a los suyos cuando los franceses más apretaban. Fue capaz de matar el partido en la segunda mitad, fusilando a su rival desde más allá de la línea de tres. Terminó con 23 puntos, 6 rebotes y 5 triples para 23 de valoración. Crece a pasos de gigante.

 

ESTADÍSTICAS

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
44
#Comentarios: 
65
Total lecturas: 
74,242