Solapas principales

Labeyrie guía al asalto valenciano en Kaunas (82-86)

  • El mejor Labeyrie de la temporada lidera la victoria
  • Zalguiris preparó un partido muy difícil para los valencianos
  • Los locales echaron de menos a Grigonis

Después de una tremenda racha de 4 victorias como local, Valencia perdió sus dos siguientes deplazamientos a Belgrado y Madrid. De esta manera queda anclado a la parte media baja de la clasificación y no habiendo estrenado su casillero de victorias como visitante.

Por lo tanto el partido de hoy era con un teórico rival directo vista la clasificación de ambos equipos, aunque no parece buen lugar para estrenarse como visitante el feudo lituano.

Por parte valenciana destacaba la baja por molestias de Vives y la ya habitual de Sastre, en el caso del base contrarrestada con la buena noticia del retorno del eterno Van Rossom. Por parte de Zalguiris perdían para el partido a uno de sus puntales como Grigonis.

Comenzó el partido con ambos equipos muy serios y demostrando que habian aprovechado la semana sin jornada doble para preparar concienzudamente el encuentro. Dos defensas muy serias con las ideas claras para frenar las armas de su rival. Valencia Basket comenzó con Doornekamp como estilete defensivo para frenar a los potentes aleros lituanos, en especial Ulanovas, mientras que Jasikevicius preparó una trampa donde sacrificaban la defensa del 4 para hacer ayudas a la defensa de Dubljevic y al bloqueo y continuación de Colom. 

En los primeros minutos apareció Ulanovas con 5 puntos casi seguidos y por parte valenciana Labeyrie, muy liberado en ataque. Tras los primeros 5 minutos y con el marcados 9-12 para los valencianos Jasikevicius no lo vio claro y paró el partido, dando entrada a Landale en lugar de Geben. Parece que los cambios beneficiarion a los lituanos, donde la aportación en el rebote tanto ofensivo como defensivo y los 6 puntos consecutivos de Leday hicieron que se volteara el marcador. Llegando al final del cuarto con 21-19 para los locales. Valencia se mantuvo en el marcador por el acierto exterior de Colom, Doornekamp y sobretodo Labeyrie. Incluso Van Rossom anotó un triple en primer balón que tocó tras su larga ausencia.

bojan-dubljevic-valencia-basket-eb19.jpg

dubljevic- euroleague media center

Comenzó el segundo cuarto con un guión idéntico al del primero pero con diferentes actores. Las rotaciones, obligadas por el cansancio acumulado durante un cuarto donde se movieron poco los banquillos. La profundidad de plantilla dejaba un quinteto con más argumentos para los valencianos. Sin embargo Zalguiris puso sobre la pista una apuesta valiente en la que Lekavicius desbordaba una vez tras otra a Van Rossom, Milaknis secaba a Loyd y Landale se hacía el dueño de los tableros. Con estos argumentos unidos a una defensa durísima y una gran superioridad en el rebote llegaron al minuto cuatro del cuarto 32-27 dando sensación  de superioridad en el partido.

Poco a poco Valencia se repuso y con la vuelta a pista de Colom y Labeyrie equilibró de nuevo el marcador con un gran acierto desde el triple, sobretodo del andorrano que hizo un 3 de 4 al descanso. Los lituanos se vieron mermados por las faltas de sus jugadores interiores que obligó a Jasikevicius a sentar a Leday y Geben más minutos de lo deseado y a jugarse la tercera falta de Landale manteniéndolo en pista. De esta manera se llegó al descanso con 48-47 dando la sensación de ser dos equipos muy equilibrados y donde el partido se iba a resolver por pequeñas diferencias entre ambos equipos.

edgaras-ulanovas-zalgiris-kaunas-eb19.jpg

ulanovas- euroleague media center

El tercer cuarto ambos equipos mantuvieron el guión. Defensas muy estudiadas, Loyd, Marinkovic y Abalde neutralizados, Ulanovas más o menos controlado y los juegos interiores igualados a los puntos en el intercambio de golpes. De esta manera hubo intercambio de canastas y errores. Con un Zalguiris muy correcto con Walkup repartiendo juego y un Valencia correcto y sin desesperarse encontrando buenas opciones en ataque para llegar al minuto 6 del cuarto 55-53 para los locales.

En los últimos minutos del cuarto apareció nuevamente un liberadísimo Labeyrie estando muy acertado de larga distancia, además de una gran dirección de Colom primero y Van Rossom después. Poco a poco fueron abriendo brecha hasta llegar al 57-64 al final del cuarto. En los últimos 4 minutos los lituanos sólo anotaron 2 puntos, lo cual dice mucho del buen hacer en defensa de Doornekamp, Abalde, Ndour y compañía. Mientras que frente al huracan valenciano que se avecinaba los lituanos plantearon alternativas como dos contra uno o presión a media pista, aunque no consiguieron frenar a Valencia.

thomas-walkup-zalgiris-kaunas-eb19.jpg

walkup-euroleague media center

La mejor noticia para Zalguiris en el tercer cuarto fue llegar vivo al final, pues por momentos Valencia fue muy superior. Sin embargo el último cuarto comenzó con la misma  dinámica. Con un Valencia acertado en  el tiro exterior y una gran dirección incialmente de Van Rossom. Fue el momento de los secundarios que no habían aparecido hasta el momento como Tobey y Ndour y por fin del microondas Marinkovic. Zalguiris no pudo sino resguardarse de la que se le venía encima y al minuto 3 de cuarto pareció que el partido se rompía. Una jugada de 3+1 de Marinkovic ponía el 59-72 y casi a la par pitaban la quinta falta de Landale, importantísimo hasta ese momento en rebote y defensa.

Zalguiris volvió a variar sus defensas buscando los errores valencianos, pero los visitantes se mostraron muy serios y acertados en momentos importantes. Mientras los locales, claramente acelerados y sin encontrar un referente claro en ataque, encontraron tiros sueltos de Ulanovas, Rivers, Walkup, Leday e incluso Milaknis. Este intecambio de golpes hizo que la distancia se mantuviera hasta el 70-75 a 3 minutos de la conclusión. Con un Valencia haciendose fuerte en los aros, algo de lo que adoleció en la primera mitad.

En los minutos finales un acertado Milaknis, junto a Walkup y Rivers hicieron que el marcador se apretara hasta el 79-82, pero Valencia se mostró muy serio con una gran dirección de Van Rossom y canastas de Loyd y Abalde.

Con estos argumentos y la sensación de equipo muy serio, Valencia consiguió su primera victoria a domicilio en una cancha muy difícil con un 82-86.

Destacar que San Emeterio y Motum no saltaron a pista. En el caso del primero dado el nivel físico de sus rivales, ya que se le ha visto sufrir con rivales grandes esta temporada, en el caso del segundo puesto que parece estar más fuera que dentro del equipo.

-Hay vida más allá de Dubljevic: La mente perversa de Jasikevicius preparó una tela de araña para neutralizar al superlativo center valenciano. Confiando en que Ndour y Labeyrie no aparecerían. Además Loyd estuvo muy controlado todo el partido con una gran defensa de Milaknis.

Sin embargo hoy la segunda unidad de Valencia apareció y en el caso de Labeyrie de que manera. Muy acertado en el tiro exterior y aportando en todos los ámbitos. Destacar también la aportación de Ndour y por momentos de Abalde.

Muy buen partido también de Colom, en ataque como siempre, pero esto ya no es una novedad.

-El retorno del rey: Pese a los buenos partidos de Vives, es cierto que sin Colom en pista la dirección de juego quedaba coja. Además Colom tenía, y tiene, serios problemas para defender a casi cualquier base de la competeción. 

Con la vuelta de Van Rossom todo vuelve a cobrar sentido. Hay un segundo base fiable y con gran sentido de juego colectivo, con muy buena mano y que no se arruga en los momentos importantes. En la primera parte se vio superado por Lekavicius, pero en la reanudación apareció el belga que todos conocíamos.

Antes de lesionarse no se pudo ver la combinación  de éste con el andorrano, pues el segundo no estaba en dinámica todavía. Ahora con los dos en dinámica parece que Valencia tiene una rotación exterior mucho más completa.

-Zalguiris corto de efectivos:  Recordando al Zalguiris de la temporada pasada y sobretodo de hace dos se echa en falta una mayor rotación de calidad. Cuando no están en pista ciertos jugadores el juego se descontrola y su nivel de calidad y físico mengua. Hoy se ha visto claramente como la expulsión de Landale ha supuesto un bajón físico del equipo, al no tener un sustituto de garantías. 

Además no encuentran referentes en ataque, Walkup, Leday y Hayes no parecen ser argumentos suficientes para hacer olvidar a Westerman, Davis o Wolters.

 

 

zalghu.png

zalguiris valencia-euroleague media center

valen.png

zalguiris valencia-euroleague media center

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 6 meses
#contenidos: 
13
#Comentarios: 
5
Total lecturas: 
13,682