Solapas principales

Lamentable: botellazos al banquillo de Fenerbahce y Obradovic, escupido en la cara

  • El tercer partido de las semis de la liga turca entre Fenerbahce y Galatasaray, envuelto en graves incidentes

La liga turca está en plenas semifinales del playoff por el título. Mientras el Anadolu Efes ha logrado el pase a la gran final tras barrer por 3-0 al Dogus Darussafaka, el Fenerbahce está teniendo más palabras con su archirrival el Galatasaray. Los de Obradovic amarraron sus dos primeros partidos celebrados en el Ulker Arena, pero han caído en su primera visita al Abdi Ipekçi (65-63) en un partido lleno de incidentes. La guerra dialéctica de las últimas horas había creado un caldo de cultivo explosivo que, por desgracia, ha acabado detonando. 

El choque ha tenido que suspenderse furante 15 minutos al comienzo del último periodo por el constante lanzamiento de objetos a la cancha. Los fans más radicales de Galatasaray la tomaban con el banquillo del Fenerbahce, que era la diana de las botellas que caían desde la grada. Los jugadores del Fenerbahce abandonaban la cancha y la peor parte se la llevaba Zeljko Obradovic, que recibía un visible escupitinajo en la cara. Lamentable.

Galatasaray - Fenerbahçe Basketbol maçı olaylar

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
16 años 1 mes
#Contenidos: 
3,665
#Comentarios: 
36,313
Total lecturas: 
26,650,883

Comentarios

Tampoco es que Obradovic se caracterice por ser una hermanita de la caridad. Recuerdo que ya en los juegos de Atenas la montó abandonando una rueda de prensa, en el 2010 la final de la liga griega se jugó al final puerta cerrada tras lluvia de bengalas, y Zezlko entrenaba al Panantinaikos, en el 2014 con Zelko ya en el banquillo el Galas no se presentó a jugar el 5 partido en casa del Fenerbahce por miedo, Y también debe recordarse que Zelko pasó dos años en la cárcel por atropellar a un peatón.
Escrito lo anterior, es evidente que la FIBA, ahora que está por mostrar su fortaleza y poderío, debería tomar cartas en el asunto y sancionar como es debido ya sea directamente o a través de sus fieles y sumisas federaciones (o es que teme que la contribución económica de tan poderosos clubes y patrocinadores turcos y griegos se le escape)

Lamentable es la primera palabra que viene a la mente, pero esto tiene fácil solución: próximo partido en pista del Galatasaray a puerta cerrada sin público, y ya está.

Es la liga turca, nada nuevo bajo el sol. Lo que no alcanzo a comprender es como gente como Obradovic u otros primeros espadas del basket europeo soportan semejante ambiente, puediendo entrenar en cualquier otro sitio mucho más civilizado: ahora, si lo suyo se fundamente exclusivamente en vender el alma al diablo...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar