Solapas principales

Levski Sofía destrona a Lukoil tras 11 años de férreo dominio

Levski Sofía destrona a Lukoil, ganando la liga búlgara con árbitros italianos

  • Jumaine Jones y Lionel Chalmers vencen al Lukoil de Alando Tucker
  • Levski Sofía vence 3-2 a Lukoil y consigue su decimoctavo título de NBL en Bulgaria
  • Cierran la 'triple corona': NBL (Liga Bulgaria), Copa de Bulgaria y Liga Balcánica
  • La próxima temporada debutarán en Liga Adriática
NBL 
НАЦИОНАЛНА БАСКЕТБОЛНА ЛИГА (NBL LIGA BÚLGARA)
playoffs final

RESUMEN final

'Se veía venir' o 'quien la sigue, la consigue', son dos dichos que se pueden aplicar perfectamente a la labor de Levski durante los últimos años. En un país donde un equipo, Lukoil Akademik (petróleo es dinero, y dinero son mejores jugadores), había convertido la liga profesional búlgara (NBL) en una competición donde lo único que había en juego era la segunda plaza, puesto que la primera ya tenía dueño antes de comenzar, Levski poco a poco le ha ido comiendo terreno y ya el año pasado, exactamente otro 3 de junio, estuvo a punto de tumbarle pero los 'estudiantes' salieron una vez más por la puerta grande.

Para esta campaña 2013/14 Levski sacó la chequera y plagó su plantilla de jugadores americanos de gran nivel para el perfil medio de la NBL. Jumaine Jones, Lionel Chalmers o Brandon Heath llegaron y con éllos los triunfos. Primero fue la Copa de Bulgaria, luego vencieron a Galil Gilboa tras venir de fracasar los dos últimos años en la final de la Liga Balcánica y por último, el triunfo más importante, y que supone un golpe moral para su gran rival Lukoil, la liga nacional NBL, algo que no ocurría desde 2001, año en el que se impusieron en la final a Yambol.

Éxito colectivo, pero compactado por la labor de un mariscal de campo muy peculiar, Titi Papazov, un entrenador colérico, afilado, fanfarrón pero sobre todo, ganador. El año que viene, dentro de la política de expansión de la sección, debutarán en Liga Adriática, un pasito más en la búsqueda del Club por hacerse un huequito en la clase media del baloncesto en Europa.

Primer partido

Todos los aficionados esperaban este momento desde que arrancó allá por noviembre la competición. Lukoil, el multicampéon, contra Levski, el equipo de la capital y ‘poulidor’ durante la última década, a pesar de los esfuerzos económicos del Club y verbales de su carismático entrenador, Titi Papazov.

Lukoil, a pesar de su singular dominio de la competición, no cuenta con una cancha a la altura de estos partidos y por ello ha tenido que disputar todos los de la serie final como ‘local’ en Samokov, ciudad situada a tres horas de distancia en bus de Pravets, corazón de los ‘estudiantes’. Con este déficit de animación partía el actual campeón ya que su rival llenó la sala Universiada de Sofía que vivió un ambiente 'reventón' tanto en el tercer como el cuarto. 

Alexander Vezenkov, entrenador e historia viva de Lukoil, sorprendió a todos colocando al ex Gran Canaria Alando Tucker como 4. El partido trancurrió igualado hasta que tres triples consecutivos de Anthony Weeden ya metidos en el último cuarto rompieron el partido dejando en cenizas los golosos números personales de Heath (31 puntos) y Jumaine Jones (17 rebotes) para Levski. 98-90 para Lukoil en un partido alegre en el que ninguno de los dos equipos supo o quiso parar el ataque rival.

Segundo partido

Levski necesitaba un triunfo pues otro fiasco le dejaría con la soga al cuello. Y cuando todo parecía de color ‘petrolero’ llegó Chalmers, y con su cintita en la cabeza a lo ‘base estadounidense chuponcete ochentero’ atacó el aro a 4 segundos para el final y con una ‘bomba’ precisa desató la locura de Papazov (por otra parte, algo habitual. El entrenador de Levski es muy dado a ‘explayarse’ en sus acciones, ya sean de protesta o de efusividad) y sus pupilos.

Lukoil se quejó amargamente del arbitraje sufrido llegando a elevar una protesta formal al Comité de Dirección de NBL que, por supuesto, desestimó convenientemente, como ocurre en el 99% de casos de este tipo. En el vídeo aportado se veía cómo Lionel Chalmers poco antes de colar la bola definitiva cometía una infracción ‘out of bounds’ pero los árbitros no señalaron nada.

Vídeo hilado por Lukoil para demostrar su teoría

A la conclusión del partido, el técnico local Sasho Vezenkov no disimuló su enfado y declaro sentirse ‘robado’ por los colegiados. Para colmo de males, Chavdar Kostov sufrió una lesión que le dejó en blanco el resto de la serie.

Tercer partido

La Final llegaba a Sofía. El ambiente a lo largo de los dos partidos que tuvieron lugar en la Universiada fue espectacular con la animación proviniente de muchos aficionados habituales de la sección de fútbol del Club.

Ahora la presión estaba del lado estudiantil y estaban obligados a ganar al menos uno de los partidos para devolver la Final a ‘su pista’, aunque en realidad los partidos como local los disputase a un puñado de kilómetros de su ciudad de origen. De nuevo fue un partido muy igualado (53-53) al descanso en el que Lukoil estuvo más certero en los momentos críticos del mismo. Al final 99-106, en una de las mayores anotaciones que se recuerdan en Bulgaria en una ronda tan avanzada.  Los 39 puntos del local Heath no sirvieron para contrarrestar la grata labor colectiva de Lukoil donde hasta 6 jugadores se fueron por encima de la quincena de puntos. 

Cuarto partido

Primerpunto de partido’ a favor de Lukoil, tirado. Ya sea por relajación propia o por superioridad del rival, a lo largo de los 40 minutos en ningún momento pareció estar dentro del partido. Levski salió concienciado para no repetir errores y al descanso acumulaba una distancia de 13 puntos (54-41) que llegó a estirar hasta los 23 en el minuto 30 para dejarse ir en el último cuarto anotando tan solo 11 puntos y con ambos equipos pensando ya en el quinto y definitivo partido de la serie, el que o bien agrandaría la leyenda de Lukoil (sería su duodécimo título consecutivo en Bulgaria) o encumbraría a Levski tras muchos años a la sombra del coloso ‘petrolero’.

Quinto partido

365 días después Lukoil y Levski volvían a verse las caras en un partido ‘a cara o cruz’ con el título nacional como recompensa. Tras las protestas de Vezenkov por el arbitraje en el segundo partido de la serie, los dirigente de NBL decidieron llamar a 3 árbitros italianos para dirigir la final, algo curioso de ver y que nos costaría imaginar en ligas más potentes. ¿Puede visualizar usted una final de Liga Endesa con Lamonica sobre el parqué? No creemos.

Este quinto partido en el plano deportivo fue decepcionante. Levski tomó distancias cercanas a los 20 puntos mediado el segundo cuarto y Lukoil solo pudo rebajarla a 7 en los primeros compases del último, pero un par de triples visitantes volvieron a partir la cuerda dejando en bandeja el ansiado título de liga NBL a Levski. 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 años 7 meses
#Contenidos: 
73
#Comentarios: 
38
Total lecturas: 
219,314

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar