Solapas principales

Los errores al final del partido condenan a un Real Madrid a remolque (89-96)

  • El CSKA tira la puerta del WiZink a base de triples
  • Los de Laso, a punto de remontar, se dejan ir el partido en tres errores

LA PREVIA: UN REAL MADRID CONTRA LAS CUERDAS

Se acabó el margen de error. La derrota contra el Barça en la última jornada obliga al Real Madrid a terminar la fase de Euroleague sin apenas colchón (únicamente una victoria más que el Zenit) y eso nunca es bueno cuando te enfrentas a un gigante como CKSA de Moscú. Bien es cierto que los de Pablo Laso recuperaron sensaciones frente a Baskonia y que cuenta con un Edy Tavares como factor diferencial.

Pero enfrente se sitúa un aspirante al título europeo. Los rusos llegan reforzados, con los recientes fichajes de Lundberg y Eric y parece que Itoudis ha conseguido firmar una tregua con Mike James. Un equipo muy completo con un auténtico arsenal defensivo que obligará a los blancos a subir el nivel defensivo si quieren sacudirse las dudas y demostrar que, pese a las bajas (Rudy, Llull y Randolph), siguen siendo ese equipo competidor que asusta en Europa.

LLUVIA DE TRIPLES EN LA PRIMERA MITAD

La previsión meteorológica ya avisaba de chubascos en el WiZink Center de Madrid esta noche, pero lo que desató el CSKA durante la primera mitad fue una auténtica tormenta. 10-19 en triples para los rusos que una y otra vez encontraban a un tirador liberado en una faceta en la que Mike James, cómo no, estuvo perfecto (4/4), acompañado por Will Clyburn y un Toko Shengelia que hizo mucho daño en el primer cuarto. Emparejado con Tavares, el ex de Baskonia no buscó una confrontación con el gigante caboverdiano, sino que lo obligó a moverse y a seguirle al perímetro, donde Shengelia sí puede superar al pívot madridista.

Los blancos lograron mantener el resultado atado durante el primer cuarto, contestando las canastas con frialdad, juego en estático y extra-pass, pero en el segundo cuarto se vieron superados por un acierto extraordinario que no lograban parar. Al final, 41-55 al término de la primera mitad, con un Real Madrid vivo, pero con mucho trabajo por hacer en la segunda mitad, especialmente en las ayudas defensivas en los bloqueos altos.

Jaycee Carroll, la luz de la esperanza

Como en las películas en las que el hérore llega justo a tiempo, ni antes ni después, Jaycee Carroll entró en el partido cuando su equipo más lo necesitaba y no decepcionó. Triples forzados, fintas de tiro, bandejas dejando atrás a su defensor... el de Wyoming sacó todo su repertorio y el Real Madrid volvió a partido. La distancia bajó de los 10 puntos al final del tercer cuarto, una quimera después de la exhibición ofensiva de Will Clyburn y Johannes Voigtmann, pero, de nuevo, los de Laso estaban vivos. Y el partido aún no había acabado, porque a Carroll se le sumó el acierto anotador de un irregular Fabien Causeur, que llegó en el mejor momento, y el marcador acabó reflejando 85-90 a falta de 2:46 para el dinal tras tres tiros libres forzados por el propio Carroll. El Real Madrid seguía siendo el equipo que se agarra a la épica en cualquiera de sus formas.

LA IMAGEN: MIke James, un jugador estético

Qué poco necesita Mike James para llevar en volandas a los suyos. Finta de tiro ante una la defensa y para dentro.

Los errores al final condenan al Real Madrid

Los de Pablo Laso hicieron lo más difícil. Y lo hicieron bien, bajando al CKSA a unos porcentajes humanos, con algunas buenas defensas, forzando robos y la quinta falta de Toko Shengelia... y fallaron al final. Hasta dos rebotes ofensivos permitieron capturar a los rusos con apenas un minuto por jugarse y, tras una serie de buenas defensas y un contraataque agónico, con tapones de Tavares y Thompkins de por medio... perdieron un balón en el que Fabien Causeur pidió pie, pero que acabó en manos de Mike James. El escolta sabía que ese balón valía un partido y no permitió que se jugara mucho más. Remar para morir en la orilla para un Real Madrid herido en el orgullo, que compitió, sí, pero que fue a remolque durante los 40 minutos. Y eso, en Euroliga, no basta para ganar.

EL MVP: Will Clyburn

23 puntos, 4/6 en triples 4 rebotes y 2 asistencias para el ala-pívot, además de una aportación defensiva sobre Alberto Abalde y Gaby Deck que sumó muchos enteros para los suyos. Clyburn fue una auténtica pesadilla para la defensa blanca, que veía cómo le daba igual anotar en la zona que salir al triple y que atrajo mucha atención de cara al ataque.

Clyburn parece estar a pleno rendimiento y es, de hecho, la segunda opción en ataque para un CSKA muy completo en el que sólo Mike James puede pedir la bola por delante de él. Impresionante partido por su parte al que se sumó el propio James y un Voigtmann muy entonado en la segunda mitad.

ESTADÍSTICAS

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 8 meses
#contenidos: 
207
#Comentarios: 
502
Total lecturas: 
455,469

Comentarios

Está claro que si rivales de la talla de CSKA están medianamente bien, el nivel del Madrid o roza la perfección o le va a costar. Llegaban los blancos en una franca recuperación a nivel sobre todo defensiva, pero parece ser que la derrota de ayer encajando 96 puntos, 55 en veinte minutos, devuelven las dudas. Barca y CSKA ganan en el Wizik Center con planteamientos muy simples, atacando debilidades, olvidándose muchos minutos de sistemas continuos de juego, dos pivots abiertos para castigar a Tavares y Thompkins, ambos muy vulnerables fuera de la zona; y todo ello generado a partir de una descompensación con un exterior en poste bajo, Hanga y Mirotic, James y Hacket. Tiempos difíciles para los de Laso, todos sabemos que la posición de base es la peor del continente (Euroliga), y que probablemente Tavares o cambia mucho la cosa o va a llegar fundido, nivel de explotación máximo, no queda otra. Al Madrid le sigue salvando su espíritu competitivo, pero en partidos como el de ayer, y ya van unos pocos este año, se les ve frágiles atrás y descabezados delante, en defensa obligar a Tavares estar más fuera que dentro de la zona le hace perder muchos enteros al equipo, sobre todo porque tampoco son un desdichado de potencial en el 1x1 y necesitan de sus constantes ayudas; y en ataque no hay un jugador desequilibrante, solo cuando el mismo Tavares puede llegar cerca del aro, el resto va por días. Entiendo todas las dudas y las críticas de confección de plantilla, pero este que está aquí sigue confiando en optar por algún título, aunque solo sea por lo que ha dado este equipo.

Al final se impone la cruda realidad.
Está plantilla no da para competir con los grandes de Europa. Es imposible.
Lo que me cuesta entender es por qué un club en que se maneja unos presupuestos brutales no es capaz de gastar 1 o 1,5 mill. en fichar un base y un pivot de garantías.
La diferencia de hacer salvar minimamente la temporada o no depende de esa cantidad. Y supuestamente Laso al renovar su contrato con el club ve con buenos ojos tirar la temporada de esta manera, sin tan siquiera haberlo podido intentar.

Yo fui de los que veían bien el ahorro de presupuesto por la incertidumbre económica que se avecina pero al final veo que todo se reduce a una mínima cantidad incluso en los presupuestos que ha manejado la sección de Basket últimamente.
Una pena

Lo dije hace días: apuestan por dar minutos y poner a prueba a los jóvenes (Alocén, Abalde, y Garuba) a ver como plantear la próxima temporada. Es muy raro en la casa blanca, porque serán dos años seguidos sin pisar finales importantes, pero seguramente os saldrá bien la apuesta

Yo creo que lo hacen porque no hay más remedio y no hay donde rascar.
Si fuese por tirar de cantera Juan Núñez estaría ocupando el puesto de Laprovittola por ejemplo.
Esperemos que el fichaje de Reynolds no sea el único para el futuro.
Por logica sobrarán 5 o 6 jugadores de la actual plantilla. No creo que se haga un simple maquillaje con solo uno o dos cambios