Solapas principales

Taylor Rochestie con su Selección (Foto: FIBA Europe)

Los jugadores que vienen (IV): Taylor Rochestie (Caja Laboral), Tony Gaffney (FIATC Mutua Joventut) y Brad Buckman (Cajasol)

  • El base montenegrino desembarca en España procedente de la LNB francesa mientras que el ala-pívot de la Penya ha brillado en Telekom Bonn de la BEKO BBL alemana. Buckman, polivalente interior que llega desde Turquía para ponerse a las órdenes de Aito

Los jugadores que vienen (I): Tibor Pleiss y Fabien Causeur (Caja Laboral) y Adrien Moerman (Gescrap Bizkaia)

Los jugadores que vienen (II): Ryan Toolson (Gran Canaria 2014), Milovan Rakovic y Lamont Hamilton (Gescrap Bizkaia)


Los jugadores que vienen (III): John Holland (Cajasol), Nathan Jawai (FC Barcelona) y Nikos Zisis (Gescrap Bizkaia)

Taylor Rochestie
por Gonzalo Bedia y Sebastián Souvirón

A pesar de comenzar en el baloncesto universitario en New Orleans enrolándose en Tulane (2004-05), solo estuvo allí un año y pidió el transfer para jugar para Washington State los tres años restantes en NCAA (hasta la 2008-09). Eso sí, tras pasar el año en blanco obligado por el cambio de college. Allí se convirtió en el jugador de referencia ya que era el base del equipo y el jugador por el que pasaban todas las responsabilidades y decisiones en cancha.

Su primera experiencia europea fue en el Göttingen alemán, con el que se proclamó campeón de la Eurochallenge en el año 2010, al ganar en la final al Krasnye Krylya Samara (83-75), siendo además, nombrado MVP de la Final Four gracias a sus 27 puntos en semifinales frente a la Chorale Roanne, y a los 14 puntos y 6 asistencias logrados en la final. Ese mismo año fue nombrado mejor jugador recién llegado a la BBL alemana, promediando más de 15 puntos por partido. En la temporada 2010-2011, firmaba con el Galatasaray turco, pero no llegaba a terminar allí la temporada, ya que en febrero salía del equipo para fichar por el Alba Berlín. La temporada pasada jugó en la ProA francesa, en el Le Mans Sarthe Basket, con el que vivió una primera parte de campaña excelente en cuanto a su rendimiento individual, al estar entre los mejores jugadores de la competición en puntos, asistencias y valoración. Pero Rochestie fue de más a menos, ya que en su segunda mitad del campeonato y en los playoffs descendieron sus números así como sus porcentajes de tiro: 17.4 puntos y 20.4 de valoración en la temporada regular (2º anotador, asistente y en valoración de la competición), por 11.7 y 13.9 en playoffs.

Con el MSB, llegó hasta la final de la liga francesa, tras eliminar a SLUC Nancy y Cholet, pero ni Rochestie ni Le Mans pudieron aguantar el fuerte ritmo impuesto por el Elan Chalon en la final, donde cayeron estrepitosamente en un partido que apenas tuvo historia (95-76). A los pocos días de finalizada la ProA francesa, Taylor Rochestie contaba por Twitter que acababa de adquirir la nacionalidad montenegrina, lo que le permitirá jugar como comunitario en el Caja Laboral.

De sus características como jugador, este base zurdo destaca por su buen manejo de balón, su magnífico tiro de tres puntos, y su gran visión de juego, lo que lo convierte en un base peligroso capaz de atraer defensas amenazando el lanzamiento, para luego poder doblar el balón en el caso de ayuda. Es también un buen penetrador, obteniendo bastantes faltas de tiro en dichas penetraciones. El principal problema que presenta es su debilidad física, y su más que notable dificultad para defender, un aspecto que puede determinar completamente su rol en el equipo y los minutos de los que disponga, pues no suele ser un aspecto que pase por alto su próximo entrenador, Dusko Ivanovic.


Tony Gaffney
por Jesús Quero y Jesús Ramírez (entrenador ayudante de Rathioparm Ulm)

Tony Gaffney, jugador polivalente de 27 años, 2.05m, natural de Boston, pasó toda su formación como jugador de baloncesto en Massachusetts.

Comenzó jugando como alero en la Escuela Secundaria de Somerset (Massachusetts) durante sus cuatro años de insituto, donde en su último año como senior promedió 23 puntos, 12 rebotes, 7 asistencias, llegando a poner en un partido la bestialidad de 11tapones, lo que le valió los títulos de Eastern Athletic Conference MVP, All State honors, y el Rivals Massachusetts Player of the Year.

Comenzó su carrera universitaria en la temporada 2004-05 en la Universidad de Boston y en la 2006-07 fue transferido a la Universidad de Massachusett , lo que le supuso estar un año en blanco debido a las reglas de traspaso de la NCAA. Su explosión como jugador universitario vino dos años después, en la temporada 2008-09, donde promedió en 34 minutos, jugando como cuatro, 11.5 puntos, 10.2 rebotes, 1.7 asistencias, 2 robos y 3.8 tapones. Los parquets NCAA paladearon las delicias defensivas de un Gaffney muy intenso atrás.

Se quedó fuera del Draft del 2009, y tras probar con los Lakers en la Summer League decidió dar el salto a la vieja Europa, concretamente en las filas del Hapoel Gilboa Galil Elyon. Durante la temporada la mala suerte se cebó con Gaffney, sufriendo una grave lesión en el pie mediada la temporada que lo obligó a volver a EEUU para ser tratado.

La aventura NBA le llegó a Gaffney el 13 de abril de 2010, Boston Celitics le hizo un contrato para el resto de la temporada regular y playoffs, y un contrato no garantizado para la temporada 2010-11, pero fue declarado agente libre en octubre de 2010, momento en el que volvió a Europa, firmó con Türk Telekom, pero problemas de adaptación y bajo rendimiento precipitó su salida dos meses después.

En enero de 2011 fichó por Utah Flash de la NBDL, donde promedió 11.5 puntos, 7 rebotes y 2 tapones por partido, siendo elegido en el primer equipo defensivo de la liga. En la temporada 2011-12 aterrizó en la Beko BBL, fue la apuesta fuerte de Telekom Baskets Bonn, donde jugó tanto de 3 como de 4. Fue uno de los hombres importantes de Bonn, pieza clave en la recuperación del equipo. Junto a Jared Jordan formó una de las parejas de moda de la bundesliga. Con Telekom promedió 12.7 puntos (61.3% en TCamp), 6.3 rebotes, 1.7 tapones y 1.5 asistencias para 16.9 puntos de valoración por partido, lo que le valió el galardón de mejor taponador de la Bundesliga.

El mejor partido de Gaffney en la Bundesliga fue contra Phoenis Hagen, donde consiguió 20 puntos, 9 rebotes, 2 recuperaciones y 6 tapones, con un 9/9 en TCamp y 35 puntos de valoración, lo que le valió como MVP de la Jornada. Consiguió su único doble-doble ante s.Oliver Baskets con 11 puntos, 14 rebotes, y su tope de anotación lo fijó ante WALTER Tigers Tübingen con 23 puntos conseguidos. En los partidos que jugó en Eurochallenge promedió 11.6 puntos, 5.4 rebotes y 2.1 tapones por partido.

El entrenador ayudante de Ratiopharm Ulm el español Jesús Ramírez
nos lo define cuatro muy versátil y móvil, es un jugador con mucha energía y realmente espectacular al que le encanta finalizar acciones por encima del aro. Corre muy bien la pista, es bueno jugando en transición, este año con Jordan ha sido muy efectivo en este aspecto. En ataque estático sufre más ya que no es un un jugador que se pueda fabricar él mismo puntos fáciles. Prefiere jugar de cara en posiciones de 4/5 m, juega bien sin balón, se encuentra cómodo jugando P&P para jugar 1x1 de cara o tirar, puede tirar de 3 puntos aunque es bastante de rachas, este año ha habido un par de partidos con en los que ha anotado 4 triples.

No es un excelente reboteador pero tiene mucha potencia de salto y un buen timming lo que le permite rebotear en los dos aros. Este aspecto le convierte también en un buen taponador con cerca de 2 por partido. En defensa tiene buenos desplazamientos defensivos incluso para aguantar a jugadores exteriores en el 1x1, pero con interiores duros, sufre cerca del aro.

En resumen es un jugador de ritmo, estilo Penya, con el que creo que se lo pasaran bien este año en Badalona. Falta ver como se adapta en otros aspectos como la defensa y el rebote en una liga más dura como la ACB.




Brad Buckman
por Igor Minteguia

Brad Buckman va a ser el nuevo referente en el juego interior de Cajasol, sustituyendo en ese rol a Paul Davis. Con características muy diferentes a las del nuevo jugador del Khimki, su larga sombra esperamos que no le pese a nuestro protagonista. Calidad y personalidad de sobra tiene para ello.

Brad Buckman, de 2.03 de estatura, nació el 11 de enero de 1984 en Austin, capital de Texas. Su formación se realizó en su totalidad en el Estado que le vio nacer. Su ciclo universitario en la Universidad de Texas (2002-06). Con esta Universidad alcanzó en dos ocasiones la Sweet16 (2004 y 2006). Sus mejores estadísticas las firmó como junior (12.5 puntos, 8.3 rebotes y 1.6 tapones por encuentro), bajando estas levemente en su último año en la Universidad (9.5 puntos, 7 rebotes y 1.7 tapones por choque).

Tras no ser drafteado, se prestó a comenzar su aventura profesional en el Larisa griego, pero por motivo de dar positivo en un control anti-doping fue sancionado por dos años sin poder jugar en el país heleno. La razón del positivo fue el Adderall, una medicación que contiene anfetamina que el jugador tomaba para atajar un problema de trastorno de déficit de atención. Se tuvo que volver a su país para disputar la NBDL con los Austin Toros. En enero de 2008 pudo volver a Europa, firmando por el modesto Mobitelco Cluj Napoca de Rumania, con el que disputaría unos pocos partidos de la temporada 2007-08. La siguiente temporada (2008-09) la comenzó en el Keravnos chipriota para acabar en el Galil Gilboa israelí. La 2009-10 pasaría por el Kepez turco y la 2010-11 la comenzaría en el Skyliners de Frankfurt. En todos ellos con números discretos y sin brillar en exceso. Tras ser cortado en Frankfurt, firmó en enero de 2011 en el Antalya turco, donde explotaría con una segunda mitad de temporada magnífico (19.6 puntos y 9 rebotes), que le sirvió para firmar un buen contrato de cara a la pasada temporada con el Tofas. En su nuevo equipo tampoco decepcionaría, promediando el pasado curso 13.7 puntos y 6.3 rebotes por partido.

Brad Buckman es un jugador con gran coraje y corazón, que ha tenido que superar muchas barreras y dificultades para hacer un nombre en el mundo del basket profesional. Es un interior que juega de cara al aro, con buena mano y que intenta un buen número de triples por encuentro (40/113 en triples la pasada campaña). Además, aprovecha su potencia física para anotar de fuera a dentro. Duro y con buen timming de salto, es un excelente reboteador, cargando con fuerza el rebote en ataque. En defensa se aplica con actitud y es un notable jugador de equipo. En Sevilla jugará de 4 cuando coincida con Triguero en pista y de 5 cuando lo haga con Bogdanovic. Por su perfil de jugador sin demasiado cartel y hecho a si mismo, como por sus características físicas, Aito ha podido buscar en Buckman a su nuevo David Wood.

Sobre el autor

Antiguedad: 
18 años 1 mes
#contenidos: 
3,261
#Comentarios: 
18,894
Total lecturas: 
21,823,839

Comentarios

Rochestie ha demostrado ser un base realmente completo en Francia en el plano ofensivo. Ahora tiene que hacerlo en la ACB. Ojalá lo haga tan bien que sus problemas defensivos no le pasen factura...

Menu pedazo de base que parece Rochestie. Si no me equivoco, no se le ve dar un puñetero pase en todo el vídeo, pero en fin, "habemus anotador". Destacar el cambio de ritmo que tiene y su valentía en las penetraciones (cubriendo bien el balón con el cuerpo), aunque cierto es que los interiores de la liga francesa no son los de ACB.