Solapas principales

Luka Doncic hace la gota china a Maccabi y el Real Madrid vence por 80-75

  • Doncic sumó en todos los apartados estadísticos y se fue hasta los 32 de valoración con 10 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias
  • Maccabi llegó a colocarse 43-53 en el tercer periodo

Maccabi viajaba a Madrid con 6 derrotas consecutivas y una victoria "in extremis" ante Darussafaka y salía con todo para encadenar su segunda victoria seguida. El Madrid, consciente de ello, ponía el punto extra de intensidad defensiva en los primeros compases para robar dos balones en los primeros ataques macabeos; el segundo de ellos, para que Reyes estrenase fácilmente el marcador a la contra. Doncic, de vuelta al quinteto titular, ponía el 5-0 con un triple antes de que Maccabi perdiese su tercer balón en menos de dos minutos. Era Goudelock quien, tras bloqueo directo, contestaba con la primera canasta para los suyos en forma de triple, seguido de una nueva canasta que empataba el encuentro. Mucho más lejos de permitir canastas fáciles, ambos equipos llevaban al límite su defensa, aunque de ello salía favorecido el Madrid, que forzaba pérdidas constantes (6 en 5 minutos) y ponía a su rival en bonus en el ecuador del primer periodo. Solo dos canastas de Maccabi, junto a 6 pérdidas, pero el marcador señalaba un igualado 9-7.

La entrada de Rudy Fernández desde el banquillo, como de costumbre, aportaba frescor al ataque blanco, y Randolph aprovechaba la primera asistencia del balear para anotar un triple desde la esquina. Daba la impresión que estaba todo controlado para los de Laso, pero un “pequeño” problema llamado Goudelock anotaba su décimo punto, para comandar el ataque de los suyos y poner a los suyos por delante por primera vez en el partido. El americano despertaba a los suyos, que, controlando los balones perdidos lograban correr y endosar un parcial de 0-11 en un visto y no visto (12-18). Cuatro puntos consecutivos del Madrid apagaba el fuego israelí, pero Devin Smith se inventaba este triple en el último segundo para poner un engañoso 16-21 al final del primer cuarto.

Fundamental triple de Rudy para responder nada más empezar el cuarto y Hunter se encargaba de empatar con dos tiros libres. El Maccabi, totalmente imprevisible, alternaba grandes ataques con pérdidas incomprensibles que, sin embargo, les seguía manteniendo por delante a pesar del acierto de Rudy en ataque (25-26). Buenos minutos de Luka Doncic desde el puesto de base, haciendo de todo (7 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias), pero este segundo cuarto era de Rudy Fernández, que imitaba a Goudelock con otros 10 puntos que daban la vuelta al marcador. El trabajo oscuro de Doncic, haciendo mucho daño “gota a gota” (18 de valoración en 12 minutos), ponía el 35-32 con 2:30 para el final de la primera parte. Sin embargo, el rebote ofensivo (9 en la primera mitad) permitía al Maccabi aguantar el tempo del esloveno que, sin embargo, anotaría dos tiros libres para certificar la ventaja blanca al descanso (37-36) y cerrar una primera mitad espectacular, con 20 de valoración

La peor noticia para Maccabi llegaba tras 15 segundos, y es que Goudelock tenía que retirarse por unas molestias en el abductor. Colton Iverson devolvía la ventaja a los suyos al poste bajo y ahora era el Madrid quien se veía en problemas con las pérdidas de balón, que eran aprovechadas por los macabeos para endosar un 0-7 de salida (37-43). Felipe Reyes compensaba el desacierto desde el perímetro (horrible 0/4 de Llull en los primeros minutos) con un rebote ofensivo para anotar fácil y una canasta sencilla después de un triple de Rudd, pero el partido estaba en manos de Maccabi, que seguía intratable en ataque (41-48). Victor Rudd se hacía con los galones en ataque y, con tres tiros libres, ponía la máxima ventaja para los suyos en todo el encuentro (43-53). Después de 8 minutos en el banquillo, volvían Rudy y Doncic al partido y, en la primera acción defensiva, forzaban el 2 contra 1 sobre Rudd para recuperar el balón. Al séptimo intento, Sergio Llull anotaba su primer triple para encender a un Palacio más frío que de costumbre. La mala noticia llegaba entonces para el Real Madrid con la vuelta de Goudelock, que en la primera bola que tocaba anotaba un nuevo triple, pero el Madrid mejoraba su situación con unos buenos últimos dos minutos (coincidiendo con la entrada de Rudy y Doncic), culminados con un triple de Thompkins para poner el 53-56 a falta de 10 minutos.

Ambos equipos, sin miedo; al triple de Smith le contestaba Ayón con un precioso alley-oop. Goudelock volvía a contestar desde fuera, pero el mexicano culminaba con éxito tres canastas en menos de un minuto que mantenían la distancia (59-62). Maccabi anotaba en cada ataque y eso impedía la remontada blanca, aunque Llull se entonaba con otro nuevo triplazo para poner el 64-66 a 7 minutos para el final. Otro triple del menorquín devolvía, por fin, la ventaja a los suyos después de muchos minutos. Con toda la presión encima, Rudd lograba un 2+1 que volvía a cambiar las tornas. Pero el Madrid, de la mano de Doncic (acercándose al triple doble con 9 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias) estaba en velocidad de crucero y con un triple de Rudy tras una genial circulación ponía el 73-71 a 3:50 para el final. Ambos equipos se ponían el traje de defensa para los últimos compases, y ahora cada canasta salía muy cara. Carroll, inédito durante la segunda parte salía en el momento más caliente para anotar una bomba y realizar un trabajo excelente sobre Goudelock, que no era capaz siquiera de recibir el balón. Hunter desaprovechaba dos tiros libres y el Madrid seguía dando vida a Maccabi, permitiendo rebotes ofensivos. Sin embargo, no eran capaces de anotar el triple que intentaban a toda costa y pasaban cuatro minutos a la deriva, sin anotar ni un punto.

Con 75-71 se entró al último minuto con posesión para el Real Madrid tras una nueva pérdida de Rudd. Con paciencia, Luka Doncic mareaba a Weems para sacarle la falta y anotar un tiro libre que podría ser decisivo. Con 76-71 y tras cuatro minutos sin anotar, a Maccabi le quedarían 30 segundos para intentar la machada. El primer movimiento, tras tiempo muerto, les salía a las mil maravillas, con una nueva canasta de Rudd en menos de un segundo para poner el 76-73. Cuando todo parecía que sería Llull quien tendría la respuesta, Maccabi forzaba un dos contra uno sobre el base que, inteligentemente, se la cedía a Thompkins para anotar una bandeja que sonaba a sentencia (78-73). Goudelock se jugaría un triple imposible, cuyo rechazo fue atrapado por Doncic, que además le servía la asistencia a Ayón, que ponía el definitivo 80-75.

Tras el partido, habló el MVP, Luka Doncic, que firmó unos espectaculares 32 puntos de valoración anotando solo 10 puntos. Sin embargo, fue el máximo reboteador (11) y asistente (8) del encuentro, además de recibir 5 faltas personales, por ninguna cometida:

"Ha sido muy complicado porque Maccabi tiene jugadores increíbles, como Goudelock. Nosotros hemos estado bien en defensa y ha sido importante el buen trabajo en rebotes en la segunda parte.”

Pablo Laso también analizó el encuentro:

“En el primer tiempo la falta de acierto y los problemas de rebotes nos impedían aumentar la ventaja. En el inicio del tercer cuarto ha sido cuando ellos han jugado mejor, pero hemos logrado endurecer el partido y hacerlo largo. Nos ha salido bien, porque al final se notaba que teníamos algo más de chispa. Hemos logrado una victoria más holgada de lo que parece en el marcador.” 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 5 meses
#Contenidos: 
257
#Comentarios: 
1,719
Total lecturas: 
1,101,516

Comentarios

Importante que Rudy vaya enchufándose, lo necesitamos para ganar los títulos

Con él, no sé, pero sin él, nada que hacer, eso seguro... Tiene pinta de que va a volver a jugar a su nivel

El joven Luka , impresionante de nuevo, se empeña en romper la dependencia del "protegido" del eterno, que anoche se casco una tercera parte de los tiros del equipo, siendo base, mientras "el tirador" ,pudo hacer 3 tiros, en los 12 minutos que le dieron...El Maccabi con talento,pero bastante inconsistente.

Yo no lose pero en España no lo podemos hacer ,el nivel de baloncsto es mas alto queel de Irael.Aqui el Macabbi se quedaria entre lops cuatro primeros pero la mayoria delos de mas se quedarian po debajo del octavo puesto o eso creo yo

En España, 12 igual no, pero 14 sería el número. De hecho, están jugando 17 a pesar de la ACB, que serían 18 y eso es síntoma de que en España el basket está inflado. Con la actual Euroliga exigir que la ACB se reduzca a 14 clubs es perentorio.

Pues igual que ayer el Barça, hoy el Macabi ha mostrado una inconsistencia impropia. Cuando lo tenía todo a favor para llevarse el partido, se ha mostrado absolutamente incapaz de jugar medio bien. Ni tan siquiera en esos últimos ataques en los que daba igual los rebotes que pillasen, porque la cagaban fijo. Vaya cantidad de talento desperdiciado, porque a mí inidividualmente me parecen un plantillón, mejor que el Barça, pero en equipo juegan fatal, y con el nuevo entrenador no parece que hayan encontrado clave alguna.
En fin, ayer a los baskonistas nos convenía que ganase el Barça, hoy que perdiese el Madrid, todo al revés, incluso el Pana ha ganado en la prórroga...,pero bueno, aún es mucha la cera que debe arder en esta Euroliga, que está resultando de lo más entretenida. Por cierto, doce equipos en la liga israelí que decían en la tele..., así sí se puede...

Yo no veo ese plantillón que mencionas. 4-5 buenos jugadores con talento y buenas individualidades, y 2-3 mas que aportan al equipo, y hay se acaba todo. Por algo están donde están. De hecho, es uno de las peores rosters del macabbi que recuerdo en años.

Pues no sé si será de los peores comparados con otros años, pero a mí, individualmente, me parecen muy buenos, yo creo que sus problemas no residen en la falta de talento. Cierto que tienen muy difícil estar ya entre los ocho primeros, pero si rindiesen de acuerdo a sus opciones, deberían estar ocupando el puesto del Baskonia, por ejemplo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar