Solapas principales

Mucho CSKA para tan poco Valencia Basket (71-96)

  • Hilliard (22) y James (20), dos de los fichajes estrella, lideraron a los rusos en su paseo por la Fonteta
  • Valencia resistió hasta poco antes del descanso, con un inspirado Dubljevic

La temporada europea arrancaba en la Fonteta en un duelo que suponía la Supercopa de Europa extraoficial, con los campeones de las dos principales competiciones del continente, Euroliga y Eurocup. El nuevo CSKA llegaba con varios de sus flamantes fichajes (Mike James, Hilliard, Voigtmann y Ron Baker), tras perder en verano a parte de su columna vertebral campeona (Chacho, De Colo y Higgins, principalmente). Valencia se presentaba con las bajas de sus dos principales fichajes veraniegos, Loyd y Colom, por lo que iba a necesitar de la vieja guardia al máximo rendimiento para volver a doblegar a los moscovitas (dos visitas, dos derrotas).

El inicio fue espeso para los locales (2-11), con James y Hilliard haciendo mucho daño, pero lo más preocupante era el colapso ofensivo y las pocas ideas puestas en juego: Vives y Tobey como solución en finales de posesión forzados. Ponsarnau llamó a filas a Van Rossom y Sastre antes de llegar al minuto 4, y el base belga puso el balón arriba para que Tobey anotara la primera canasta en juego de Valencia Basket (7-13, minuto 5). Los cambios sentaron bien a los de Ponsarnau y lograron entrar por fin en el partido, hasta el punto de situarse a 3 a falta de un minuto para cerrar el cuarto, que al final fueron 7 con otro pequeño empuje final ruso (17-24).

_jmc8875.jpg

Hilliard (JM Casares)

Abalde y Dubljevic aportaron el plus de energía que le faltaba a los taronja en el arranque del segundo, con cuatro puntos seguidos del montenegrino (contrarrestados por el segundo triple de Vorontsevich, el hielo ruso en la caldera naranja). También aparecieron en escena Marinkovic y Ndour, y lo primero que hizo el serbio es un 2+1 a la contra que levantó a la Fonteta. Motum se subía a la ola buena para anotar el primer triple de su equipo y volver a situarlos a tres, pero ahora el que aparecía era Mike James, que viene a ser un monstruo de tres cabezas, y se plantó en 14 puntos en un visto y no visto, asistiendo además a Ron Baker para que este se estrenara en la Euroliga con un triple. El envite de James sólo lo resistía Dubljevic. La Roca dio una clase bailando al poste a Hines y mantuvo vivo a Valencia...hasta los últimos segundos del cuarto, porque Hilliard y Baker sumaron 6 puntos en dos segundos (triple, robo y triple), para poner el +12 (38-50).

Si el segundo había concluido con dos triples, el tercero empezó igual: dos más desde 6'75 (Vorontsevich y Hilliard, de nuevo) y el inicio del fin para Valencia Basket, que a mitad de cuarto había recibido un parcial 9-19, que sumados a los 6 de antes del descanso suponía un 9-25, dejando el viejo luminoso de la Fonteta 47-69 con 15 minutos por jugar.Pudo maquillar ligeramente Valencia Basket hasta la veintena, pero ClyburnHacket y compañía tuvieron arrestos para dejar la diferencia en lo que realmente se había visto sobre la pista, redondeando hasta el +25 final (71-96).

Diferencia de talento: El campeón de la Euroliga y el campeón de la Eurocup. Sólo esto ya nos da una pista de lo que había sobre el parquet. Sí, los rusos ya no tienen a De Colo, ni al Chacho, ni a Higgins (todos ellos siguen en la Euroliga), pero a cambio han fichado a Mike James, Darrun Hilliard o Ron Baker, por citar sólo tres. Sin olvidar que mantienen a Clyburn (MVP de la Final4 de Vitoria), Hines o Vorontsevich, todos ellos élite continental. Valencia Basket ha reforzado su plantilla, pero hasta la fecha, nada que se aproxime a todos los citados, y los dos que deben dar el salto de calidad, estaban fuera. Con estos mimbres, este incendio, y CSKA pasó por Valencia dominando de cabo a rabo el partido, sin dar un mínimo de esperanzas a los de Ponsarnau, que tienen mucho por trabajar para competir ante todo un campeón de Europa que esté a su nivel.

Momento clave y el factor triple: El equipo moscovita dominó de principio a fin, pero si hubo un momento donde Valencia Basket estuvo dentro del partido fue casi al final del segundo cuarto, peleando por estar por debajo de los siete de diferencia, lo que le hubiera mantenido vivo al menos un rato más. Pero el final de cuarto fue aciago: Hilliard (una pesadilla) anotó de tres a dos segundos del final; Valencia sacó de fondo precipitadamente, y Baker, que estaba atento, interceptó el saque en la esquina y mostró su manita prodigiosa para herir de muerte a los taronja, que de irse seis abajo al descanso, lo hicieron por 12. Estos dos triples, además, ejemplarizaron lo que fue la tónica de todo el partido: acierto brutal de los rusos y mucho menor el de los locales. Los fríos datos no dejan lugar a duda, ni al descanso (2/12 VBC y 8/16 CSKA), ni al final (5/21 por 17/31).

Sólo Duby, faltó garra: Para igualar esta diferencia de talento, Valencia Basket y cualquier equipo que pretenda compensar esa carencia, necesitar aportar su 150% de energía, garra y defensa. Los taronja lograron un buen nivel de intensidad durante el segundo cuarto, completando siete u ocho minutos de una muy buena defensa, apoyados en la energía de Abalde, Dubljevic y Sastre. Pero con un cuarto no es ni mucho menos suficiente, y a base de talento los de Moscú superaron el bache y tumaron a los taronja. La única buena noticia en clave valencianista fue la primera mitad de Dubljevic (12 puntos, los mismos que al final) y cuatro jugadas para mostrarle a Hines sus fundamentos al poste bajo una y otra vez. Será fundamental para el equipo de Ponsarnau que Duby sea regular y puedan mantener un nivel similar a este durante el año.

_jmc9062.jpg

Dubljevic y Hines (JM Casares)

Galería

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 6 meses
#contenidos: 
199
#Comentarios: 
697
Total lecturas: 
571,954

Comentarios

La EL es complicada pero este Valencia Basket debería ser más competitivo sobre todo en la Fonteta. En EL en tu campo no puedes salir así. Q. Colom no está en forma y será importante que lo esté en EL.