Solapas principales

Nanterre se impone en casa a una Penya plagada de bajas (85-78)

  • La penya tenía 5 bajas que le dejaron sin experiencia en su debut europeo
  • Klemen Prepelic anotó 23 puntos
  • Desastrosa serie de tiro exterior, 4/24

Kenny Chery fue subiendo su nivel durante el partido. El base no paró de producir para su equipo, anotando y asistiendo. Chery acabó con 24 puntos y 9 asistencias rozando las dobles figuras. Su mejor arma fue el triple, hizo una serie de 4/7. A pesar de jugar 35 minutos los bases de la Penya no le atacaron en el 1 contra 1 y no sufrió en defensa durante el partido.

Klemen Prepelic fue otro día más el líder del Joventut. A pesar de estar sobredefendido el esloveno se supo buscar sus puntos que, todo sea dicho, llegaron más tarde que pronto. Abrió la lata del triple que tanto le costó a la Penya. Acabó con 23 puntos y 4 asistencias.

La Penya, plagada de bajas, pagó la novatada. Sin Dawson, sin Harangody, sin Zisis, sin Morgan y sin López-Arostegui la Penya jugó el partido con una plantilla muy joven y con poquísima experiencia en competición europea. Por nervios e inexperiencia no anotó un triple hasta el tercer cuarto llegando a hacer un 0 de 19. Lo intentó todo pero el talento del Nanterre se impuso con autoridad.

Durante los primeros minutos Nanterre tenía claro su objetivo, parar a Prepelic. Cordinier se encargaba del esloveno con una defensa muy física que los árbitros le dejaban hacer. Tras un tirón de orejas tempranero a Kanter, Parra entraba al campo y en cuestión de 2 minutos ya compartían pista dos canteranos de 19 años en la Penya, Zagars y Parra. El alero entraba por todo lo alto, robando y colgándose a dos manos con potencia.  Nanterre se basaba en la superioridad física de Ndoye para atacar a un Birgander lastrado que rápidamente fue sustituido por Omic.

El Nanterre volaba atacando de la mano de Butterfield y Oliver, mientras que el Joventut un poco más atascado solventaba con el juego interior que cargaba muy bien el ofensivo. El equipo francés no estaba muy acertado en los tiros abiertos, pero Pansa le daba vida jugando por encima del aro. Tras una elegante canasta en el último segundo de posesión de Zagars los verdinegros se agarraban al partido (20-19).

 

Dallas Moore salía en el segundo cuarto con la ametralladora cargada, el equipo francés sin un juego colectivo muy vistoso conseguía anotar con facilidad. La Penya trabajaba más los ataques para no depender tanto del crack esloveno. Los de Duran tiraban más de actitud que de talento, el entrenador intentaba gestionar sus jugadores con veteranos, pero el talento de los franceses marcaba la diferencia. Los de Donnadieu conseguían una ventaja máxima de +9, le estaba siendo muy difícil a los visitantes subsistir con un acierto exterior nulo.

Albert Ventura anotaba dos tiros libres para poner a su equipo a cinco, los visitantes se endurecían atrás y con intensidad en la parcela ofensiva aguantaban en el marcador antes del descanso sin Prepelic. Tras un fallo final que generó una última defesa zonal de los de Duran el Joventut se iba con vida al descanso (45-39).

 

La Penya seguía sin anotar de triple, un lastre que no les permitía acercarse en el marcador (0/11). Los franceses volaban atacando y castigaban mucho en transiciones. La Penya conseguía estabilizar un poco la situación de la mano de un veterano Omic que tomaba responsabilidades en ataque. Las revoluciones del partido aumentaron exponencialmente, los dos equipos corrían mucho más, pero la Penya era incapaz de anotar de tres, dos fallos seguidos de Prepelic hacían parecer imposible anotar desde la larga distancia.

Tras varios fallos de Nanterre provocados por una buena defensa verdinegra, Prepeplic asumía tiros para poner a su equipo a cinco. Lo del tiro exterior de los de Badalona empezaba a ser un desastre con 0 de 17. Jean-Marc Pansa conseguía una canasta sencilla debajo del aro para abrir una brecha que apuntaba a complicada de remontar (65-51).

 

Tras dos minutos de cuarto el Nanterre entraba en bonus, lo que abría una pequeña brecha para remontar al Joventut. Esto venía de la mano del primer triple del partido que lo anotaba Prepelic, el primero de 19.

Kenny Chery seguía con el mono de trabajador, el base no se despegaba en todo el partido y anotaba otro triple para debilitar aún más a la Penya. Los de Duran no daban su brazo a torcer y los jóvenes Parra y Dimitrijevic hacían un parcial para poner a los suyos a 10 a falta de 5 minutos y dar un poco de vida a los suyos. Los triples empezaron a entrar cuando el tiempo ya corría en su contra, el Nanterre gestionó los minutos finales como pudo para contener a una Penya que llegaba tarde para dar el susto (85-78).

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
45
#Comentarios: 
85
Total lecturas: 
69,479