Solapas principales

Michael Kidd-Gilchrist está brillando a un nivel de súperestrella en este March Madness (Foto ukwildcats.com)

NCAA March Madness: Fiesta del baloncesto entre Kentucky e Indiana (102-90), Ohio y North Carolina State rozan la machada ante las clásicas North Carolina y Kansas

  • Espectacular exhibición ofensiva la demostrada por los equipos de Calipari y Crean en el Georgia Dome de Atlanta, donde las muñecas brillaron por su efectividad dejando uno de los partidos más bonitos de las últimas décadas. Con menos brillantez, Kansas y North Carolina superaron las cenicientas North Carolina State y Ohio y estarán en el Elite Eight, junto a Baylor, que sufrió pero venció a Xavier

Sin sorpresas se ha cerrado la segunda jornada del Sweet Sixteen en la NCAA. Pero no por no haber sorpresas ha tenido que ser una noche aburrida y previsible. Todo lo contrario. Equipos que acaban con tanteos cercanos a la centena (e incluso uno superándola), finales de infarto en la que el balón no quiso entrar, remontadas inacabadas e incluso ¡una prórroga en el Ohio-North Carolina!. ¿Quién dijo que esto no era una locura...?

                                                                         REGION SOUTH

XAVIER #10 - BAYLOR # 3 (70-75)

Los subcampeones del torneo final de la Big XII estarán en el Elite Eight tras superar con muchos más problemas de lo previsto a una Xavier que arrancó el partido de forma realmente desastrosa, concediendo hasta un parcial de 6-24 a Baylor en los primeros minutos. Sin embargo, el equipo de Chris Mack empezó a reunir fuerzas, en especial, en su gran trío anotador formado por Mark Lyons, Kenny Frease y el base jugón Tu Holloway, reduciendo la diferencia hasta un esperanzador 29-36 al descanso.

Pero los Bears de Baylor fueron un equipo muy difícil de superar en la segunda parte y ni los buenos números del trío anteriormente nombrado (22 para Holloway, 18 para Frease y 16 para Lyons) pudieron con una Baylor que dió un gran muestra de solidez como equipo antes de entrar en los ocho mejores del campeonato. Interiormente muy superiores, Baylor cerró su triunfo desde su mayor capacidad reboteadora (7 rebotes ofensivos en la segunda mitad) y la dirección de un Pierre Jackson (10 asistencias) que dirigía con maestría un equipo ejecutor en la pintura, con Acy (20 puntos y 15 rebotes) y Perry Jones (14 puntos) haciendo mucho daño al punto más débil de los Musketeers, que, sin embargo, se despiden del torneo final de la NCAA con buen sabor de boca

  

KENTUCKY #1 - INDIANA #4 (102-90)

El partido del campeonato, del torneo y las dos últimas décadas, como mínimo. Un nivel de acierto realmente espectacular por ambos lados y una belleza de encuentro equiparable a los grandes acontecimientos deportivos de los Estados Unidos. Kentucky y Indiana, entrenados por John Calipari y Tom Crean, hicieron una auténtica oda al baloncesto en el Sweet Sixteen disputado en la ciudad de Atlanta, en el gigantesco y espectacular Georgia Dome.

Ambos equipos salían enchufadísimos desde el inicio y el tanteo al tiempo de descanso ya lo decía todo: 50-47. Los Wildcats empezaban a ser liderados por un Terrence Jones huérfano de protagonismo en la temporada y que traía auténticos quebraderos de cabeza a sus defensores, como Christian Watford... aunque, como bien se dice, la mejor forma de defender es atacando... o al menos así lo entendió un Watford que se fue hasta los 17 puntos en la primera mitad (27 en total), anotando de todas las formas posibles y siendo la gran muñeca anotadora de una Indiana entregadísima y con muchísimo descaro. El duelo por excelencia estaba en la pintura, dónde el freshman Cody Zeller estaba dando una clase de fundamentos a un Anthony Davis totalmente desaparecido. Pero la mayor calidad de los hombres de Calipari (con todos, absolutamente todos, sumando) permitó a los Wildcats llegar al tiempo de descanso con esa pequeña ventaja (y eso que Jordan Hulls tuvo un triple para igualar...)

La segunda parte fue la repetición de la primera... aunque con pequeñas variaciones. Como, por ejemplo, la entrada triunfal del gran héroe del partido para Kentucky, un Michael Kidd-Gilchrist que brillaba al más puro estilo NBA. El joven alero, en su primer año en la NCAA, demostró un carácter, talento y saber jugar propio de las grandes estrellas de la mejor liga del mundo. Y lideró a una Kentucky que, en los primeros minutos de la segunda parte veía como la diferencia superaba ya los dobles dígitos. Momento para que Zeller (20 puntos al final del encuentro) volviera a aparecer e incluso para las incisivas penetraciones de un descarado Victor Oladipo (que aportó 15 tantos con 6/8 en tiros de campo). Pero la variedad de recursos no estaba, para desgracia de Tom Crean, en su equipo. Y con la aparición estelar de Darius Miller (19 puntos), Doron Lamb (21) como claros escuderos de un Kidd-Gilchrist que se iría hasta los 24 puntos y 10 rebotes, los hombres de Calipari sellaron su pase al Elite Eight. Eso sí, no sin antes destrozar un récord. Y es que hacía 54 años que Indiana no encajaba tantos puntos en un partido del torneo final de la NCAA. En ese 1958, la encargada fue Notre Dame, con 94. El acierto final en el tiro libre (16 de consecutivos en los minutos finales para un espectacular 35/37 desde la personal) hizo que Kentucky, aparte de la victoria, consiguiera, además, hacer historia.

 

                                                                         REGION midwest

NORTH CAROLINA #1 - OHIO #13 (73-65, tras prórroga)

El que tenía que ser un plácido encuentro para los Tar Heels de Roy Williams estuvo a punto de ser la sorpresa más grande de las últimas temporadas. Y es que North Carolina afrontaba su encuentro de Sweet Sixteen en la ciudad de St. Louis con cierta calma, sin demasiada preocupación y siendo conscientes de que, si firmaban una buena actuación, iban a poder superar a una Ohio que ya había sorprendido anteriormente y que parecía, incluso, llegar muy cansada a este nuevo reto. Así parecía que sería el partido en los primeros minutos, dónde la superioridad física de la pareja Henson-Zeller era clara protagonista de las primeras ventajas de una North Carolina que llegó a dominar por 13 puntos en los primeros diez minutos.

Poco a poco, los Bobcats fueron perdiendo los nervios de una cita como esta y empezaron a desplegar su juego coral, ejecutado de forma excelente en la muñeca derecha de un excelente Walter Offutt (con 26 puntos, máximo anotador del partido) para llegar al descanso con un esperanzador 22-29 en contra. La buena salida de Offutt en la segunda parte metió rápidamente a Ohio en el partido, llegando a un pequeño intercambio de canastas y de liderazgos en el electrónico. La mala actuación de un errático Harrison Barnes (3/16 en tiros) la igualaba (o superaba) un DJ Cooper ansioso y sobremarcado por la batería de excelentes defensores de los que dispone Williams en su equipo. De esta forma, el gran líder de Ohio acabaría el partido con 10 puntos y un paupérrimo 3/20 en tiros (1/10 en triples). ¿Mejor para los Tar Heels?

De ninguna forma. Offutt anotaba y anotaba y el partido parecía destinado a un final de infarto. Kellogg, además, desde el puesto de base, dirigía las operaciones de unos Bobcats que llegaron a colocarse un punto arriba a un minuto para el final. Pero ahí, la muñeca de Reggie Bullock fue providencial, con un triple que dió auténticas alas a una North Carolina sin energía ni vitalidad. Los Bobcats no se rindieron e igualaron el partido con un enorme 2+1 de Offutt, pero el cansancio hizo mella y, tras el fallo en el tiro libre del anotador de Ohio, North Carolina tuvo posesión para ganar. Posesión que exigió el gran líder, un Barnes que, evidentemente, no encontró el aro. Tiempo extra. Y esos cinco minutos más fueron la auténtica tumba para una Ohio desfondada físicamente. Barnes, además, conectaba cuatro puntos al inicio de una prórroga que, a los 2 minutos, ya estaba prácticamente decidida. North Carolina llega al Sweet Sixteen con dos referencias muy claras en la pintura, un Tyler Zeller que se fue a un espectacular 20-22 (el último en firmar una actuación parecida fue un tal Tim Duncan, con Wake Forest, en el año 1997) y un John Henson que parece recuperar su mejor forma tras superar su lesión en esta recta final de tempoada.

 

KANSAS #2 - NORTH CAROLINA STATE #11 (60-57)

Sufrieron y mucho los Jayhawks de Bill Self para superar a unos Wolfpack físicamente muy completos y que no perdieron la cara al partido en ningún momento. El equipo de la ACC arrancaba el partido superado por un auténtico huracán en la pintura, un Thomas Robinson (que acabaría con 18 puntos y 15 rebotes) que comandaba los primeros ataques de unos Jayhawks sin demasiado rumbo. North Carolina State tenía las ideas muy claras sobre lo que quería ser en este partido y empezó curtiendo de balones a un completo CJ Leslie (con 18 puntos, máximo anotador de los Wolfpack). Los Jayhawks parecían tener el partido controlado, con cortas diferencias, pero sin tener demasiadas complicaciones para anotar... pero un arreón final de los Wolfpack acabó permitiendo, incluso, que llegaran al tiempo de descanso por delante (33-32). Tras la reanudación, Bill Self rebajó el tempo de partido. Ataques largos, juego físico aprovechando la superioridad en la zona con Robinson y Withey y a esperar la inspiración en la línea exterior de un desacertado Tyshawn Taylor (2/14 en tiros) y su completo repertorio de buenos anotadores, como Elijah Johnson o Connor Teahan. North Carolina State no encontraba su ritmo y tan sólo de la mano de CJ Leslie y la fuerte defensa sobre los interiores Jayhawks mantenía sus opciones en los minutos finales.

Allí, una penetración espectacular de Taylor dejaba a Kansas en una cómoda situación para llevarse el partido, con seis de ventaja a casi dos minutos para el final. Pero los Wolfpack apretarían gracias a la presencia de Scott Wood en la línea de tres y a un robo y posterior mate de CJ Williams. Los nervios se apoderaron de ambos equipos en las siguientes posesiones y tan sólo una magnífica jugada de pizarra de Self permitía a Kansas anotar mediante una fácil bandeja de Elijah Johnson. Los Wolfpack preparaban su respuesta, pase, pase y triple liberado... pero en el segundo pase su escolta Scott Wood pisaba la línea lateral. Balón para Kansas de nuevo... y Robinson perdonaba en la línea de tiro libre. 2.9 segundos para el final, balón a saque de fondo directo al campo ofensivo... triple de Howell a la desesperada... que no encontró aro. Sin demasiada solvencia ni buena imagen, los Jayhawks de Bill Self estarán en el Elite Eight.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 6 meses
#Contenidos: 
246
Visitas: 
2,093,496
Comentarios: 
3,230

Comentarios

Tyler Zeller me sigue maravillando. Muchos jugadores serán más mediaticos pero éste chico está preparado para la NBA desde que nació. Kentucky personalmente me da una imagen de irregularidad que hace que dude de sus opciones de llevarse el título. Mi favorito sigue siendo la Ohio State de Sullinger, seguida por North Carolina. Por cierto, se que lo pregunté en otro artículo pero, alguien sabe que equipos NBA tienen más elecciones de 1a ronda para éste año? Gracias.

Gracias erwillie. Me agrada ver los 2 picks altos de Portland (de momento), y veo que Cavaliers puede reforzarse mucho y bien. Aunque teniendo a algunos entrenadores en el banquillo mejor traspasarlas (véase Lakers). Se augura un draft muy prolifico... a ver cuántos deciden bajarse del barco en el último momento.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar