Solapas principales

Paco Olmos: "Nunca trabajo pensando en salvar mi puesto, sino hacia los demás"

Tras el jaque sin excusas de Senegal, Puerto Rico cumplió contra Filipinas para llegar con vida a su último partido, ante Croacia. La tensión que precedió al partido entre Jasmin Repesa y los jugadores croatas no impidió que estos últimos descartaran cualquier sorpresa con una tremenda paliza. La selección boricua, que se presuponía entre las cuatro primeras del grupo B para la siguiente fase, se marcha tras la histórica sorpresa de Senegal y reacción a última hora de Croacia. Por el camino perdió a Arroyo  y Vassallo, jugadores vitales en un roster necesitado del buen hacer de unos pocos jugadores. Paco Olmos ya nos atendió tras aquel 0-3, pero tras confirmarse su eliminación de la Copa del Mundo de Baloncesto volvió a prestar su tiempo a los medios acreditados, y entre ellos a Solobasket:

banquillopuertorico.jpg

Banquillo de Puerto Rico en los últimos minutos del partido (foto: FIBA.com)

- ¿Cómo valora, ahora que han sido eliminados, el paso de Puerto Rico por el torneo?

- Empezamos muy mal en el torneo, y en un torneo tan corto cada partido es muy importante. Creo que a nivel general hemos mejorado durante el torneo, pero no lo suficiente como para conseguir la tan anhelada clasificación. Creo que excepto algunos minutos, y en algunos partidos, no hemos tenido una consistencia ni una intensidad defensiva regular y continua de cuarenta minutos que exigen estos eventos, y creo que durante gran parte del torneo nuestro ataque debería haber tenido en algunos momentos más paciencia. Sabíamos por dónde venían venir nuestros puntos. A partir de ahí, sólo nos queda aceptar con resignación la derrota y mirar para adelante.

- ¿Esperaba cumplir este papel en el grupo B?

- Creo que hay que valorar también a los otros equipos. No sólo a las conocidas Grecia, Argentina  y Croacia. Hemos visto una evolución del baloncesto de Senegal. Lo vuelvo a decir, no son sólo físicos y atletas, son jugadores con un potencial tremendo. Hemos chocado con un juego diferente y dinámico, pero que tiene que haber gustado al público, como ha sido el juego de Filipinas; prácticamente han tenido oportunidades en todos los partidos y al final quedan como nosotros, eliminados. Creo que ha sido un grupo de nivel. Un grupo del que sabíamos la dificultad, y cuando hemos llegado al torneo algunos equipos incluso han rendido un punto más del que podíamos esperar.

- ¿Cree que su selección disponía de talento para ofrecer un mayor rendimiento?

- Hemos venido con lo mejor que teníamos y eso está claro. A partir de ahí, te tienes que chocar con lo que te vas a encontrar en frente. No se trata de decir “si hubiera venido fulanito…”. Las lesiones… No lo sé, no puedo seguir la Copa del Mundo minuto a minuto. Somos un equipo que ha perdido a dos hombres importantes dentro del Mundial, y sobre todo dos hombres perimetrales, con lo que nuestra rotación de fuera ha quedado corta para jugar día tras día. Perdimos a John Holland por una lesión, otros jugadores no pudieron venir por diferentes circunstancias, y hemos venido con lo que creíamos que era mejor, con el grupo más equilibrado, teníamos de todo, sabiendo que realmente era muy, muy complicado. Está bien conocer cuál es tu nivel, pero cuando chocas contra el primer contrario es cuando te sitúas en el panorama real.

- ¿Esperaba jugar a un mayor nivel?

- Conocía bien, sobre todo, a los equipos de Argentina, Grecia y Croacia. El juego de Senegal llegado el Mundial ha sido mejor que la pretemporada por lo que hemos visto. Tuvimos una oportunidad real de ganar al juego de Senegal, estaríamos hablando de otra situación. Conseguimos ganar  a Filipinas pese a ser un equipo que ha tenido en aprietos a todo el mundo, con Grecia competimos bien y hoy (por ayer) quizás hemos querido sacar más de donde ya no quedaba en cuanto a nivel de energía e intensidad. El equipo estaba animado porque sabía que nuestro trabajo nos había conseguido otra oportunidad y no lo hemos podido conseguir.

- ¿Sabe ya qué puntos tiene que trabajar para próximos compromisos internacionales?

Creo que ahora sólo es momento de digerir la situación. Veníamos con la idea de que teníamos una opción de clasificación real pese a la dificultad. Toda esa reflexión hay que hacerla cuando llegue la calma, cuando lleguemos a Puerto Rico, y cuando estemos allí, desde la tranquilidad, será el momento de reflexionar y ver las cosas que han sucedido.

- ¿Cómo se siente, a título individual, tras la expectación de su llegada a la selección boricua y no ser capaz de ofrecer otro resultado?

- Es obvio que el resultado no se ha conseguido. Por múltiples motivos. Yo, por supuesto, tengo mi cuota de responsabilidad. Cada uno tiene aquí su cuota de responsabilidad. Yo, después de estar dos años, sé cómo es la genética y la idiosincrasia del juego de Puerto Rico. Lo que he intentado es aportar, ayudar, ver cómo realmente cuando llegas a FIBA, a una Copa del Mundo, tienes en frente un sistema más consciente, basado en las ventajas, en el extra pass, y a veces nos cuesta. Creo que en algunos momentos lo hemos conseguido. Lo que sí sabía desde el principio es que nuestra capacidad físico-atleta era la que era, y en esos momentos a la hora de plantear una defensa de rotaciones, táctica, con reglas, lo primero que tienes que soportar es el choque físico. Ahí creo que en muchos emparejamientos hemos tenido desnivel, y no estoy hablando de altura, sino de las estructuras de los atletas de los demás equipos respecto a la nuestra. Ante Filipinas éramos superiores en altura, pero teníamos una estructura físico-atleta parecida. Ahí es donde creo que ha habido una gran diferencia en nuestro equipo respecto a los demás.

- ¿Cree que los jugadores han sido capaces de responder a su filosofía?

- El tiempo de práctica es el que ha habido. Un sistema no es (golpea en la mesa) “haz esto”. Un sistema de baloncesto requiere mucha repetición, muchos automatismos defensivos y ofensivos. Es el tiempo que hemos tenido y lo hemos intentado optimizar, tener no muchas reglas pero que quedaran claras; y creo que también muchas veces el no manejar los partidos nos ha hecho tener un punto de ansiedad, no tener la paciencia para realmente hacer lo que teníamos que hacer y estaba previsto. Se trata de pensar qué ha fallado y qué mejorar para el futuro inmediato.

- ¿Cómo cree que le puede afectar a título personal, tanto a la hora de continuar como seleccionador como seguir entrenando en Cangrejeros?

- Bueno, yo estoy bajo situaciones contractuales. Vuelvo a decir que tengo mi cuota de responsabilidad y será cuestión de hablar con los máximos dirigentes lo que ha ocurrido y reflexionar. Yo nunca trabajo pensando en salvar mi trabajo. Intento siempre trabajar hacia los demás y aquí hemos hecho un trabajo. Soy la misma persona del año pasado, he intentado incluso hacer un mejor trabajo, pero las dificultades y la calidad de en frente no ha permitido conseguir el objetivo clasificatorio.

- ¿Pretende continuar al frente de la selección de Puerto Rico?

- Te lo digo sinceramente. He estado tan enfocado en la Copa del Mundo, estudiando a los rivales, estudiando cómo gestionar nuestro equipo, cómo mejorarlo, que no he tenido mucho tiempo para leer ni pensar en qué va a pasar. Ahora lo normal es que venga un bajón, cuando ha acabado, y no es momento de hablar… no voy a decir en caliente, sino sin reflexionar. Ya habrá tiempo para ver cuáles son las líneas que hay que coger para mejorar la situación del equipo y del desempeño en competiciones grandes.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 2 meses
#contenidos: 
460
#Comentarios: 
3,213
Total lecturas: 
2,645,273

Comentarios

Para nada creo que Paco Olmos sea un mal entrenador ni nada, pero que alguien me venga a estas alturas de la pelicula a hablarme de estructuras físico-atletas, es la excusa mas bananera que habia escuchado en tiempo... estructura físico-atleta OJITO