Solapas principales

Previa Euroleague Madrid 2015: una Final Four que no acepta sorpresas

  • Afrontamos una Final Four en la que no existe ningún equipo tapado: todos están avisados
  • Aparentemente Real Madrid y CSKA parten como favoritos, pero nadie puede descartar al Fenerbahçe ni al Olympiacos

El próximo MVP de la Final Four de la Euroleague será...

Por fin. Esta tarde empieza el evento, con mayúsculas, del baloncesto europeo: la Final Four de la Euroliga. Una final que no entiende de trayectorias anteriores, dos partidos a vida o muerte donde la tranquilidad, la experiencia y la confianza son aspectos determinantes. CSKA, Olympiacos, Madrid y Fenerbahçe buscan suceder al Maccabi como vigente campeón en una F4 donde la sorpresa no tiene sitio: gane quien gane no se podrá hablar de un resultado inesperado.

CSKA

1425225789.jpg

Andrei Kirilenko (Foto: CSKA Moscow)

Aunque cuesta poner etiquetas después de los títulos de Olympiacos y Maccabi, aparentemente el equipo ruso parte con la vitola de favorito, junto con el Real Madrid. El CSKA cuenta con una plantilla muy amplia que le permite una gran versatilidad y multitud de opciones, tanto ofensivas como defensivas. Además, con la incorporación de Kirilenko, el conjunto del ejército rojo consigue una nueva dimensión con un jugador capaz de jugar dentro y fuera y que siempre suma en todas las acciones en las que participa.

Conjuntados perfectamente por Itoudis, el CSKA ha jugado posiblemente el baloncesto más sólido esta temporada. Empezando por Teodosic, al que el técnico griego ha sabido reconducir para convertirlo en un jugador siempre provechoso, sin la constante irregularidad que antes le caracterizaba. Y con velocidad o sin ella, los rusos tienen un gran abanico de opciones ofensivas que nacen desde el desequilibrio de Teo, De Colo o Weems y que terminan o bien en acciones individuales de estos mismos protagonistas o con asistencias a sus compañeros.

Con esta ventaja generada, las continuaciones interiores de Kaun o Hines o las exteriores de Vorontsevich, con menos protagonismo ahora pero que puede hacer mucho daño con sus triples, junto con los tiros abiertos de Fridzon o Marcoishvili o los cortes desde el lado débil de Kirilienko los hacen imprevisibles y letales. En definitiva, el CSKA cuenta con un abanico de posibilidades muy amplio y muy difícil de predecir.

La estrella

milos_teodosic_fiba.jpg

Milos Teodosic con la selección Serbia/FIBA.com

Cuesta destacar un jugador en este equipo. Pero teniendo en cuenta la madurez mostrada durante todos estos meses por Milos Teodosic, entendemos que su papel será determinante. Será él quien se juegue los tiros importantes, más tranquilo y más responsabilizado que antaño., y bien arropado por De Colo, Weems y Kirilenko, otro jugador que marcará diferencias.

Olympiacos

17018486157_1da768b7f9_o.jpg

Petway celebrando una canasta (Foto: Olympiacos)

No se les puede tachar de cenicienta, ni de equipo más flojo. Porque precisamente es en este aspecto, en el equipo, donde son más fuertes que nadie. Así eliminaron al Barça y así puede plantarse en la final, desde su sólida e intensa defensa y comandados en ataque por Spanoulis.

Todos saben a qué juegan pero, a la hora de la verdad, pocos puede imponer un ritmo alto si el Olympiacos decide jugar a posesiones largas, a llevar al partido a un marcador que ronde los 70 puntos, a su terreno. Allí los griegos no fallan. Muy activos en defensa, con mucha presión en las líneas de pase y sin importarles el cambio de hombre en el bloqueo directo gracias a la capacidad atlética de Duntson o Hunter y a la habilidad de los pequeños para minimizar los mismatches, consiguen romper los esquemas ofensivos de los rivales, forzar pérdidas y no renunciar a sacar rápidos contraataques, aunque no sean su seña de identidad, o mucho juego a partir de la transición.

Pero no es solo esto. Cuando los del Pireo no pueden correr también demuestran una gran lectura de juego a partir del pick&roll. Normalmente es Spanoulis quien lo ejecuta, pero también Sloukas y Mantzaris. Luego, desde la larga distancia siempre amenaza el tirador Lojeski. También Lafayette cuenta con un buen tiro desde el bote, y la amenaza desde fuera se extiende a los pequeños o el mismo Printezis, que sin ser un especialista desde la larga distancia acaba perforando las defensas con su juego de fuera a dentro. Un equipo caracterizado por su solidez, por tener pocas fisuras.

La figura

17225458371_36f2398263_o.jpg

Vassilis Spanulis dando indicaciones (Foto: Olympiacos)

Indiscutiblemente Vassilis Spanoulis. El combo griego, que muchos veces se libera del trabajo de subir el balón, es el mejor jugador de Europa en los momentos decisivos. No le quema el balón ni le pesa la responsabilidad de liberar a los suyos. Buen tiro lejano, aspecto que ha mejorado mucho, y una capacidad increíble de generar desde el pick&roll, bien sea para él, la continuación o para dar el balón a un compañero si recibe un 2 contra 1.

Real Madrid

real-madrid-final-four-2015.jpg

Madrid, clasificado a la Final Four (Foto: Euroleague)

Juegan en casa y su experiencia en las dos Final Four anteriores debe jugar a su favor. Además, este año cuenta con una plantilla más compensada. Todo ello con un juego alegre, a campo abierto, sin renunciar a un tiro aunque sea en los primeros segundos de posesión, y con más protagonismo del juego interior que en otras campañas.

El gran problema del equipo blanco, capaz de imprimir una gran defensa desde el exterior y con sus jugadores interiores atentos para realizar ayudas, llega cuando el equipo rival no le deja correr. Aquí han crecido, buscando a las piezas interiores, pero es donde muestran más debilidades. Por lo tanto será muy importante, si quieren llegar a la final, que jugadores como Llull, Nocioni, Rudy o Maciulis fuercen desde detrás para crear dificultades a su oponente y así el Madrid pueda jugar a campo abierto, donde se encuentra más cómodo.

De no poder correr, el juego desde el uno contra uno o desde el bloqueo directo, especialmente con Sergio Rodríguez, se convierte en la gran baza de los de Laso. Y, aunque Obradovic ha asegurado haber estudiado al Madrid y conocerlo bien, la imprevisibilidad del Chacho juega a favor del Madrid. El hecho de llegar a la Final Four como locales puede ser una presión añadida, pero los blancos ya han llegado a dos finales y conocen qué puede ocurrir cuando te confías antes de tiempo.

La estrella

rudy_defendido_por_thomas.jpeg

Rudy Fernández defendido por Deshaun Thomas (Foto: Real Madrid)

Rudy Fernández. Esta debe ser la final del mallorquín. El paso adelante que parece haber dado debe encontrar su culminación este fin de semana. El jugador con más nombre debe aparecer para ser resolutivo, para empujar a sus compañeros y para sumar en todas las acciones. Rudy tiene esta capacidad si se centra únicamente en jugar. Y esperamos que así sea. La versatilidad de la plantilla del Fenerbahçe juega en su contra, pero los turcos no disponen de un ‘3’ gran defensor para parar a la estrella blanca.

Fenerbahçe

obradovic.jpg

Zeljko Obradovic (Foto: Euroliga)

Después de una temporada un poco decepcionante Obradovic ha conseguido llevar al Fener a su primera Final Four. De menos a más, los turcos se han mostrado como un conjunto muy versátil, quizás con una plantilla un poco más corta que rivales como CSKA o Madrid, pero con muchas opciones gracias al físico de sus jugadores. Este aspecto fue determinante en la eliminación del Maccabi, como también el factor Zizis, el único base puro del equipo, junto con el joven Sipahi, que dio la solidez que les faltaba.

Talento. Es lo que atesoran todos los exteriores del conjunto turco. Con Goudelock a la cabeza, a él se le unen piezas como Bogdanovic, o Preldzic, capaz de jugar en todas las posiciones del campo (menos de ‘5’). Y, con la lectura de juego de Zizis y sin ser un jugador egoísta cara el aro, el Fenerabahçe gana solidez, pierde prisas y acaba encontrando mejores opciones en ataque desde el desequilibrio. Pero aunque la creación de los turcos suele empezar por fuera, su juego interior cobra mucha importancia.

Suele empezar los partidos Savas actuando de center y sus compañeros lo buscan dentro. A medida que pasan los minutos crece la importancia del MVP de la competición, un Bjelica que está firmando su mejor temporada, aportando en todos los aspectos del juego y amenazando siempre de fuera a dentro. Además, a Veseli, un portento al rebote o continuando las acciones de sus compañeros, se le une Zoric, solido en defensa y siempre atento para finalizar. Conjunto versátil, sin experiencia pero con muchos recursos. Y, además, cuenta con la pizarra de Obradovic, el entrenador más laureado de Europa.

La estrella

nemanja-bjelica-ulker-celebrates-fenerbahce-ulker.jpg

Nemanja Bjelica abrazado por sus compañeros (Foto Euroleague)

Sin duda alguna Bjelica. Merecidísimo MVP, el serbio reconoce haber crecido mucho de la mano de un Obradovic que le ha dado confianza y responsabilidad. Bjelica no ha fallado a la llamada y no tiene miedo a coger el balón, correr toda la pista y finalizar, bien sea debajo el aro o con su buen lanzamiento de larga distancia. Un jugador completo, con buena visión de juego y que actualmente nunca resta. Se complementa muy bien con Vesely.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 6 meses
#Contenidos: 
280
#Comentarios: 
3,085
Total lecturas: 
1,690,493

Comentarios

Del Madrid sólo me preocupa la obsesión por ganar que se respira, al quedar eliminados en futbol, parece que recae sobre ellos la obligación , espero que eso no condicione a los jugadores a la hora del partido, equipo tiene mínimo para la final. Suerte

Favorito CSKA, esta vez, más aun, pero si hay alguien capaz de tumbar ese favoritismo por enésima vez ese Ulises franjirojo, que ni Homero adivino.

Muy de acuerdo en el mensaje del artículo, no hay cenicienta y sí mucha igualdad, aunque el CSKA parte como favorito. Hoy a dar el do de pecho contra el Fenerbahce, no será fácil pero esperemos que esta ocasión se la buena

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar