Solapas principales

¿Puede ganar Real Madrid la Final Four en casa? Otros equipos ya lo hicieron antes

  • Panathinaikos, FC Barcelona y Maccabi ya consiguieron la Euroliga como locales
  • Kinder Bolonia y CSKA jugaron en casa pero no pudieron levantar el título

El equipo de Pablo Laso tiene un doble reto esta semana: conseguir la Final Four que se le escapó en ocasiones anteriores y además hacerlo ante su público, su ciudad y en su pabellón. De las cinco ocasiones en que un equipo se jugó la Euroliga como anfitrión, salieron tres campeones en Atenas, Barcelona y Tel Aviv, un subcampeón en Bolonia y hasta un cuarto clasificado en Moscú.

Panathinaikos, campeón en Atenas 2007

panathinaikos-champ-final-four-athens-20071.jpg

Panathinaikos fue campeón en Atenas (Foto: Euroleague.net)
Una Final Four que fue histórica para el baloncesto español por la presencia de Tau Cerámica y Unicaja, pero el color verde que reinó en un OAKA repleto con 18.363 espectadores. El equipo griego se impuso en una emocionante final por 93-91 a un batallador CSKA en uno de los mejores encuentros de la historia de la Euroliga.

Panathinaikos fue por delante en gran parte del partido y el empuje final de los chicos de Ettore Messina, que hicieron 34 puntos en el último cuarto puso muy en peligro la victoria del anfitrión. Dimitris Diamantidis consiguió el primero de sus dos MVP de la Final Four y el primero de sus tres títulos de Euroliga y fue quien lideró a su equipo en la final, con 15 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias, aunque el que sentó cátedra en los entrenados por Zeljko Obradovic fue el lituano Ramunas Siskauskas, con 20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 11 faltas recibidas, siendo una pesadilla para la defensa moscovita. Del lado ruso, un jugador clave en el baloncesto europeo de los últimos años como Theo Papaloukas fue el mejor, con 23 puntos y 8 asistencias. Además, nos deleitaron con su calidad en este partido jugadores como Dejan Tomasevic, Matjaz Smodis, Trajan Langdon, Mike Batiste o el venezolano Óscar Torres.

De los españoles, aquel histórico Unicaja que accedió a la Final Four con un triple de Pepe Sánchez ganó en el partido por el tercer puesto a un gran Tau Cerámica liderado por Pablo Prigioni, Luis Scola, Igor Rakocevic y Tiago Splitter. El equipo malagueño se impuso 74-76 con una remontada espectacular en el último cuarto y 18 puntos del "temporero" Marko Tusek.

 

FC Barcelona, campeón en Barcelona 2003

Si hay un quinteto inicial de esos que son fáciles de recitar es el de aquel Barça de Svetislav Pesic que se hizo con la Euroliga 19 años después: Sarunas Jasikevicius, Dejan Bodiroga, Rodrigo de la Fuente, Gregor Fucka y Roberto Dueñas. Los 16.670 espectadores del Palau Sant Jordi vieron como el equipo azulgrana se impuso a la Benetton por 76-65 de Ricardo Pittis, Jorge Garbajosa y Tyus Edney.

El Barça superó en semifinales al CSKA Moscú con una gran actuación de Gregor Fucka y Dejan Bodiroga y volvieron a ser los dos mismos jugadores los que llevaron al equipo catalán hasta la victoria en el partido de la final. El brillante jugador serbio consiguió su segundo título y MVP consecutivos, tras proclamarse campeón de la Euroliga con Panathinaikos en la temporada anterior. Este título europeo supuso el triplete en esa temporada 2002-03, donde el equipo de Pesic consiguió su décimo título de Liga después de barrer en la final al Pamesa Valencia y se llevó la Copa del Rey ante Tau Cerámica en Valencia cobrándose venganza de su derrota ante los baskonistas en la anterior edición.

juan-carlos-navarro-celebrates-final-four-barcelona-2003-eb021.jpg

Juan Carlos Navarro (Foto: Euroleague.net)

 

Maccabi, campeón en Tel Aviv 2004

Uno de las finales más desigualadas (al menos en la práctica) fue la que disputaron Maccabi y Skipper Bolonia, donde el equipo israelí se impuso por un contundente 118-74 rompiendo el encuentro desde el primer cuarto y exhibiéndose en el último cuarto ante un desbordado equipo italiano.

Anthony Parker fue el máximo anotador, con 21 puntos y 4 rebotes, y fue nombrado MVP de la Final Four, aunque no fue el único destacado en los macabeos: Sarunas Jasikevicius fue excelsamente efectivo con 18 puntos en 17 minutos, Tal Burstein hizo una actuación muy completa con 17 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias y David Blu dio anotación desde el banquillo con 20 puntos para el equipo del emblemático Pini Gershon.

Jasmin Repesa tenía un buen equipo en el Skipper Bolonia, con jugadores como Milos Vujanic, Carlos Delfino, Gianluca Basile, Matjaz Smodis y un joven Marco Belinelli, pero no pudo triunfar en la final tras deshacerse en semifinales de su compatriota Montepaschi Siena. Otros jugadores referencia de esos años como David Vanterpool, David Andersen, Michalis Kakiouzis, Marcus Brown, Theo Papaloukas, Victor Khryapa o JR Holden también estuvieron presentes en esa fiesta del baloncesto europeo.

anthony-parker-maccabi-elite-final-four-204-eb031.jpg

Marcus Brown y Anthony Parker, en su duelo de semifinales (Foto: Euroleague.net)

 

Kinder Bolonia, segundo clasificado en Bolonia 2002

Aquel gran Panathinaikos de Zeljko Obradovic y Dejan Bodiroga ahogó los sueños de una Kinder Bolonia de un magnífico dúo Ginobili-Smodis.

manu-ginobili-bolonia-2002.jpg

Manu Ginobili se exhibió en aquella Final Four (Foto: Euroleague)
Después de imponderse a la Benneton de Treviso en la semifinal italiana, el escolta argentino realizó su última exhibición en Europa antes de dar el salto a las lejanas tierras de San Antonio, con 27 puntos y 5 rebotes, pero no fue suficiente para arrebatar el triunfo al campeón verde y el MVP Dejan Bodiroga fue el que impuso su clase, junto al gran partido del turco Ibrahim Kutluay.

 

CSKA Moscú, cuarto clasificado en Moscú 2005

Quizás una de las máximas "catástrofes" de un anfitrión en una Final Four fue la del CSKA en aquella edición de Moscú en 2005. 13.607 espectadores vieron como el equipo de Dusan Ivkovic sufría en semifinales una de las mejores versiones europeas del Baskonia, con Arvydas Macijauskas al mando y José Manuel Calderón y Luis Scola como fieles escuderos. JR Holden y Marcus Brown sumaron 32 puntos para los locales pero no fue suficiente para evitar la derrota por 78-85.

Para colmo, en el partido por el tercer puesto, el equipo moscovita dejó de ir una distancia de 10 puntos en el último cuarto y acabó cayendo en la prórroga por 91-94 ante Panathinaikos. Mike Batiste fue el mejor de aquel encuentro, con 28 puntos, 10 rebotes y 4 robos, bien secundado por 19 puntos de Ibrahim Kutluay y 15 puntos y 8 rebotes de Dimitris Diamantidis.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 2 meses
#Contenidos: 
598
#Comentarios: 
1,190
Total lecturas: 
2,268,410

Comentarios

Poder claro que puede; que suceda ya es otra cosa. Veo una f4 bastante igualada pero con el CSKA como favorito. Y el Fenerbahce en semis es muy peligroso. Lástima que este año que se haya llegado tan fresco y sin lesiones los rivales sean más fuertes...pero lo importante es que se está aquí y que se va a competir por el cetro, luego ya veremos

Seamos serios, para que el RM gane la euroliga este fin de semana, va a tener que hacer dos partidos perfectos en ataque y defensa, y aún así, no está garantizado que gane.
Semifinal, Fenerbahce, Zelko, Goudelock, Vessely, Bjelica. El RM debe cerrar su rebote, defernder la línea exterior con solvencia, y atacar muy rápido para evitar todo el scouting de Obradovic, que la inspiración en ataque fluya, y perder pocos balones. Mal negocio si el RM se atasca en ataque, hay que jugar posesiones largas y se llega a un final igualado, donde Obradovic es un maestro y tiene mucha calidad en el equipo para resolver.

"De las cinco ocasiones en que un equipo se jugó la Euroliga como anfitrión, salieron tres campeones en Atenas, Barcelona y Tel Aviv"

La Kinder de Bolonia también se jugó la EL como anfitrión en su primera edición frente a Baskonia, y ganó, si bien no fue una F4.

Falta aclarar que 19 años después, en la final de 2003, ese después hace referencia, supongo, a la primera presencia del FC Barcelona en una final de Copa de Europa/Euroliga.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar