Solapas principales

Rudy y Thompkins no permiten sorpresas ante la sorpresa de la Euroliga (77-87)

  • Las bajas de Llull, Randolph, Reyes, Carroll y Deck no impidieron un nuevo triunfo del Real Madrid

La enfermería madridista: Las bajas del Real Madrid obligaron a Laso a viajar con solo 11 jugadores, dos de los cuáles fueron Garuba y Nakic, que no disputaron ni un minuto. La rotación fue generosa y solo Trey Thompkins jugó la primera parte completa. Finalmente el estadounidense se marchó a 35 minutos y Causeur, Campazzo y Mickey por encima de los 26. 

Las excursiones de Rudy: Como cuando estás en secundaria y te vas de viaje de fin de curso. Eso es lo que parece que le ocurre a Rudy cuando juega de visitante en Euroliga. Hoy se salió en el segundo cuarto con 11 puntos y una gran incidencia en ambos lados de la cancha. Terminó con 18 puntos, 5/6 en triples, 3 rebotes y 20 de valoración. 

El duelo Thompkins-Kahudi: El madridista empezó golpeando en el primer cuarto con la certeza de ser muy superior bajo el aro. La guerra de centímetros le permitió a Thompkins acabar en dobles dígitos de anotación ya en el primer asalto. La contra la daría el diminuto interior de los franceses después del descanso. Sacó a su par de la zona en ataque y asestó cuatro triples de seis intentos para acabar como el mejor de los suyos con 18 puntos y 22 de valoración. 

El Real Madrid no se deja sorprender por ASVEL Villeurbanne en terreno galo y vence por 77-87 con una plantilla con pocos efectivos. Los blancos llegaron a gozar de ventajas situadas alrededor de los 20 puntos, pero los franceses, a través de un juego muy físico y rápido, pusieron en aprietos a los visitantes, especialmente en el último cuarto. Tras este partido, el conjunto merengue alcanza la duodécima victoria consecutiva, manteniéndose una semana más en lo más alto de la clasificación europea. 

Ante la plaga de bajas en el conjunto madrileño, el planteamiento de Pablo Laso era claro: creación en ataque desde poste bajo en manos de Trey Thompkins y una zona 2-3 que buscara ahorrar esfuerzos atrás. Lo primero bien, lo segundo ya no tanto. La ventaja de altura del norteamericano sobre su par, Charles Kahudi, era clave con 10 puntos en cinco minutos. Por su parte, los galos corrían y el mejor ejemplo era un alley-oop tras robo de Kahudi para el ex-Unicaja Livio Jean-Charles (13-14, min. 6). 

Los blancos pasaban rápidamente a defender en individual tras ver como los de TJ Parker conseguían un mini parcial de 5-0. La respuesta la tendría un infalible Jordan Mickey que devolvería a los suyos a tener el dominio en el marcador al final del cuarto, 21-23. 

ASVEL golpeaba con solidez desde el inicio del segundo cuarto y solo dos errores infantiles de Antoine Diot -o aciertos de Laprovittola- descentraba a los de Parker. Para entonces ya había empezado el show de Rudy Fernández. El mallorquín completó un cuarto excepcional, con 11 puntos sin fallo y haciendo gala de su habitual esfuerzo defensivo.

Con Lapro actuando como escudero, los últimos dos minutos fueron un suplicio para el bloque rocoso y rápido que supone el conjunto francés. El parcial de 14-3 forjado en buenas defensas, con Causeur como estandarte, cerró la primera parte con un favorable 37-52 para el Real Madrid

Después de la borrachera de puntos de la primera parte, el público del Astroballe tuvo que esperar casi dos minutos para ver una nueva canasta. Más de tres para presenciar una que no fuera de Tonye Jekiri. Entonces TJ Parker decidiría devolverle la jugada del primer cuarto a Pablo Laso. Buscó emparejar a Kahudi, de 1'97 metros, con Thompkins -10 centímetros más alto- en ataque. El resultado no sería otro que dos triples consecutivos del jugador local (47-58, min. 25). 

Y cuando más se acercaban los galos en el marcador, llegaron Jordan Mickey y Fabien Causeur y clavaron un parcial de 11-0. Ellos solos. La ventaja alcanzaba los 20 puntos pero la reacción de Adreian Payne y el joven Theo Maledon en el último minuto regresó la diferencia a la de minutos antes. La revolución lionesa dejaba una diferencia de 13 puntos para los últimos diez minutos (59-72).

La queja del tercer cuarto se elevó en este último. En tres minutos solo anotó Jordan Mickey y desde el tiro libre. Rudy y Thompkins seguían a lo suyo y restauraron esa diferencia en torno a los 20 puntos. Ni con esas entraron los mirlos blancos y ni con ese desgaste parecía que los de Laso se cansaran frente a un equipo muy exigente en lo físico. 

Un último susto de los de Parker por medio de Jean-Charles y Rihards Lomazs apretó el marcador, pero finalmente la actuación de Tavares bajó los aros aseguró la victoria por 77-87.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
208
#Comentarios: 
580
Total lecturas: 
475,919