Solapas principales

Sandra Ygueravide: "Me encantaría poder acabar mi carrera en España"

  • "Fue difícil tomar la decisión de ir a Turquía: lo dejas todo, coges las maletas y llegas a un país donde no sabes cómo funcionan las cosas", asegura la base valenciana.
  • "Un ejemplo de club que está haciendo las cosas bien es Valencia Basket", afirma Ygueravide.

La carrera de Sandra Ygueravide (1'72/36 años) ha sido itinerante prácticamente desde su debut en Ros Casares. España, Turquía, Francia, Rusia y Hungría han sido los países que han podido disfrutar de la base valenciana, que se marchó de la Liga Femenina Endesa para probar suerte en el país otomano. Campeona de la Eurocup con Nadezhda Orenburg y miembro del equipo 3x3 de la selección española, Sandra Ygueravide ha perfeccionando su juego hasta llegar a lo más alto en Europa. A sus 36 años y una vez acabada la temporada, la jugadora nacional no cierra puertas a acabar su carrera en España, aunque no sabe cuándo será. Inicios, trayectoria, ligas extranjeras, futuro... De todo ello hablamos con Sandra Ygueravide, una de las jugadoras más destacadas del baloncesto español de los últimos años.

Solobasket (SB): Debutaste bastante joven en la Liga Femenina. ¿Qué recuerdas de aquellos años ¿Con qué dificultades te encontraste?

Sandra Ygueravide (SY): Debuté siendo junior el año 2001 en Ros Casares y recuerdo que fueron años muy bonitos. El poder entrenar con algunas de las mejores jugadoras, tanto nacionales como extranjeras, es una experiencia inolvidable para cualquier jugadora joven. Es verdad que pertenecer en aquellos momentos a un club como Ros Casares siendo joven tiene también sus inconvenientes. Sabes que no vas a contar con muchos minuros, que a lo mejor podían encontrar jugadoras de mi generación en esa época que estaban en equipos como Estudiantes, la Seu o Ibiza. Pero entrenar cada día con estas jugadoras te hace crecer y te hace aprender muchísimas cosas: es con lo que yo me quedo de esos años. En el momento quizás no te das cuenta realmente de lo que has vivido porque al final lo que todas las jugadoras quieren es tener minutos, pero, echando un poco la vista atrás, estar en un equipo como ese fue un privilegio.

SB: ¿Qué te llevaste de aquel año en Ros Casares donde lograste el título de liga junto a Marta Fernández, Elisa Aguilar, Amaya Valdemoro y compañía?

SY: Más que con los títulos que ganamos esa temporada y media que estuve ya siendo senior, que fueron dos copas y una liga, me quedo más con el aprendizaje de entrenar cada día con jugadoras como Amaya, Elisa o Marta Fernández, que ya eran jugadoras con experiencia y estaban a un nivel muy alto. En todos esos años te exigen un nivel en los entrenamientos y un nivel de concentración mucho más alto de lo que estás acostumbrada. Me quedo más con todo eso, con el poder aprender de ellas esos años tanto con cuestiones técnicas como ver la competitividad que tenían. Es lo que les ha hecho grandes jugadoras, así que me quedo más con todo lo vivido y todo lo aprendido en esos años.

SB: ¿Cómo te llegó la primera oferta del extranjero? ¿Fue una decisión fácil? ¿Qué tuviste que dejar atrás?

SY: La primera oferta que me llegó fue de Turquía, en el año 2013, cuando me marché. Yo estaba en mi segunda temporada en Hondarribia y hasta ese año no me había planteado el salir de España. Es verdad que la renovación en Hondarribia fue complicada porque hubo cambio de presidente en el club, el presupuesto del equipo bajó muchísimo y en ese momento, con la crisis económica que había, fue el momento de pensar que, si surgía algo fuera de España, lo pensaría y me lo plantearía. En esos años es verdad que había jugadoras españolas fuera de España pero quizá mi situación era un poco diferente a la de ellas. Silvia Domínguez, Cristina Ouviña, Núria Martínez eran jugadoras que estaban en la selección o que habían formado parte de la selección y que se las conocía ya a nivel europeo. En mi caso, cuando llegó la oferta tuve que arriesgarme un poco a irme a Turquía, a un club que estaba peleando por no descender, pero que personalmente a mí me iba a servir un poco para que me vieran y me conocieran fuera de España. Es verdad que no fue una decisión fácil; fue una decisión un poco complicada porque llega ese momento de dejarlo todo, de coger las maletas y llegar a un país donde no sabes muy bien cómo funcionan las cosas. Es verdad que, por suerte, mi marido pudo venir conmigo y eso fue importantísimo porque estar lejos de casa y de la familia es difícil, pero tener a una persona que te apoya en los momentos más complicados fuera de casa se hace todo más llevadero.

Sandra Ygueravide (Foto: Eurocup Women)

Sandra Ygueravide (Foto: Eurocup Women)

SB En un verano cualquiera, ¿cuántas ofertas sueles recibir?

SY: La verdad es que no sabría decirte un número concreto. Es verdad que desde que salí de España los veranos no se me han hecho excesivamente largos. Normalmente al acabar la temporada o casi acabándola suele haber ofertas, pero la verdad es que los últimos años he fichado bastante rápido, así que no sabría decirte un número exacto.

SB: En este sentido, ¿ha habido contacto con algún club de Liga Femenina Endesa en estos dos últimos veranos? Si es que sí, ¿podrías decir cuál o cuáles?

SY: En los últimos dos años algo ha habido, algún contacto ha habido. Es verdad que el año de Orenburg renové bastante rápido porque tenía claro que quería continuar allí. Y es verdad que el verano pasado hubo algún contacto pero nada, nada concreto. Tampoco me gustaría decirte nombres porque no fue nada concreto como para realmente plantearme el volver a España.

SB: Según has comentado en algunas entrevistas recientes, este año ha sido "raro". ¿Por qué?

SY: Ha sido un año raro porque las expectativas que tenía el club eran altas y las cosas no han salido bien. Uni Gyor es un club que ha estado en lo más alto de Hungría durante muchos años y este año querían apostar por gente joven. Las jugadoras Sub-20 son muy importantes en Hungría, porque en los primeros veinte minutos siempre tiene que haber una en cancha, es una regla que existe allí. Entonces el equipo, el club, decidió apostar por una combinación un poco de gente joven y algunas jugadoras con experiencia para llevar el equipo arriba. Aunque también es verdad que el equipo tampoco se configuró del todo bien, no acertaron con las americanas, hubo muchos cambios, al principio hubo lesiones de jugadoras importantes... En resumen, ha sido un cúmulo de cosas. Además, echaron al entrenador a mitad de temporada. Como equipo no hemos llegado a estar bien hasta el final. A nivel individual ha ido bien, pero al final lo que toda jugadora quiere es estar en un equipo competitivo. Así que sí: ha sido una temporada rara porque ha habido demasiadas cosas alrededor del equipo y todo va afectando y las cosas no han salido como esperaba a principio de año.

SB: Francia, Turquía, Hungría... ¿Qué diferencias hay respecto a nuestra liga? (Físicas, técnicas, rutinas, tácticas, infraestructuras...).

SY: La liga más exigente físicamente es sin duda la francesa. Estuve poco tiempo, pero me llamó muchísimo la atención el nivel físico de la liga y de las jugadoras. En la liga turca la diferencia básica está en el nivel de las extranjeras, tanto europeas como americanas. Equipos como Fenerbahçe o Galatasaray dominaban la Euroliga y tenían jugadoras top como Cappie Pondexter, Angel McCoughtry o como Alba Torrens y Sancho Lyttle, que estaban en Galatasaray en lo más alto de la Euroliga. En cuanto a infraestructuras, creo que depende un poco más del club que del país. Por ejemplo, yo recuerdo que Besiktas tenía unas instalaciones del club con el gimnasio, con fisios, con sala de vídeo, la cancha, ellos se encargaban de darte la ropa en cada entrenamiento… Ha sido el club con las mejores instalaciones, sin duda, pero es verdad que no es lo mismo en todas partes de Turquía. En Rusia, por ejemplo, hay equipos que tienen pabellones de entrenamiento, luego está el de juego y están todos muy bien acondicionados, pero depende más de los clubes que del país. En España en general hay buenas instalaciones pero depende un poco del club. A nivel técnico y táctico sin duda me quedaría con España. Por suerte hay entrenadores de un nivel muy alto y eso se nota. De hecho, muchos equipos de Euroliga han tenido o tienen entrenadores españoles y eso hay que valorarlo porque le da un plus a la liga española. Se trabaja bien porque los entrenadores sacan lo mejor de sus equipos.

SB: ¿Cuáles crees que son tus puntos fuertes? ¿Qué crees que puedes mejorar? 

SY: Siempre me cuesta un poco hablar de mí, pero yo creo que con los años me he convertido en una jugadora mucho más completa, con diferentes recursos para poder anotar. Quizá me quedo más con que como base sé controlar al equipo, sé llevar al equipo, sé lo que necesitamos en cada momento del partido y en mi posición es algo fundamental. La experiencia de los años hay muchas veces que te va ayudando a todo esto. Pero yo creo que es algo muy importante en la posición en la que yo juego. Siempre hay cosas que mejorar, tengas veinte o treinta años. Por suerte desde mi etapa en Estudiantes, donde conocí a Ángel Goñi, puedo trabajar con él de manera individual cada verano e incluso durante el año. Seguimos trabajando e incorporando cosas nuevas, porque al final siempre hay un margen de mejora independientemente de la edad que se tenga.

 

 

SB: En referencia a la situación actual, ¿está siendo difícil mantenerse en forma por las restricciones?

SY: He tenido suerte. No he tenido muchas dificultades para entrenar en este tiempo porque tengo todo el material necesario en casa. Físicamente no lo he notado tanto porque sí que he podido seguir haciendo cosas.

SB: Esta es obligada: ¿te veremos acabar la carrera en España?

SY: La verdad es que sí, me encantaría poder acabar mi carrera aquí en España. No sé cuándo va a ser, si va a ser pronto o tarde, sí que me gustaría acabar aquí.

SB: Y mirando hacia el futuro a medio-largo plazo. ¿Qué tienes pensado cuando te retires? ¿Te ves colaborando con algún medio periodístico como tu padre?

SY: No lo tengo muy pensado. Tengo claro que me gustaría seguir ligada al baloncesto, que es a lo que me he dedicado prácticamente toda mi vida, pero no sé tampoco si será en un medio de comunicación o de qué forma será. Pero vamos, que tengo claro que me gustaría seguir ligada al baloncesto.

SB: La última antes del test. ¿Qué le falta al baloncesto femenino para seguir creciendo?

SY: Creo que se están haciendo muchas cosas bien, que en los últimos años se están haciendo muchas cosas al respecto. Pero mientras tengamos que distinguir entre baloncesto femenino y masculino, siempre vamos a estar un pasito por detrás. Tenemos características diferentes y no generamos los mismos ingresos. Sin embargo pienso que se nos debería valorar igual a los hombres que a las a mujeres. Al final nuestra dedicación y nuestro esfuerzo es el mismo e incluso más en algunos casos de jugadoras que tienen que compaginar el baloncesto con un trabajo o con una familia. Un ejemplo de un club que está haciendo las cosas bien en este sentido es Valencia Basket. Yo creo que tratan de la misma forma a ambos equipos y creo que eso es a lo que tenemos que tender: a valorar y a tratar por igual a ambos.

TEST SOLOBASKET

¿Un plato que siempre pidas a tus padres?

Paella.

¿Playa o montaña?

Playa.

¿Una canción como banda sonora de tu vida?

Cada momento o cada temporada podría tener su banda sonora.

¿Un hobby aparte del baloncesto?

Cocinar, sobre todo repostería.

¿Un consejo que te hayan dado y que siempre tengas presente?

Hay que ser constante para conseguir lo que se quiere.

¿Una serie de televisión y una película?

Anatomía de Grey y El diario de Noa.

¿Un deseo en voz alta?

Jugar las Olimpiadas.

¿Tu jugador/a referencia?

Michael Jordan.

¿Un lugar para perderte?

Cualquiera que esté en la costa vasca.

¿A qué te dedicarías si no fuese al baloncesto?

Al periodismo.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 11 meses
#Contenidos: 
584
#Comentarios: 
1,838
Total lecturas: 
1,835,489

Comentarios

Este año la LFE ha estado igualada y creo que en la próxima habrá equipos bastante superiores pero no estoy en contra de esto. Ya se verá en la cancha. Solo añadir que Sandra fue la única del equipo que peleó todo el partido en Maloste. No la conocia y me gustó. Hacen bien aprovechando la oportunidad de jugar unos años por Europa.

Hay que reconocer que el trato que tiene el basket fem. en VBC es muy bueno pero porque pueden. Hay equipos que ya han hecho varios fichajes pero la mayoría no se ha movido porque no saben si tendrán publico y socios el próximo año y así es imposible. A algunas parece no afectarlas. Yo solo reivindico lo que no suele hacerlo nadie.

Ánimo Sandra, en la LFE siempre tendrás sitio. El 23 Oc.,ahora tan lejano,la vi jugar en directo en Maloste en partido de ECW. Resultado,Gernika,77,Uni Gyor,41,bañito y su equipo eliminado. Me hace gracia que todos-as hablen de que VBC y otros equipos estan haciendo bien las cosas. Con el doble de presupuesto es más fácil, el próximo año igual el triple!! Gernika tercero en LFE y VBC cuarto. Quien hace las cosas bien Sandra? Hay más equipos con presupuestos modestos que hacen bien las cosas.

Hola, Abusu. Sandra se refiere al haber equiparado las condiciones con el equipo masculino, no a temas de confección de plantilla y/o presupuesto. Nos seguimos leyendo. ¡Saludos!

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar