Solapas principales

Sasha Djordjevic y la recuperación del respeto perdido

  • La palabra respeto ha estado presente en la boca de Djordjevic en todo momento y Serbia se ha ganado el de todos sus rivales

"El respeto se gana en la pista". Juan Antonio Orenga contestaba con esta frase a Sasha Djordjevic tras el bronco partido que enfrentó a España y a Serbia en la fase de grupos. El técnico que jugó en las filas del FC Barcelona y el Real Madrid acabó ese encuentro con dos técnicas, airadamente contrariado por lo que él entendía una falta de respeto a sus jugadores por parte del combinado español. En lo que muchos vieron una protesta exagerada que mostraba el mal perder del entrenador balcánico, otros interpretaron una defensa a sus jugadores y una ocasión más para atraer la atención hacia su figura y descargar de responsabilidad a los miembros de la Selección Serbia. Quizás él entendía que aún no se había ganado el respeto de todos sus rivales o de los árbitros pero una cosa era indiscutible: Djordjevic sí tenía el respeto de sus jugadores. Y no lo había conseguido precisamente en ese momento.

e1680f7c032b.jpg

Djordjevic anima a sus jugadores (Foto: FIBA)

Sasha luchaba por el respeto que tuvo Serbia y previamente Yugoslavia en los 70, 80, 90, hasta finales de siglo. Hasta que dejaron de ganar títulos. El último en 2002 queda demasiado lejos para un país acostumbrado al éxito. Desde entonces únicamente Dusan Ivkovic con el subcampeonato de Europa de 2009 y las semifinales de 2010 había devuelto al país balcánico al lugar que le había correspondido históricamente. Djordjevic quería volver a recuperar el espíritu de esa época dorada y por eso volvió a concentrar al equipo lejos de cualquier comodidad, en la montaña de Kopaonik, a más de 1000 metros de altura como hacía el profesor Nikolic o posteriormente Obradovic o Ivkovic. Un lugar donde encontrar la tranquilidad para concentrarse en las obligaciones que tenían por delante. Como si tratando de recordar tiempos pasados se fuese a encontrar la fuerza para afrontar el futuro. Sabios como Zeravica o Kapicic ya habían dado su visto bueno antes de que fuese nombrado seleccionador. Igual que la mayor parte de las encuestas publicadas en los medios de comunicación. Había unanimidad en que era la figura necesaria para devolver a Serbia a lo más alto. Y él respondió con gratitud. "Lo primero que haré tras esta rueda de prensa será conversar con Dusan Ivkovic, y con el resto de entrenadores, consultando a los asesores y expertos de la Federación con quien quiero cooperar estrechamente". Respeto al pasado.

Pocos eran los que se atrevían a colocar a Serbia como una de las aspirantes a medalla en esta Copa del Mundo. A la ausencia de jugadores como Lucic, Nedovic, Dangubic o Kuzmic o la baja de última hora por lesión de Vasilije Micic, se había que sumar la de Nole Velickovic, por el que Sasha había apostado especialmente dejando fuera a jugadores consagrados y en mejor estado de forma como Savanovic o Milan Macvan, que únicamente aparecieron en la lista inicial de 29 hombres pero que se quedaron fuera de la criba de los 20. Un casting del que habían ido cayendo demasiados nombres en una Selección que quizás ya no cuenta con la colección de estrellas que les habían permitido dominar con facilidad el baloncesto europeo pero a la que seguía sobrándole talento. No le valía cualquier jugador para estar en la definitiva lista de doce hombres que iba a llevar a España. Necesitaba jugadores realmente comprometidos.

bv0d-2kicaev5ju.jpg

Djordjevic echa a Micov a empujones (Foto: FIBA)

Durante la preparación un enfrentamiento con Vladimir Micov en un encuentro preparatorio ante Nueva Zelanda acabó con el alero fuera del equipo. "La corta carrera de Micov en la selección ha finalizado. En el momento en el que ha lanzando la toalla, he decidido dejar de contar con él. No ha querido darse la vuelta cuando me he dirigido a él. Esta camiseta ha sido utilizada por nombres más grandes e importantes que el suyo", afirmaba en rueda de prensa tras echarle del equipo. "El respeto no puede faltar. He tenido buenos maestros: Ivkovic, Obradovic, Pesic, Aíto. Si hay desprecio, hay consecuencia". Con esa decisión dejaba claro al resto de integrantes de Selección quién era el que mandaba en ese vestuario. Si trabajaban y remaban juntos podrían llegar lejos en la Copa del Mundo pero si alguien se salía del guión, acabaría de la misma forma que el reciente fichaje de Galatasaray, no le iba a temblar el pulso.

Respeto. Una y otra vez era la palabra que sale de la boca de Djordjevic. Respeto de sus jugadores hacia su autoridad como entrenador, respeto del baloncesto mundial hacia Serbia y por encima de todo respeto de unos jugadores hacia el país que representan. Así lo repetía en una entrevista del periodista Luis Mendiola en El Periódico: "en los últimos años, hemos perdido un poco el respeto al equipo, a la camiseta, al himno nacional, que no tiene ni diez años. ¿Por qué se perdió? Porque todos los que jugaban habían nacido en otro país que ya no existía (...) con la calidad que tenemos, hay que hacer crecer en nuestro país ese respeto y lanzar un mensaje claro desde la cancha sobre cómo se construye un país por una pequeña parte de él como es el deporte".

04abb0172099.jpg

Djordjevic y Teodosic son el alma de Serbia (Foto: FIBA)

Los doce hombres definitivos seleccionados por el técnico vislumbraron qué baloncesto quería Djordjevic que desplegarán las aguilas. Entre ellos estaban dos hombres llamados a liderar emocionalmente el equipo, Teodosic y Krstic. El pívot llegaba a la Copa del Mundo muy mermado por los problemas físicos que había tenido durante la temporada pero aún así el técnico sabía que más allá de Raduljica no tenía otro jugador interior como él y que por su condición de capitán también era muy necesario. "No me siento muy bien porque mi rodilla se encuentra en muy mal estado. Durante la temporada tuve problemas y esta no es la primera vez que estuve en esta situación, pero es sin duda el peor momento. Tengo la comprensión del seleccionador y todo el cuerpo técnico. Ojalá con un programa especial de diez días esté listo para entrenar con el equipo". La decisión final de llevarle a pesar de no estar al cien por cien y reservarle durante la fase de grupos fue un gesto que tampoco pasaron por alto los jugadores. Tras vencer a Brasil en el mejor partido de Krstic, compañeros como Stimac alabaron su esfuerzo de querer estar pese a todas sus molestias en el campeonato. También apareció en los momentos importante ante Francia. Esperarle y reservarle había sido un acierto.

Pero si alguien representa el carácter indomable del Djordjevic jugador en esta Selección ese es Teodosic. Los dos tienen una relación especial capaz de odiarse por momentos y de abrazarse como se abraza a un hermano después de la victoria. Se tienen respeto, se saben ganadores y ambos son la verdadera razón por la que Serbia ha llegado a la Final de la Copa del Mundo. Se ha visto a Teodosic sudar, defender, correr, dirigir, asistir, anotar. Un grado madurez que le ha hecho perder ese punto de magia incontrolada que le hacía diferente pero que ha permitido a su equipo ser mucho más serio en la pista. Porque si algo tiene este equipo es disciplina.

Egypt v Serbia - Game Highlights - Group A - 2014 FIBA Basketball World Cup

Contra Egipto no hubo rival y Serbia comenzó con buen pie el campeonato, sin mayores preocupaciones. Los 15 puntos de Teodosic y los 13 de Raduljica dejaban claro cuáles eran las referencias ofensivas. Krstic solo disputó siete minutos y por contra hombres como Bircevic, Simonovic o Jovic, tenían protagonismo por la poca entidad del rival. Serbia presentaba su carta de presentación. Ataques rápidos buscando siempre el contrataque o la transición y en ataque estático una larga circulación de balón en una sucesión de pases que finalizaban casi siempre con bloqueo directo o balón al poste. Ideas claras que seguir mejorando durante el torneo. Con Francia en el segundo choque se compitió de tú a tú y aunque se perdió por un punto se siguió viendo la evolución de un equipo donde comenzaba a despuntar Bogdan Bogdanovic. Los árbitros comenzaron a nombrarse ante el polémico último minuto pero Djordjevic permaneció tranquilo tras el encuentro. "Tenemos que recuperar lo antes posible la sonrisa en la cara, el fuego en el corazón y la paz en la mente, eso es lo que más necesitamos". 

Serbia v France - Game Highlights - Group A - 2014 FIBA Basketball World Cup

Ante Irán se logró el objetivo de la clasificación a pesar de dar descanso absoluto a Krstic para no agravar sus problemas de rodilla. Bogdanovic y Bjelica, el otro ojito derecho de Sasha, se bastaron para superar al equipo de Haddadi, que fue el único que les planteó problemas en la pintura. "Cabeza fría y corazón caliente", Djordjevic insistía en la misma idea tras el partido. Era su particular partido a partido que hasta la saciedad se cansó de repetir la pasada temporada Simeone. Seguro que más de un paralelismo se podría encontrar con el técnico del Atlético de Madrid. Si España quería ser segunda de grupo debía ganar a Brasil en el cuarto encuentro pero eso no ocurrió y Teodosic estalló en un tiempo muerto. "¿Qué coño queremos? Ninguno de nosotros atrapa el balón. Vámonos a casa. ¡Que os den!" Djordjevic, sereno, dejó que se desahogara. Una bronca de Milos iba a tener mucho más efecto en el grupo que si él mismo la provocaba. Ambos estaban en sintonía. Llegaron a estar 14 puntos por abajo en el marcador y remontaron el encuentro hasta colocarse por delante pero finalmente cayeron 81-74. El base con 14 puntos fue el único que estuvo a la altura. La cuarta plaza era un hecho si Serbia caía contra España pero de esta forma evitaban cruzarse contra la anfitriona en cuartos de final. No tenían miedo a ningún equipo del otro grupo. La tangana final de Djordjevic fue lo más destacado del Serbia-España en que los balcánicos rotaron a todos sus hombres sin importarles demasiado el resultado. El teatro final era el único objetivo que se buscaba. Grecia esperaba en octavos de final. "Estoy totalmente tranquilo porque tenemos la calidad para responder a un partido como el que tendremos ante Grecia gracias a nuestra gran defensa".

Teodosic poludeo na saigrace - Koji kurac mi hocemo, niko loptu ne moze da uhvati.

Y en el momento en que ya no había red y cualquier derrota era sinónimo de eliminación apareció la mejor versión de Serbia. Primero cayó Grecia, que llegaba invicta tras realizar una gran primera fase y que vio como los de Djordjevic se convertían en un vendaval de juego con Kalinic aportando la energía en los dos aros que le exigía su técnico. El juego interior comenzó a ser parte importante en los esquemas con Krstic cada vez más ganando protagonismo en la rotación. Pero entre todos sobresalió el joven Bogdan Bogdanovic que con sus 21 puntos a sus 22 años aparecía cada vez que su equipo le necesitaba. Djordjevic le sacaba desde el banquillo para liderar una segunda unidad que cada vez era menor porque la rotación ya era de sólo ocho hombres. El quinteto Teodosic, Markovic, Kalinic, Bjelica y Raduljica ya sería inamovible hasta el final del torneo y Jovic, Krstic y Bogdanovic eran los únicos que tenían presencia desde el banquillo. Serbia llegaba al momento decisivo con sus mejores hombres descansados y en pleno rendimiento. Katsikaris reconocía la superioridad de su rival y apuntó el mayor hambre y el mayor corazón de los serbios para justificar su derrota. Djordjevic les había inoculado el virus competitivo balcánico.

En los cuartos de final ante Brasil Djordjevic no tenía ya el factor sorpresa de los octavos de final pero había estudiado muy bien a su rival. Los de Rubén Magnano aguantaron hasta el tercer cuarto pero Serbia siguió mostrando su lado más agresivo en defensa y más brillante en ataque, con 16 puntos de Teodosic en la primera parte. Tras el descanso todo cambió. Las transiciones de los balcánicos se sucedían y una pequeña renta se convertía en un parcial ya inalcanzable cuando los brasileños perdieron los estribos contra los árbitros. La rotación de Djordjevic se había reducido a siete jugadores y Jovic, con el resto de integrantes de su equipo, solo entro en escena cuando el partido estaba roto. Sabía que era el momento de sus siete elegidos pero el resto de integrantes estaban completamente comprometidos. Ni una mala cara, ni un mal gesto, la elección de los jugadores no había sido casual. Djordjevic se pedía a España en semifinales para jugar contra los mejores, pero Francia la apeaba en el peor encuentro de la historia de nuestra Selección. 

290f761290d8.jpg

Djordjevic se abraza con Teodosic tras el partido (Foto: FIBA)

A un paso de la final no era el momento de acobardarse. Para entonces todo el país estaba rendido al juego desplegado por su selección. Los compañeros se alababan unos a otros. Una familia unida dispuesta a seguir haciendo historia. Si Raduljica admitía lo mucho que le había enseñado Krstic, éste le respondía diciendo lo importante que había sido para la clasificación. Al mismo tiempo se descubría que Bogdanovic antes de los encuentros se dedicaba siempre a ver el triple de Teodosic que eliminó a España en cuartos de final de 2010. Todos sentían admiración por sus compañeros de vestuario. Y por encima de ellos, estaba Djordjevic. "Ha dirigido de forma sobresaliente a su equipo, ellos le aman. Ha sabido conectar a todos sus jugadores transmitiendo hasta el más mínimo detalle. Tiene una gran energía que sabe transmitir a sus jugadores", aseguraba Maljkovic antes del encuentro ante Francia. "Siempre supe que Sasha sería un gran entrenador. Cuando él era jugador, sé lo mucho que entiendía y sentía el baloncesto. Serbia es claramente su expresión como jugador. ¡Bravo, Sasha!" Sergio Scariolo también se rendía ante él. Se había ganado el respeto de sus colegas.

MONDOBASKET - Ekskluzivno iz Madrida - ATMOSFERA IZ BUSA (SOS kanal)

La victoria ante Francia en semifinales es tan reciente que no cabe repasarla. La primera parte de Teodosic fue una obra de arte que pasará a formar parte de las mejores actuaciones individuales de un jugador en la historia del torneo. Solo Batum pudo incluso con una actuación aún más determinante poner en jaque a Serbia. Pero llegaron demasiado tarde al partido. Ni los 39 puntos del combinado de Collet en el último periodo pudieron con Djordjevic. De sus siete magníficos seis llegaron a los dobles dígitos en anotación, ningunó defraudó. Markovic y Bjelica tienen un reconocimiento especial por dejar su mejor imagen en años de baloncesto mientras que los dos cincos hicieron daño en la pintura, Kalinic anotó los tiros libres decisivos y Bogdanovic supo ser paciente para clasificar a su equipo con un antológico último cuarto. Pero como dijo Krstic tras el partido "Esto no ha terminado". USA se ha mostrado tan superior en este torneo que parece imposible meterle mano pero Djordjevic, siempre Djordjevic, lo tiene claro. "Todo es posible en una cancha de baloncesto. Los milagros existen y ya han ocurrido en el pasado así que no veo ninguna razón por la que no podría volver a suceder. Todos nuestros pensamientos se han de centrar en cada jugada durante los 40 minutos del combate". Más allá de lo que ocurra en este encuentro Sasha habrá conseguido su objetivo. Ganarse el respeto de todo el mundo del baloncesto en la pista. Como le había pedido Orenga. 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 7 meses
#Contenidos: 
424
#Comentarios: 
4,498
Total lecturas: 
2,877,272

Comentarios

* "Los compañeros se alababan unos a otros." Compendio de las declaraciones de Milos Teodosic, lo más parecido a un divo en el pasado más cercano:

"Este fue uno de nuestros mejores partidos porque jugamos como un equipo, es increíble, no podría señalar a un único jugador. Bjelica cogió un montón de rebotes, Stefan realizó una gran defensa, Bogdan, Krstic... por no hablar de todos, pero realmente todos estuvieron fenomenal, y hemos demostrado que jugamos buen baloncesto de equipo"

"Bogdan es el mayor talento de Serbia en los últimos diez años".

*Nemanja Bjelica, jugador al que ni Obradovic parecía recuperar, tras las broncas seguía jugando a su bola haciendo tiros de 3 a destiempo...y resulta que ahora con Djordjevic se vuelve imprescindible. Milagro? Que algo se ha cocido entre Zeljko y Sasha para ver esta versión de Nemanja? Está claro que sí. Y aquí no solo tiene que ver la relación coach-pupilo de ambos en el pasado, aqui tiene que ver lo que se apunta en el segundo parrafo de este escrito: "Lo primero que haré tras esta rueda de prensa será conversar con Dusan Ivkovic, y con el resto de entrenadores, consultando a los asesores y expertos de la Federación con quien quiero cooperar estrechamente", y que Fernando sintetiza muy acertadamente en "Respeto al pasado".

Porqué? Porque Sasha aprendió de Zeljko, pero antes Zeljko de Zeravica, otros tantos de Novosel, y todos de Aza Nikolic (los apostoles de la Santisima Trinidad del kosarka, sobre el que Juanan Hinojo tuvo la brillantez de materializarlo en su obra "Sueños Robados"). Una vocación pedagógica, y aqui es donde reside la diferencia, que no solo se ciñe a un mapa relacional de transmisión de conocimientos sino a una formación continua (no logro localizarlo pero en esta web un entrenador español aludía a que los técnicos plavi por mal que se lleven entre si siempre son proclives a ponerse a disposición el uno del otro para cualquier colaboración en plena temporada o en visperas incluso de algún partido). En España, sin embargo, cada entrenador hace de su capa un sayo y hace de sus conocimientos objeto intransferible como si de mirlos blancos hablasemos (como si en el Baloncesto no estuviera ya todo inventado). Y ésto es lo que diferencia a Yugoslavia y su herencia serbia del resto del mundo. Mi pregunta es para los entrenadores que aquí acuden a leer este artículo: ¿por qué de este comportamiento tan poco altruista del coach español?

*Kalinic, jugador inferior a otros pero en el rol del Paunic de Polonia. Stimac sentado por Bircevic, motivo por el cual en España a Djordjevic se le hubiera vilipendiado con sumo gusto. Los roles, y las necesidades, más allá de calidades.

Y está es mi visión prometida sobre el asunto. Alguna matización sería bienvenida.

El que se fue a Barcelona fue Marc por el nacimiento de su hija. En medio de 3 dias de descanso 1 desplazamiento Madrid-Bcn son 2 horas y fue 1 dia, si hubiera estado más lejos o si el calendario hubiera caido distinto el propio Marc no hubiera ido. En cuanto a lo de Sito, Aito estaba fichado por Unicaja cuando dirigia al combinado nacional en los Juegos Olimpicos. Ni de lo de Marc, ni la chorrada de que un seleccionador puede estar entrenando en ACB fueron los problemas del desastre de Partido. Y por último, bien por Djorjevic, pero la clave de todo no es la dureza, sin ir mas lejos no creo que sea más duro que Ivkovic y en otros campeonatos de la pegaron.

A mi Djordjevic siempre me ha parecido un poco gilipollas pero es un profesional y sabe de esto. Sabía cuando jugaba y parece que como entrenador también sabe bastante. Una cosa está clara, puede que sea un poco bobo, pero le echa pelotas a lo que hace que siempre es importante. Cualquiera que haya estado en un vestuario sabe que a veces hay que hacerle frente a algunos problemas y a algunos jugadores. Para eso está el entrenador, para tomar decisiones sean más o menos acertadas y si no lo haces (porque no puedes o no sabes) entonces mejor dedicarse a otra cosa.

Barruelo, 100% de acuerdo con tus comentarios, y es que esto es así y así son los serbios.
Nunca nos podremos comparar con ellos, y peores no somos pero sí muy diferentes. Las cosas allí son muy, pero que muy diferentes.

Felicito efusivamente a Sasha Djordjevic, disfruté y mucho con él como jugador del FC Barcelona y observo que continúa manteniendo, pues eso, su perfil, basado en su carácter y personalidad. Pase lo que pase hoy en la final, Sasha se ha ganado el respeto de todos.
La selección serbia: así se forja una equipo para mí, campeón. Jóvenes, descarados, y con las ideas muy claras.
Este entrenador sí ha tenido que tomar decisiones, en forma de bajas de algún jugador importante, pero una máxima para él, la misma que continúa manteniendo y que predica con ejemplo: personalidad, mucho carácter y personalidad. Felicidades Sasha !!

Lo cierto es que las maneras de Djordjevic no me han gustado, desde cómo trató a Micov pasando por su actuación final contra España...pero ahí está, con jugadores comprometidos. Ya me hubiera gustado que Orenga se hubiera comportado a veces como un impresentable como Sasha pero haber llegado a la final...

Wendell es que por eso se ha tenido que comportar así,para que le respetasen sus jugadores y les respetasen los rivales,sabía que era novato,que hay jugadores endiosados y también sabía lo que había pasado en la selección serbia los últimos años con Rakocevic,Radmanovic,Jaric y cía....que se pasó con Micov?puede,pero no olvidemos el carácter de los balcanicos,sabía que si le pasaba la falta de respeto de Micov,luego vendría el resto,chapeau por él.

Otros ni están ni se les espera en esto de la disciplina,prefieren el buen rollito y el colegueo......claro así se va un tío a Barcelona a conocer a su sobrina,un ayudante trabaja en Bilbao y ponen el entrenamiento voluntario......pero todo normal,aquí ni dios dimite ni se avergüerzan.Ya lo dije en otro post,esto empieza a parecerse a la Yugoslavia de principio de siglo.

El que se fue a Barcelona fue Marc por el nacimiento de su hija. En medio de 3 dias de descanso 1 desplazamiento Madrid-Bcn son 2 horas y fue 1 dia, si hubiera estado más lejos o si el calendario hubiera caido distinto el propio Marc no hubiera ido. En cuanto a lo de Sito, Aito estaba fichado por Unicaja cuando dirigia al combinado nacional en los Juegos Olimpicos. Ni de lo de Marc, ni la chorrada de que un seleccionador puede estar entrenando en ACB fueron los problemas del desastre de Partido. Y por último, bien por Djorjevic, pero la clave de todo no es la dureza, sin ir mas lejos no creo que sea más duro que Ivkovic y en otros campeonatos de la pegaron.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar