Solapas principales

Serbia, superior colectivamente, a semis. Satoransky y Vesely, insuficientes

  • Los serbios han sudado tinta para pasar la eliminatoria pero su superioridad calidad colectiva ha podido con la República Checa (89-75)

Serbia es mucha Serbia. No es un juego de palabras. En el equipo de Djordjevic, pese a haber unos roles muy definidos, todos suman y nadie está exento de calidad. Ante la República Checa, que ha peleado hasta el final con la pareja Satoransky-Vesely estelar pero demasiado solos, los serbios han empezado muy fuertes desde la defensa y encontrando referentes ofensivos dentro, Raduljica, y fuera, Erceg o Bjelica. Eso sí, siempre con el capo repartido asistencias: hoy, 14 para Teodosic, clave en el pase a semifinales de los suyos.

1. La defensa Serbia, asfixiante

Los de Djordjevic empezaban con una defensa que causaba problemas a su rival. No llevábamos ni 3 minutos de partido y la República Checa ya sumaba tres pérdidas de balón. Los serbios, impidiendo líneas de pase y incomodando a Satoransky, provocaban cortocircuitos en el ataque de su oponente, sin una fluida circulación. Además, también conseguían anular por completo a un Vesely que no podía recibir el balón, con Kuzmic o Bjelica siempre pendientes de él. Pero la irregularidad ofensiva se contagiaba y de esto principalmente se beneficiaba Schilb, con dos contraataques consecutivos (5-10). 

2. Teodosic asiste a la sociedad exterior-interior Erceg & Raduljica

En ningún caso se puede hablar de un mal partido de Bjelica (14p + 10r), pero hoy Erceg marcaría mayores diferencias con su tiro exterior. Haciendo pareja muchos minutos en el segundo cuarto con Raduljica (16p + 5r), ofreciendo en todo momento una doble alternativa a Teodosic, que acababa el cuarto con 7 asistencias (14 al final del encuentro). Pese al buen papel de la dupla serbia, los de Djordjevic no conseguían amplias diferencias en el marcador, ya que Vesely iba animándose con el paso de los minutos (45-42).

3. Satoransky responde

Vigilado hasta el momento, el base del Barcelona no podía ayudar a los suyos. Pero, después del paso por vestuarios, las cosas cambiarían. Satoransky (20 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias) asumirían entonces los galones que le pertenecen, respondiendo a todas las acometidas del rival. Desde la línea de 6,75 (3 triples en el tercer cuarto) o ejecutando su conexión con Vesely (23 puntos y 10 rebotes). El base alcanzaría los 16 puntos al término del periodo, de los cuales anotaba 14 en estos 10 minutos, permitiendo a Serbia ganar un punto más a su ventaja (67-63). La rémora de la Replúbica Checa, sus múltiples pérdidas de balón. En el primer cuarto ya sumaba 6, para finalizar el choque con 15.

4. El último arreón serbio para cerrar el partido

El inicio del último cuarto acabaría siendo, a la postre, decisivo. Serbia salía con las ideas muy claras, buscando de nuevo a Raduljica dentro y con Teodosic al mando de las operaciones. El parcial, de 8-1, ante un rival colapsado, generaba una diferencia superior a los 10 puntos (75-64). Volvería a parecer de nuevo Satoransky para tratar de frenar lo que parecía un desenlace claro, llegando a colocar a la República Checa 7 puntos abajo después de un alley oop con Vesely (77-70), pero ahí llegaría su resistencia. Con la confianza y el saber hacer que les caracteriza, los serbios, tranquilos, sentenciaban la eliminatoria desde la línea de 3 puntos con sendos triples de Bjelica y Bogdanovic.

5. La calidad del conjunto frente a la soledad de la pareja

En Serbia, hasta 5 jugadores superaban los 10 puntos, con Erceg como máximo anotador con 20. En cambio, en la República Checa, solo un hombre, Schilb, junto a la pareja formada por Satoransky y Vesely, conseguía superar esa cifra. El jugador nacionalizado anotaba todos sus puntos en el primer cuarto, dejando huérfana de referentes ofensivos a su selección. Porque, además de los citados Satoransky (20) y Vesely (23) daba la sensación que nadie más anotaría, aunque fuese con un triple solo tras bola doblada. Y no solo estas cifras diferencian el fondo de armario de ambos conjuntos: mientras por parte Serbia el banquillo conseguía 50 puntos, los checos se quedaban en 14. En cambio, los ganadores han contado con una mayor participación, ofreciendo una sensación de peligro constante. Es por ello, por la mayor calidad del conjunto, que los de Djordjevic se presentan a las semifinales imbatidos

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 1 mes
#Contenidos: 
280
#Comentarios: 
3,085
Total lecturas: 
1,656,545

Comentarios

Grande la República Checa ha mantenido el partido igualado a toda una Serbia enorme, hasta han ido por delante durante bastante tiempo. Al final ha sido igual que el partido de Serbia contra Finlandia, igualado hasta que al final la mayor calidad del grupo y el físico han ganado el partido rompiéndolo en el último cuarto o el tercero. Quiero ver a la República Checa en las Olimpiadas bueno y también a Letonia, ¡que seguro que entonces vemos a Porzingis!

Grande Sato ha metido triples y algunos muy muy difíciles, ¡quién lo diría a principio de temporada! Que aunque luego se diga lo contrario Pascual también sabe formar y se nota su mano

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar