Solapas principales

Sin inocentadas: Valencia Basket rompe su racha negra ante un gris Panathinaikos (67-63)

  • Gran partido de Erick Green, con 19 puntos y buen partido de Abalde, con fiebre, jugando de base
  • Reacción taronja pese a las bajas de Vives y San Emeterio
  • Lojeski fue el máximo anotador del conjunto heleno

La puesta en escena de Valencia Basket reflejaba los ánimos de un equipo bloqueado y sobrepasado por una competición que estaba siendo un suplicio, aun sin haber alcanzado siquiera el ecuador de la misma. Colaboraba en ese ambiente fúnebre la ausencia a última hora de Fernando San Emeterio, a causa de una nueva lesión que algunos se tomaron como la inocentada del día, pero en este asunto no caben las bromas: no está el horno para bollos. El primer ataque taronja acabó regalado por Van Rossom a Lojeski, que sólo tuvo que recoger el presente de su compatriota y cruzar al trote la pista para anotar. Ese fue el principio del primer parcial del partido (0-7) y de un gran inicio del base del equipo griego, que anotó 9 de los 12 primeros puntos de los suyos. Varios tiros libres de Van Rossom dieron paso al primer gran momento del equipo local, con un triplazo más adicional de Erick Green que empataba a 10, aunque KC Rivers tuvo un buen ingreso en la pista y metió otro gran lanzamiento de tres para terminar el cuarto (12-17).

Se relajó brevemente el equipo de Vidorreta y volvió a encajar un 0-6 de salida, de nuevo contrarrestado desde la distancia por el segundo triple de Green, que volvió a cambiar la dinámica e insuflar ánimo y esperanza a sus compañeros y a una grada un tanto escéptica (hubo pitos tras el 0-7 inicial en el primer minuto y medio). El equipo local comenzaba a circular bien la bola y se la hacía llegar con ventaja a su elemento más diferencial en la pintura, el alemán Pleiss, que a esas alturas llevaba 2 puntos y llegó al descanso con 11, además de rebotes, tapones e intimidación fundamentales para la energía del equipo valencianista.

Un triplazo de KC Rivers en la mismísima cara de Green volvía a relanzar a los griegos, pero el gigante alemán seguía tirando del carro mientras que el de Inglewood continuaba viendo el aro enorme desde 6’75 (4 de 5 al descanso). Minutos de duelo americano entre el escolta de Valencia Basket y Rivers, el escolta anotador de Panathinaikos (sobre todo con la ausencia de Calathes, su jugador más decisivo hasta la fecha). El cuarto bingo de Green ponía de nuevo el empate, esta vez a 32, para alcanzar la media parte.

La segunda mitad comenzaba como si no hubiera cambiado nada, salvo el lado de ataque; Pleiss intimida, Pleiss tapona, Pleiss se cuelga. Valencia Basket por delante (36-33). Pero Singleton y Lojeski ajustaban sus gafas de lejos y anotaban en dos ataques seguidos sendos triples que abrían un parcial visitante de 0-14 culminado con otro triple del pívot americano, que también tiene buena manita desde lejos (36-46).

Doornekamp connects with @tibor_pleiss for the big slam down the lane!#7DAYSMagicMoment pic.twitter.com/y3U5jaK4cd

Y cuando parecía que los griegos aprovecharían la fragilidad mental de un equipo tocado, los de naranja se revelaron ante la adversidad y volvieron a reaccionar: Dubljevic, Green y un Abalde que hacía de base le volvieron a dar la vuelta a la tortilla y respondieron al parcial de los de Xavi Pascual con otro a su favor de 10 a 0. Se llegaba al final del penúltimo cuarto empatados a 48 y la Fonteta volvía a creer.

El último cuarto fue tenso e intenso. Muchos nervios, mucho en juego y enormes jugadores sobre el parqué. Duby seguía on fire y anotaba su triple más característico. Pero los griegos subían también sus prestaciones y sobre todo atacaban el rebote con mucha fuerza, generando múltiples oportunidades y castigando en ocasiones esa fragilidad local. Intercambio de canastas, la grada por fin encendida y disfrutando de baloncesto de élite, y hasta algo de polémica en un par de decisiones comprometidas de Lamonica que hacían crecer los decibelios y la temperatura en la Fonteta.

Denmon seguía con los galones de Panathinaikos  y silenciaba el ambiente con un triplazo, pero llegó el momento de un jugador venido a menos que necesitaba por fin su minuto de gloria: Aaron Doornekamp anotaba dos triples consecutivos para ponerse por delante a menos de dos minutos del final, pero Lojeski, de nuevo tras tres rebotes ofensivos, lo volvía a empatar, ahora a 63, hasta que Dubljevic lograba bajo aros la canasta decisiva a 36 segundos del final.

Los últimos instantes, taquicárdicos, dejaron una bola perdida de Abalde con todo de cara, un ataque fallido de los griegos, todos por el suelo, y al final dos tiros libres de Green que ponían la puntilla y el definitivo 67-63.

Grata sorpresa de Valencia Basket, que se une a las victorias de Unicaja en Tel Aviv y del Real Madrid en Turquía, en un día de los Inocentes que ha disfrutado el baloncesto español. Valencia Basket pone fin a la nefasta racha y la deja en 10 derrotas consecutivas. Un respiro para Vidorreta y un nuevo horizonte por delante: 2018.

Highlights: Valencia Basket - Panathinaikos Superfoods Athens

Panathinaikos desconocido: Llegaba a Valencia uno de los equipos más en forma de la competición, con 9 victorias en los últimos 10 partidos. Podría pensarse que el hecho de jugar ante un equipo en horas bajas pudiera haber influido en la motivación del equipo de Pascual, pero el inicio precisamente ha sido de las mejores fases del encuentro para los griegos, que en cambio han llegado a colapsarse en los momentos decisivos, en los últimos instantes del choque. Finalizó el equipo verde con 15 pérdidas y solamente 10 asistencias, y caen aluna posición en la tabla debido a esta inesperada derrota.

Alberto Abalde, el nuevo base: A la fuerza ahorcan, y la interminable plaga de lesiones deja un panorama por explorar para el técnico taronja, que ha tenido que buscar soluciones dentro de la plantilla para cubrir los minutos en la organización del juego, ya que Van Rossom, que anda justito, no puede jugarlo todo (hoy 28 minutos). Así que, ante las ausencias de Diot, Vives, Sergi García y hasta San Emeterio, ha tirado de Abalde para dirigir a su equipo durante una gran fase del partido, y sobre todo, los minutos decisivos. El gallego, que además estaba fuera de la lista por fiebre hasta una hora antes de comenzar, finalmente se vistió de corto y sorprendió a todos con su buena actuación como base, pese al susto de la última pelota perdida que pudo costar carísima.

Green&Pleiss: los pilares de los primeros meses de competición siguen siendo fundamentales en el equipo valenciano, y hoy han vuelto a estar a muy buen nivel. El americano, clave durante todo el partido, tiró siempre del carro y anotó 19 punto, 4 triples, y 26 de valoración. El alemán fue fundamental durante el segundo y el tercer cuarto, cuando sostuvo a su equipo anotando e intimidando al rival, tanto en ataque con sus espectaculares mates, como en defensa, con 2 tapones y muchos tiros "asustados". Finalizó con 13 puntos y 5 rebotes

stats_vbc.jpg

stats vía Euroleague.net

stats_panat.jpg

stats vía Euroleague.net
 

Sobre el autor

Antiguedad: 
4 años 1 mes
#contenidos: 
265
#Comentarios: 
832
Total lecturas: 
929,602

Comentarios

Cómo necesitaba Valencia una victoria como esta. Con la plaga de lesiones que asola al equipo, quizá el planteamiento sea jugar sin presión ya que el objetivo inicial ha variado

Cierto, una victoria importante en una cancha complicada (aunque realmente todas las de Euroliga lo son). Os daba por finiquitados pero de eso nada, ahí en el límite para entrar en play off. Una buena noticia para la Euroliga y para la ACB

Acabó la racha negativa de Valencia, enhorabuena. Lo que no acabó ni se acabará nunca, es la racha de Luigi Lamonica & el Instant replay. Esa racha es infinita. Hoy hasta se ha sentado el hombre para verlo más tranquilo, es un crack, saludos.