Solapas principales

Spanoulis da un recital para tumbar a un gran Valencia Basket (80-70)

  • Dominó cómo y cuando quiso: 25 puntos y 9 asistencias
  • Gran partido de San Emeterio con 19 puntos

Olympiacos y Valencia Basket se medían en el Pabellón de la Paz y la Amistad en la jornada 23 de la Euroliga. Visitaba por tanto el equipo valenciano una de las pistas con más tradición e historia de la competición, y al mismo tiempo una de las más complicadas de asaltar del viejo continente. Sólo Panathinaikos había vencido allí este curso.

El inicio de partido volvió a ser el tradicional del equipo de Vidorreta en este torneo, es decir, un desastre, o como diría el propio técnico vasco, “un truño”: 13-3 era el parcial de salida a mitad del primer cuarto, y lo que era peor de todo, comprobar cómo Spanoulis volvía a dominar un partido del modo que tenía acostumbrados a todos los aficionados al baloncesto. El genio griego llevaba 7 puntos y 4 asistencias sin que los jugadores taronja supieran casi ni dónde estaban jugando todavía. O lo que es lo mismo, Vasilis había generado el 90% de los puntos de su equipo transcurridos los primeros 7 minutos.

Evidentemente Txus tuvo que detener el choque y hacer modificaciones, y la primera fue meter a Sergi García a dirigir al equipo. Otro dato importante era que los 7 primeros puntos visitantes llevaron la firma de Fernando San Emeterio. Positivo para él, negativo para él equipo, ya que nadie más veía aro. Este primer cuarto concluyó 22-11, pero parecía que la semillita de la reacción estaba plantada, y comenzó a aflorar en el segundo parcial.

Un par de acciones de coraje de Will Thomas, unido a dos triples de Sergi y Saneme confirmaban la noticia: Valencia también jugaba en El Pireo (30-28). Lo malo, el genio seguía suelto e inspirado (9 puntos y 7 asistencias al descanso, que se dice pronto, pero supone generar 23 de los 40 que hizo su equipo), y unido al enorme Milutinov, martilleando la pintura, seguían mandando en el partido. Valencia funcionaba a rachas, y ahora le tocaba a Green aparecer, por fin, con cuatro puntos consecutivos, aunque Mantzaris le robaba la cartera a Dubljevic tras sacar de su propio fondo tras anotar Spanoulis. Al final, Doornekamp y un genial Sergi García volvían a apretar al máximo el marcador y dejar todo para la segunda parte (40-39).

Insistimos en “lo malo”, que paradójicamente es “El Bueno”: S-pa-nou-lis. Triple, canastón y asistencia para empezar el tercer cuarto, y en un visto y no visto, 8-0 y amenaza de fractura. Afortunadamente para los intereses valencianos, alguien debía haber puesto la velita al Santo, que seguía tirando del carro y con un triple alcanzaba los 17 puntos y cortaba la racha… pero ésta llegó a ser 15-5; otra salida desastrosa (55-44 y 60-48). De nuevo amenazaba con romperse el partido, pero un ligero despiste griego permitió que Valencia Basket redujera diferencias y cerrara el peligroso tercer cuarto “solamente” 7 abajo (62-55): había vida…

…y más que la hubo con el fulgurante inicio del cuarto decisivo: 6-0 y uno abajo (62-61). ¿Saben con la ausencia de quién coincidió este parcial? Exacto, de Vasilis, que tuvo que regresar rápidamente a pista para cortarlo y volver a comandar a su equipo y  someter el partido. Dominio absoluto.

Sin embargo, Valencia Basket no vendió barata la derrota, y siguió estando dentro del partido. De hecho, a falta de tres minutos, seguían tres abajo y tuvieron hasta tres ataques para empatarlo… pero de nuevo el Aladín griego estiraba el choque y lo decidía forzando una falta de tres tiros. Estando a cinco y a falta de un minuto, Printezis anotaba el triple decisivo que ponía la puntilla.

Gran partido de Valencia Basket que estuvo vivo hasta el final, pero que no tuvo magia suficiente para frenar el embrujo del dictador del Pireo (80-70).

Cuando el Genio juega contigo: Podría ser el nombre de una película fantástica, pero se trata de un hecho real si a Vasilis Spanoulis le da la gana. Evidentemente no lo vamos a descubrir a estas alturas, pero tras su reciente lesión, teníamos la memoria algo huérfana de sus asombrosas actuaciones. Podemos decir alto y claro que Aladín ha vuelto, y él solito se encargó de cenarse a Valencia Basket pese a los esfuerzos visitantes de pasar una bonita noche griega. Kill Bill dominó de cabo a rabo el partido. En el primer cuarto sumaba 9 puntos y 7 asistencias y el control total de la situación, pero no fue una amenaza inocua sino un aviso real. Al final, 25 puntos, 9 asistencias, 9/13 en T2 y 29 de valoración. Pero los números, que son enormes, no alcanzan a reflejar la magnitud de su partido ni su absoluto control del choque. Sigue siendo un auténtico placer ver al genio de Larissa a sus 35 años. Y que dure.

Un Santo en misa y repicando: Grandísimo partido de otro veterano ilustre. Fernando San Emeterio trató de estar a la altura del anfitrión que ponía la mesa y tocaba la flauta. El Santo estuvo en todas  y dio la cara todo el partido, manteniendo vivo a los suyos cuando parecía que Spanoulis estaba a punto de dar la extremaunción. 19 puntos propios y dignos de su carácter y gen ganador y competitivo, incluyendo tres de cinco triples y tres rebotes. No fueron suficiente, le faltó apoyo y alguien que secuestrara al verdugo, pero congratula volver a ver a Saneme gustarse en pistas de tanta solera, y lanza un aviso para sus rivales en la liga patria: El Santo sigue con hambre.

Outsiders de lujo: Vale que Spanoulis lo eclipsa todo cuando está en nivel Dios, pero hubo otros jugadores que hicieron un gran partido y es de recibo no olvidarlos: el primero Milutinov, que arrancó como una moto y colgándose como un gorila. Finalizó con 15 puntos, 6 rebotes, 7/8 en tiros de campo y 19 de valoración. Y lo mejor: sus oponentes, Duby y Pleiss, sumaron 4 puntos (4+0 respectivamente). Printezis, Papanikolau y Mantzaris sumaron y rellenaron los huecos que dejaron los dos protagonistas. Demasiado para un Valencia Basket que sólo encontró en el coraje de Will Thomas (11+5) y una insuficiente racha de Green (13 puntos) el apoyo para San Emeterio.

Highlights: Olympiacos Piraeus - Valencia Basket

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 1 mes
#contenidos: 
106
#Comentarios: 
500
Total lecturas: 
198,311