Solapas principales

Un desatado 'Shaquille Fall' conquista Vitoria (86-88)

  • 35 años después, un equipo francés consigue ganar en Vitoria
  • La dupla Fall & Diot fue demasiado para un Baskonia siempre a remolque
  • Jekiri y Henry con 33 y 31 de valoración respectivamente, no fueron suficiente

35 años después, un equipo francés conquista el Buesa Arena

La conocida saga de comics ‘Asterix y Obelix’, relata la historia y aventuras de los habitantes de una pequeña aldea de la ‘Galia’ que resiste persistentemente los intentos de conquista e invasión del por aquel entonces temido imperio romano. Una historia de ficción, pero que se convirtió en ícono de resistencia. Aquel pequeño poblado situado entre tierras belgas, francesas y limítrofe con Italia y Suiza, persistía infranqueable intento tras intento. Con un prisma más escéptico y realista, buscarle a ese relato un símil en la actualidad nos lleva directamente al idilio entre el Buesa Arena y la imbatibilidad frente a conjuntos franceses.  Un 30 de octubre de 1985, dichoso destino, el Asvel Villeurbanne vencía por 84-94 en el todavía por aquel entonces ‘Pabellón Araba’, en la primera visita del conjunto francés a tierras alavesas. Desde entonces, y durante 35 años, ningún equipo francés había conseguido tirar abajo la puerta del feudo baskonista. Hasta esta noche. 

 

Jekiri vs Fall, un combate de altura

Boxeadores como Muhammad Ali, Mike Tyson, George Foreman, Flody Mayweather, Manny Paqcuiao o Javier Castillejo han escrito en los annales de la historia los combates más épicos e icónicos de la historia del boxeo. Encima de un ring, han luchado y peleado hasta la extenuación, haciendo vibrar a todos los espectadores con cada golpe. Pero esta noche, hemos visto que no todo gran combate requiere de un cuadrilátero, un árbitro con camisa de rayas, una campana, un protector bucal o guantes de boxeo. Esta noche, el combate era estelar, con dos contrincantes de muchos kilos, y de mucha altura frente a frente. Sobrados de fuerza, potencia y capacidad física, el despliegue ha sido memorable. En vez de golpes al mentón del oponente, la fuerza se demostraba con un mate, con un tapón, con un rebote por encima del resto. Si el combate se hubiese ido a los puntos; el nigeriano de Baskonia se hubiese erigido como ganador, con 23 puntos y 7 rebotes por 19 puntos y 5 capturas del francés. Sin embargo, la decisión no tuvo que recaer en manos de los jueces, y Moustapha Fall se llevó la victoria a tierras francesas.

 

Antoine Diot; el director de orquesta perfecto

Precisión; dígase de aquel ajuste completo o fidelidad de un dato, cálculo, medida o expresión. Varios serían los calificativos que podríamos adherir a la actuación esta noche de Antoine Diot.  Exacto, conciso, cierto, riguroso, milimétrico, específico, minucioso, detallista,, cartesiano, meridiano, determinado, concreto, matemático, claro… y todos ellos definen a la perfección la demostración de control, dirección y visión del base francés. Con pasado ACB, las lesiones no le respetaron en la ‘Ciudad del Turia’, donde pese a todo dejo muestras a granel de su gran talento. ¿Qué sería de la orquesta sinfónica de Londres sin su director Claudio Abbado? ¿Quién haría coordinarse y complementarse como los ángeles a violinistas, percusionistas, flautistas, trompetistas, coro…? Esta noche Antoine Diot se vistió el smoking, y luciendo su mejor gala cogió la batuta para dirigir a su antojo al equipo francés. Pura armonía, sintonía angelical. 

 

35 años después... victoria francesa en el Buesa

 

El orden y la disciplina de Asvel vencieron a la ‘anarquía’ de Henry: 

Si antes hablabamos del duelo Jekiri-Fall como el combate del siglo, el duelo de estilos que ha habido esta noche sobre el parqué del Buesa Arena también ha sido digno de disfrutar, y analizar. Por un lado la precisión, cordura, frialdad y analitica de Asvel, y en frente, un anarquico Baskonia guiado por su anarquico base; Pierria Hnery. Puede que a los más puristas no les termine de convencer el estilo tan osado, alocado y poco común del ‘playmaker’ estadounidense, pero para el espectador es un auténtico deleite. Cuando Henry tiene el balón en sus manos siempre pasan cosas. Buenas o malas, pero pasan. Cuando ves jugar a Henry, disfrutas del más genuino espiritu del baloncesto. El basket de todos y de nadie, el juego de la calle, el jugar por diversión. Incapaz de discernir si está jugando en una ‘jaula’ en una pista callejera en Estados Unidos, o un partido de Euroliga en un pabellón de más de 15 espectadores, Henry es el alma del Baskonia. Valiente, atrevido, insaciable, rebelde… Cuando no completa un gran partido puede que haya gente enfadada con él, pero, ¿quién puede enfadarse con un tipo que te hace vibrar y además acaba con 31 de valoración como esta noche? 

 

Shaquille, ¿cuándo volviste? La reencarnación MVP

El 2 de junio de 2011, Shaquille O'Neal anuncia su retirada del baloncesto profesional. Uno de los mejores jugadores de la historia del ‘basquetball’ abandonaba las canchas para siempre. Pura raza, fuerza infinita, un jugador imparable. Los tableros descansaron. Pero… cuando se van a cumplir ya 10 años de su retirada, su espíritu ha vuelto a sentirse palpable esta noche en el Buesa Arena. El imponente y exuberante pivot francés Moustapha Fall ha realizado una actuación que cualquiera podría considerarla de homenaje al histórico exjugador. Dos centímetros más alto (2.18) Moustapha Fall ha sido imparable. Ilimane Diop, Jekiri y su antagónico Fall (Youssoupha) no cesaban en su empeño de tratar de pararle por lo civil o por lo criminal. Pero ni por esas. 19 puntos, 5 rebotes y 28 de valoración para ‘El Shaquile de Saint Ennis’, que abandona Vitoria con una valiosa victoria, un MVP bajo el brazo, y un bonito repertorio de ‘hihglights’ en la mochila. ¡Vaya bestia!

 

Estadísticas:

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 mes
#contenidos: 
67
#Comentarios: 
185
Total lecturas: 
119,815

Comentarios

No me gusta el resultado, no creo que Baskonia pierda 2 partidos seguidos en el Buesa. Parece que Baskonia se equivocó de Fall (hay tantos!) y que Vitoria no le deja dormir a Polonara. No esta mal este Asvel de Parker II !