Solapas principales

Unicaja destroza al Rytas Vilnius en la segunda parte (95-76)

  • El Unicaja se vio hasta 12 puntos por detrás en la primera parte, y acabó arrollando, consiguiendo diferencias de hasta 27 tantos con una defensa asfixiante y un ritmo de juego infernal.
  • Shermadini y Lessort sumaron 41 puntos y 17/18 en tiros de campo.

LOS PÍVOTS MARCAN LA DIFERENCIA EN EUROPA. Tener una pareja de pívots como Shermadini y Lessort es muy útil, pero en la Eurocup te convierte automáticamente en candidato al título. Posiblemente ningún equipo de la competición puede presumir de tener dos interiores tan complementarios y al mismo tiempo tan dominantes. El georgiano destrozó a Kaynius al poste bajo y firmó 23 puntos con 9/10 en el tiro. El francés, más contundente, se hartó a hacer mates y acabó con 18 tantos y un perfecto 8/8 en tiros de campo. Shermadini es un fino estilista. Lessort es un comtundente perro de presa. Ambos se complementan para formar una de las mejores parejas de pívots del continente.

DJ SEELEY, TERMÓMETRO DEL RYTAS VILNIUS. El ex base-escolta de Manresa y Gran Canaria llevó la manija lituana a la perfección en la primera parte, anotando 15 puntos con 6 canastas de bella factura: triples, penetraciones, step-backs... Además encontró a sus compañeros, les repartió asistencias con facilidad, y fue el máximo responsable de la ventaja del Rytas al descanso (43-48). Sin embargo, en la segunda parte desapareció, no volvió a anotar, falló tiros fáciles, y su equipo lo acusó en un apagón terrible (28-7 en el tercer cuarto). Seeley es un buen jugador, pero a veces peca de irregular, y eso quizá le impide jugar en equipos de mayor potencial.

EL VENDAVAL DE UNICAJA, DESDE LA DEFENSA. Los de Luis Casimiro volvieron a dar una exhibición ofensiva, rozando los 100 puntos y mostrando una nueva combinación letal de juego exterior e interior. Sin embargo, cuando los andaluces dominaron fue en la segunda parte, en la que la defensa local secó totalmente los ataques del Rytas Vilnius, dejándoles en 7 puntos en el tercer cuarto. En los últimos partidos, desde la baja de Alberto Díaz, el Unicaja no ha sido capaz de mantener la misma intensidad defensiva que con el base malagueño en pista, encajando anotaciones demasiado altas para los objetivos del equipo malagueño. Hoy eso ocurrió en los primeros 20 minutos, en los que Rytas anotó 48 puntos, hasta que la reacción local puso las cosas en su sitio. 

El entrenador del Unicaja, Luis Casimiro, optó por empezar el partido con Jaime Fernández como base titular, con dos treses como Waczynski y Milosavljevic de aleros. La apuesta no le salió demasiado bien, al menos en el aspecto defensivo, pues el Rytas Vilnius empezó muy enchufado, anotando desde el perímetro cinco de sus siete primeros triples intentados, y tomando su primera ventaja importante (9-16, min 6). DJ Seeley era la referencia del equipo lituano, aportando 9 puntos y 2 asistencias en el primer cuarto. Por parte local, los exteriores buscaban a sus pívots, y cada uno a su estilo (Shermadini con ganchos tras postear, Lessort hundiéndola para abajo), mantenían el partido equilibrado (21-21 tras el primer cuarto), con 6 puntos del georgiano y 7 del francés, y una mejor defensa sobre los tiradores lituanos. 

Sin embargo, en el segundo cuarto, los hombres de Dainius Adomaitis volvieron a escaparse en el marcador, gracias a su rápido movimiento de balón y a su enorme acierto en el tiro, esta vez con el ex Obradoiro Eimantas Bendzius anotando 8 puntos casi seguidos para que el Vilnius obtuviera 12 de ventaja (26-38, min 14). Estaba claro que la defensa local estaba dejando que desear, y la baja de Alberto Díaz se notaba en la intensidad de la defensa del Unicaja, que permitía a DJ Seeley llegar al descanso con 15 puntos anotados de forma muy cómoda. De nuevo con Shermadini en el campo, los malagueños se acercaron en el marcador (37-40, min 18), hasta que Seeley volvió a hacer de las suyas. Para colmo Jaime no tenía su día en el tiro, anotando su primera canasta en el último minuto de la primera parte. El Unicaja se mantenía vivo al descanso, pero con demasiados puntos encajados (43-48). 

La charla de Luis Casimiro en el descanso debió ser importante porque el Unicaja cambió totalmente tras la salida de vestuarios. Sobre todo atrás, que es donde peor nivel había mostrado. Jaime y Salin comenzaron a enchufarse, Milosavljevic aportaba en las dos zonas y Lessort machacaba el aro para un parcial 13-0 de inicio de Unicaja (56-48, min 25). Hasta cinco minutos tardó el Rytas en anotar su primera canasta tras el descanso (por parte de Kairys), y todo era mérito de la gran defensa visitante, mucho más rápida y solidaria, llegando a todas las ayudas. Nada le salía al cuadro de Vilnius, y los números del tercer cuarto lo decían todo: parcial de 28-7 para el Unicaja, que había pasado de ir perdiendo al descanso a tener el partido muy encarrilado a falta de 10 minutos (71-55)

El vendaval malagueño no paró y la diferencia siguió creciendo a márgenes inimaginables antes del descanso. Brian Roberts puso una máxima de 27 (86-59, min 35) ante un Rytas que seguía impotente ante la presión de un pletórico Unicaja, imparable en la segunda parte. Lessort tomó el testigo de Shermadini (máximo anotador, con 23 puntos) y volvió a colgarse del aro, acabando con 17 puntos y un impoluto 8/8 en tiros de 2. La relajación final (Casimiro hizo debutar en Eurocup al imberbe Pablo Sánchez, el debutante más joven de la historia de Unicaja con 16 años), y el Rytas pudo recortar ligeramente la diferencia (95-76 fue el marcador final). Los de Málaga suman su quinta victoria y siguen peleando el liderato del grupo al Unics Kazan. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 meses 1 día
#contenidos: 
32
#Comentarios: 
65
Total lecturas: 
68,969

Comentarios

Este año, la competicion malagueña deberia haber sido la euroliga, con la defensa de la segunda parte, y su potencial, seria un buen competidor.