Solapas principales

Unicaja se hunde en el segundo tiempo ante PAO (79-90)

  • Un tiempo para cada equipo, los griegos dominaron el definitivo

Las escasas opciones de Unicaja se le escapan de sus manos. Después de dominar durante todo el primer tiempo del encuentro ante Panathinaikos, vio como el conjunto griego cambiaba las tornas en la segunda parte, donde castigó al equipo malagueño con 58 puntos.

La defensa de Unicaja no fue la mejor de la temporada, incluso durante los dos primeros cuartos. Si Panathinaikos se iba al descanso con 32 puntos anotados, quizás se puede achacar más a demérito ateniense que buen hacer malagueño, que se mostraba lento en el balance, permitiendo canastas fáciles de contragolpe, y poca movilidad ante la circulación. Pero los griegos estuvieron muy erráticos en el tiro de tres, fallando lanzamientos muy liberados y relativamente sencillos.

A poco que Nedovic, Brooks o Augustine estuvieron acertados en el tiro, Unicaja vivió una primera parte muy apacible en el electrónico, siempre con un colchón cómodo a su favor, como la distancia de doce puntos con la que se marchaba a vestuarios (44-32).

Panathinaikos buscó un cambio de rumbo en el encuentro y Xavi Pascual dispuso a su equipo presionando a toda cancha. Consecuencia: el partido tuvo minutos donde fue un correcalles, situación donde se manejó mejor el equipo griego. Estos minutos de locura le hicieron recortar distancias y encontrarse a tiro.

Entonces, Unicaja se acordó de todos sus problemas, su falta de pívot, sus pocas opciones de Playoff en Euroliga, y en los pocos minutos de desconexión perdidos los malagueños en sus pensamientos, Nick Calathes olió sangre y atacó, liderando un parcial de 0-14 entre el final del tercer cuarto y principio del definitivo que volteaba el electrónico (60-68).

Hubo conato de reacción, más por orgullo que por baloncesto, pero los triples griegos aparecieron. De llevar un 3/23 en triples en el partido, a conseguir acertar 6 de sus últimos 9 lanzamientos, con K.C. Rivers como principal estilete, sellando la victoria con los puntos del americano y robos ante la precipitación local, para sellar la victoria final por 79 a 90.

 

Cuando el triple funciona, Panathinaikos crece. Los griegos sufrieron mucho durante más de 25 minutos por su falta de acierto desde el 6,75, con un pobre 3/23 en triples. Cuando el acierto creció, llos de Xavi Pascual pudieron darle la vuelta al electrónico y lograr una victoria importante para estar asegurados en el Playoff.

La pintura verde sigue huérfana. Gist y Singleton fueron dos huesos muy duros que los pívots de Unicaja no lograron superar durante el encuentro. El conjunto griego dominó el rebote y la baja de Shermadini fue muy notable. Necesita Unicaja un 'center'.

El balance robos/pérdidas. Suele marcar la concentración y acierto que tienen los equipos en un partido, y en este choque son elocuentes. Unicaja tuvo 2 robos y 12 pérdidas, mientras que Panathinaikos logró robar 10 balones para terminar perdiendo sólo 7 bolas.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 1 mes
#Contenidos: 
207
#Comentarios: 
2,397
Total lecturas: 
1,079,731

Comentarios

Segundo tiempo no,los últimos 5 mns infaustos,sin un director, (Al contrario que el rival), con empate a 72, 7- 18 de parcial, y al garete el partido, por cierto en esos 5 mns ,3 tiros libres y 2 pérdidas de la "estrella".

No sé si los triples encestados en momentos clave de PAO tuvieron tanta influencia, que seguramente sí, pero a mí lo que me llama la atención es un porcentaje de tiros de 2 excelente con 30 de 39, a la vez que un porcentaje de tiros libres pésimo con solo 3 anotados por 8 tirados (frente a los 21 de Unicaja).

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar