Solapas principales

Unicaja se impone al Germani Brescia en el último cuarto (86-69)

  • Gran partido de los interiores Guerrero y Nzosa
  • Unicaja sufrió un bajón en la parte central del partido, pero supo recuperarse para ganar

RETOMANDO LA SENDA

Tras unos inicios titubeantes que generaron serias dudas sobre el equipo, Unicaja había encadenado triunfos de mucho mérito en la Liga Endesa, al ganar en La Fonteta al Valencia, y en Gran Canaria al Herbalife. En Eurocup también se había impuesto al Buducnost Podgorica montenegrino, que había llegado al Carpena invicto. Por su parte, el conjunto italiano llegaba a Málaga con un balance de 1-2 y tras haber caído de manera contundente en la pista del Mornar Bar.

SALIDA EN TROMBA

Unicaja arrancó el partido como un huracán, con un 14-2 de inicio gracias a un 3/5 en triples y su dominio en el rebote y en la pintura, destacando un dominante e intimidador Rubén Guerrero. El acierto exterior de los locales desde el 6'75, sumado al desacierto de los jugadores del Germani Brescia (28% en tiros de campo en el primer cuarto), supuso que los malagueños mantuvieran una cómoda ventaja en el inicio del segundo cuarto (31-12).

LA PICADURA DE LA MAMBA VASCA

 

RELAX Y LETARGO

Con una ventaja tan amplia para Unicaja, Casimiro movió el banquillo y los jugadores se confiaron hasta la relajación. Esa circunstancia fue aprovechada por el equipo italiano para conseguir un parcial de 0-13 al filo del descanso, que prácticamente anulaba todo el trabajo hecho por los malagueños hasta el momento, y los situaba a cinco puntos (38-33). Unicaja había vuelto a hacer lo mismo que hace dos semanas con el equipo francés, dándole vida a un rival al que vencía por más de 20 puntos. El 0-9 de salida del tercer cuarto favorable a los de Esposito agravaba la situación (41-44). Brescia había mejorado ostensiblemente sus porcentajes de tiro y esa, junto con la torrija local, había sido la clave de su vuelco en el marcador.

EL ARREÓN FINAL PARA GANAR

En el último cuarto, con el partido igualado, Unicaja apretó en defensa y logró dar un arreón final con Francis Alonso como protagonista anotador, para abrir margen en el marcador. Los jugadores del Brescia sumaban una pérdida tras otra (19 al final, por 8 de los malagueños) y veían cómo sus rivales se despegaban hasta una diferencia superior a los diez puntos.

LA GARANTÍA DE CONTAR CON ALBERTO DÍAZ

Podríamos haber elegido como MVP a Darío Brizuela, máximo anotador de Unicaja; a Francis Alonso, clave en el último cuarto; o a los hombres interiores Yannick Nzosa (9 puntos, 7 rebotes) y Rubén Guerrero (6 puntos, 8 rebotes). Pero nos quedamos con el partidazo de Alberto Díaz. El base malagueño está supliendo de forma majestuosa la ausencia de Gal Mekel por lesión. Si la pasada semana lograba 11 asistencias, en el partido de esta noche se fue hasta los 9 puntos, 8 asistencias, 2 robos y 4 faltas recibidas para 17 de valoración. Alberto no sólo aporta criterio en ataque y su tradicional extraordinaria defensa, sino que también está ayudando desde la anotación. 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
15 años 5 meses
#Contenidos: 
476
#Comentarios: 
2,343
Total lecturas: 
1,970,684

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar