Solapas principales

Unicaja se vuelve de vacío de Estambul tras 15 minutos horrorosos (91-80)

  • Axel Toupane y Melvin Ejim hicieron una excelente labor defensiva sobre Harrison en los dos primeros cuartos

15 minutos plácidos... de inicio de Unicaja Málaga sorprendió en el Sinan Erdem Dome de Estambul. Un anotador Josh Adams y una defensa notable, que anulaba a Andrew Harrison y la circulación de balón turca, dejaban a los costasoleños con hasta 16 puntos de diferencia en el marcador. En una cancha difícil como la de Galatasaray y jugando de visitante supuso un arrollador inicio de partido.  

...y luego infierno turco: Poco a poco fue despertando el equipo local con Arar y Arslan como anotadores en el segundo cuarto. Bajaron el déficit en 11 puntos antes de llegar al descanso. Lo de después fue un vendaval del que Unicaja no supo como resguardarse. Un Greg Whittington infalible y la aparición de Harrison sentenciaron el partido con un parcial de 33-8. Llegaron a estar 22 arriba los de Erdogan después de verse tan abajo como a mitad del segundo cuarto. 

Tirador Waczynski: El escolta polaco explotó en el último cuarto y despertó al resto del equipo para frenar la sangría de los turcos. Con tres triples consecutivos y una falta forzada desde el perímetro casi provoca la vuelta de la emoción a un encuentro especialmente extraño. Llegó a bajar casi él solo la diferencia a diez puntos en un par de minutos, pero al final Galatasaray controló el resultado. Finalizó con 17 puntos y 8/8 en tiros libres como el mejor jugador de los andaluces. 

Unicaja Málaga se vuelve de Estambul con una dura derrota frente a Galatasaray por 91-80 en un partido que llegó a dominar por más de 15 puntos. En un cuarto y medio horroroso en el que no anotó una canasta en juego, los malagueños se colocaron hasta 22 puntos por debajo. Con Whittington como jugador más destacado con 25 de valoración, los otomanos se sitúan segundos con 5 victorias y 3 derrotas mientras que los de Luis Casimiro, ya clasificados, se mantienen primeros con 6 victorias y 2 derrotas a falta de dos jornadas. 

La excelente circulación de balón culminada con un triple liberado de Lazeri Jones dejaba clara la intención de los locales desde la primera posesión. Mucho movimiento pero que rápidamente anularía Unicaja con una defensa exterior más eficiente de lo que parecía. Se pasó en cinco minutos de un 9-5 inicial a un 9-22 a favor de los malagueños con Josh Adams como actor estrella con 10 puntos. Sin un juego en exceso brillante, los de Luis Casimiro se llevaban el primer asalto por 12-24. 

Continuaban las buenas sensaciones para los de la Costa del Sol en el segundo cuarto. La estrella local Andrew Harrison no se encontraba cómodo teniendo como parejas de baile a jugadores más altos como Axel Toupane o Melvin Ejim y Erdogan decidió buscar otras alternativas en el banquillo como Ege Arar o Greg Whittington. Los puntos de Toupane y un triple de Alberto Díaz ampliaron la ventaja mientras Adams descansaba (20-36, min. 15). Dominaba Unicaja con holgura hasta el ecuador del cuarto, cuando Erdogan plantó una zona presionante tras canasta. Sí, la que hemos entrenado todos en infantiles. Y funcionó.

Cuatro pérdidas en ese lapso de tiempo, dónde la zona 2-3 también hizo daño, ponían en serios problemas el plácido encuentro que estaba disputando Unicaja. Solo sumaron tres puntos más hasta el descanso mientras que Arar desbloqueaba con buenas continuaciones -y 8 puntos- el sistema defensivo que había diseñado Casimiro en defensa. El parcial de 14-3 echaba a perder unos buenos 15 minutos de los visitantes y dejaba en el descanso un ajustado 34-39. 

Jugando como local en Estambul, si remontas una diferencia de dobles dígitos, el público te lleva en volandas. Eso es lo que pasó al principio de la segunda parte, continuando la magnífica racha de juego del segundo cuarto. Aran y Arslan añadían puntos en sus casilleros y Harrison se estrenaba desde el arco para darle la vuelta al marcador y poner al Galatasaray por encima (43-41, min. 24). Y con ello, no habría Unicaja en este cuarto. Ni siquiera puntos en juego. Harrison se entonaba, Whittington le escudaba sin fallos en el lanzamiento y Arslan y Jones proveían con 10 asistencias entre ambos para un parcial en el cuarto de 33-8. Los turcos le habian dado la vuelta a la tortilla varias veces y se iban al último cuarto arrasando, 67-47.

Tuvo su intento de remontada el conjunto andaluz con cuatro triples consecutivos nada más retomar el partido. Waczynski dio con la tecla y, con tres de los aciertos y tres tiros libres más, llegó a situar la diferencia por debajo de los diez puntos con la ayuda de un mate sensacional de Melvin Ejim (73-64, min. 34). La dinámica malagueña era claramente ascendente pero cada vez que merodeaba los cinco puntos de diferencia, aparecía algún exterior local. Un triple de Harrison y dos tiros libres de Whittington no daban opción a sus rivales en los últimos dos minutos, terminando el partido con un 91-80.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 9 meses
#contenidos: 
149
#Comentarios: 
430
Total lecturas: 
329,265