Solapas principales

Valencia Basket disfruta y logra la quinta ante Panathinaikos (95-83)

  • Gran victoria de los taronja, con un enorme Prepelic (18 puntos) y buenos minutos de williams y Hermannsson
  • Bojan Dubljevic superó a Rafa Martínez como máximo anotador de la historia del club

URGENCIAS PARA AMBOS

Primera de las dos jornadas europeas de esta semana para un Valencia Basket que llegaba con las dudas de la Liga (12º con 4-5 de balance), pero con la esperanza de mostrar su cara europea, donde con un 4-3 se mantenía las posiciones privilegiadas del “segundo vagón” de la Euroliga (5º). Sin Van Rossom, pero con un Hermannsson en crecimiento, se median ante un Panathinaikos que llegaba a Valencia en el vagón de cola (15º con 2-4), pero con la amenaza de su núcleo nacional (PapagiannisPapapetrouMitoglu), más un ex taronja como Nedovic.

DUBY 'ES LOCO' Y BATE RÉCORD

El montenegrino no fue el de las grandes ocasiones de cara al aro (9 puntos), pero le valieron para dar un pasito más en su fabulosa historia valenciana, convirtiéndose en el máximo anotador de la historia del club, alcanzando al mito Rafa Martínez, que dejó su marca en 5589. Con los de hoy, Duby alcanza los 5593, y tiene mucho recorrido por delante para alcanzar una cifra que sea prácticamente insuperable en el futuro. Además, ante los griegos Dubljevic mostró su faceta más generosa, añadiendo 6 asistencias a su tarjeta, cifra que alcanzó además al inicio del tercer cuarto con muchos minutos por disputar. Récord y victoria, noche perfecta para el genio de Niksic. 

V = A(CTITUD) + R(ITMO) + (g)ENEROSIDAD

La fórmula del éxito de Valencia Basket  es la que ya conocía en esta temporada, especialmente en su versión europea: La actitud de una competición que les motiva (más), y que les mantiene enchufados, atrás y adelante, con una actividad de manos y piernas superior a la media (9 robos). Esto les lleva a tener un ritmo más alto, a que la bola corra y se generen buenas (mejores) posiciones (95 puntos), y aportando un granito extra de generosidad (28 asistencias) aumenta las posibilidades del éxito. El resultado, quinta victoria en 8 partidos y poder seguir mirando desde la parte alta (5º).

TIEMPO DE DISFRUTAR

 

 

ACIERTO EXTERIOR, GARANTÍA DE ÉXITO

Una vez más, el acierto desde más allá del arco fue determinante en el equipo de Ponsarnau. Como viene sucediendo cerca de un lustro ya, cuando los taronja explotan para bien esa cualidad, es complicado detenerles. El riesgo es vivir siempre en ese alambre, pero cuando la bola está dulce y caliente cual algodón de azúcar, cualquiera que vista de naranja puede lanzar de tres con más acierto que error. Esta noche fueron 13 de 24 (54’2%), por un 20 de 38 en T2, un 52’6%. Prepelic (4/5), Tobey (2/2) y Hermannsson (2/3) fueron los más acertados ante un Panathinaikos que también estuvo acertado (11/21), y que pese a dominar el rebote claramente (21-32), se cayó en el último cuarto, donde los locales estuvieron más acertados desde fuera.

MVP: KLEMEN PREPELIC

Hay un mallorquín en Madrid que tiene patentadas las mandarinas desde hace unos cuantos años. Pero lo que no se había registrado todavía es una variedad de las mismas, como la clementina, de las más dulces que se pueden probar en los campos cercanos a la capital del Túria. Un esloveno ha llegado a Valencia para hermanarse con uno de los productos más típicos de la provincia, y a base de triples ha endulzado una victoria importantísima para su equipo. Klemen fue el máximo anotador del partido con 18 puntos, con 4 de 5 klementinas, o sea triples, y 6 asistencias, para convertirse en el jugador más valorado del choque con 26 créditos. Klemen aspira a agricultor del año a base de actuaciones como esta.

estadísticas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 1 mes
#contenidos: 
265
#Comentarios: 
832
Total lecturas: 
926,970

Comentarios

Parece que los fichajes van carburando, Klemen ya lleva unas semanas a buen nivel, y Hermansson ayer tuvo un estupendo tramo final, a ver si alcanza cierta regularidad porque es un jugador distinto. Hasta Williams parece que se va acoplando mejor. Y el Panathinaikos, qué duros son y tampoco tienen tantísimo, fue partido de picar piedra hasta casi el final.