Solapas principales

Valencia neutraliza el efecto Monroe y rompe la dinámica frente a el Bayern(82-56)

  • La segunda unidad valenciana por fin aparece
  • Dubljevic le gana la partida a un desbordado Monroe

Difícil jornada la que se presentaba para Valencia Basket desde antes de empezar con abucheo a Ponsarnau en la presentación. Volvía a la fonteta después de una nefasta semana de resultados frente a un rival serio como es Bayern de Munich que sin embargo todavía no ha consegido ganar fuera de casa.

El partido comenzó con un ritmo bajo y ataques elaborados, planteado inicialmente por Bayern. Los visitantes circulaban la pelota buscando la teórica superioridad de Monroe que ha encontrado un gran muro de contención en Dubljevic. Por parte de Valencia también se ha visto un ataque bastante bien organizado que ha encontrado a protagonistas poco habituales como Marinkovic y Vives, esto unido al desacierto alemán, en especial del citado Monroe ha llevado al 9-2 para los locales al minuto cuatro de partido que ha obligado a Radonjic a parar el partido.

Curiosamente, los cambios alemanes, en especial cuando sentaron a su estrella, hizo que aparecieran sus secundarios desde el banco realizando buenos minutos. Koponen encontró el aro y Nelson dio un plus de actividad adelante y atrás. Dicho efecto fue contrarrestado por los dos triples de Marinkovic y los buenos minutos colectivos de Valencia y en especial de la aportación de Tobey en ambos lados de la pista. De esta manera se llegó al 20-16 al final de primer cuarto dando la sensación de ser un partido de ritmo bajo y donde se impone el basket control. Dos equipos muy parejos aún desperezándose.

En el segundo cuarto volvía a escena Monroe siendo la piedra angular de su ataque, poco a poco fueron encontrando varios tiros liberados y varias canastas del propio Monroe que le ponían por primera vez delante en el marcador. Sin embargo la aparición de acciones individuales bien trabajadas de Colom y Motum devolvían la ventaja a Valencia para ponerse 28-25 que obligaba a parar de nuevo el partido al técnico alemán.

En los siguientes minutos se pudo ver una gran defensa interior de Valencia sobre la que se cimentó el impulso de Valencia que le llevó hasta una ventaja de 12 puntos. Especial mención la aportación en el segundo cuarto de Dubljevic que fue capaz de parar a Monroe primero y Radosevic después sin cargarse de faltas y apareciendo para encontrar a sus compañeros. Todo esto, unido a un nuevo momento de inspiración de Marinkovic que martilleó el aro, para irse con 13 puntos al descanso y cerrar el cuarto con un tanteo final de 39-29.

Como nota negativa la segunda falta de Dubljevic en ataque que le lastraba para la segunda parte y empañaba unos primeros 20 minutos donde claramente le ganó la partida a Monroe. Por primera vez esta temporada Valencia Basket era capaz de llevar el ritmo de un partido y neutralizar una de las principales armas de su rival, como es la circulación a través del juego interior, sin sufrir un desgaste excesivo como había ocurrido en otras ocasiones. 

_jmc1433.jpg

valencia- bayern - JMC

Comenzaba el tercer cuarto prometiéndoselas muy feliz Valencia, pero en minuto y medio cambió el partido radicalmente. Siete puntos seguidos de Lucic redujo la ventaja a 3 y obligó a Ponsarnau a parar el partido con sólo 90 segundos jugados. Volvió a pista Doornekamp por San Emeterio para intentar tapar el agujero defensivo del cántabro, físicamente desbordado por Lucic. Esto, unido a sendos triples del propio Doornekamp y de un Vives con gran descaro todo el partido devolvían el marcador a la distancia del segundo cuarto (47-36).

Las rotaciones hicieron que los alemanes no tuvieran reacción y tan sólo Koponen y en ocasiones Lo parecía intentarlo, frente a unos interiores, Zipser y Radosevic, que no eran capaces de encontrar el aro. Por contra Valencia mantenía un alegría en el juego que le llevó hasta la ventaja de 14 de la mano de Vives y Marinkovic nuevamente. En los dos últimos minutos se unió a la fiesta Motum con 8 puntos casi seguidos para firmar los minutos de mayor ritmo y más vibrantes del partido y cerrar el cuarto (59-47).

El último cuarto empezó de una manera extraña. Tras el inicial triple de Lo y una buena defensa alemana. Motum hizo una antideportiva en el centro de la pista que provocó la reacción de Lo desmesurada y el posterior conato de tangana que se saldó en una falta antideportiva para cada uno de los implicados.

No pareció afectar al cuadro local que continuó con su labor defensiva y un 2+1 de Dubljevic unido a un triple de Colom pusieron el 65-50 en el marcador  a 8 minutos del final, siendo el +15 la máxima diferencia del encuentro hasta ese momento que se vería incrementada a 5 minutos del final con el mejor tramo en ataque de Dubljevic que se fue hasta los 11 puntos y el acierto en este cuarto de Colom (75-53) que hizo que el entrenador visitante pidiera un nuevo tiempo muerto visitante y que la fonteta vibrara con su equipo casi por primera vez en lo que va de temporada.

A falta de 3 minutos para el final Ponsarnau dio entrada a unos inéditos Abalde y Ndour con +26 para cerrar un partido redondo donde se pudo ver por fin la segunda unidad valenciana rendir como de ella se espera, más allá de Dubljevic y Loyd.

De esta manera se cerró el partido con un (82-56) donde en los minutos finales se vio un Bayern desbordado físicamente y el equipo valenciano se acabó gustando. Ponsarnau toma aire y el equipo parece que se quita complejos y rompe la dinámica.

_jmc1545.jpg

ponsarnau- JMC

La segunda unidad: Por fin pudimos ver a los secundarios de Valencia rendir como se espera de ellos sin recurrir a un Loyd en plan salvador y un Dubljevic demasiado sólo. Se pudo ver a Marinkovic anotando mucho y bien en la primera parte, a Vives con un desparpajo que parecía olvidado, a Colom aparecer en momentos importantes y a Motum ser el  secundario top que de él se espera.

Cuando tus argumentos ofensivos no se limitan a uno o dos jugadores, el juego circula de manera más sencilla y te conviertes en un equipo más difícil de defender. 

Defensa interior: Valencia ha conseguido frenar uno de los prinicipales argumentos sobre los que se generan ventajas en el ataque alemán. El Bayern busca a sus hombres altos, en especial Monroe, para finalizar pero sobretodo para generar espacios para los Dedovic, Koponen y compañía. Sin embargo hoy se ha realizado una gran labor en la defensa del uno contra uno en el poste bajo. Obligando a recibir muy lejos del aro y a colgar balones que se traducían en pérdidas. Llama la atención que  Ponsarnau ha prescindido de un hombre que venía siendo importante en sus esquemas como Ndour, pues dicha defensa es mérito de Dubljevic y Labeyrie y en menor medida de Tobey y Motum.

En definitiva, unos de los hombres más determinantes de la competición como es Monroe, se fue del partido con una aportación casi testimonial y que fue mérito de Dubljevic que, pese a realizar una labor más oscura que en otros partidos,  tuvo una importancia radical frenando a un hombre que daba mucho miedo antes del comienzo del partido.

Ritmo de juego y nivel físico: Bayern planteó un partido más lento que en las otras ocasiones y con ataques más trabajados. Esto benefició a Valencia que no necesitó un desgaste tan grande como en jornadas anteriores que no le permitía llegar a la segun da parte con gasolina suficiente.

Además el equipo alemán no mostró el mejor de sus niveles físicos y acabó francamente fatigado.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 5 meses
#contenidos: 
10
#Comentarios: 
5
Total lecturas: 
10,759