Valencia reacciona pero cae ante el poderoso campeón turco (67-80)

  • Sergi García debutó y dejó muy buenas sensaciones
  • Sloukas, Guduric, Datome y Thompson se repartieron el protagonismo

La jornada número 17 de Euroliga para Valencia Basket y Fenerbahçe tuvo una mala noticia de inicio para los locales, con la ausencia a última hora del máximo anotador taronja, Erick Green. El partido comenzó con errores y más errores en los tres primeros minutos: Rafa y Doornekamp fallaron de tres, Van Rossom una bandeja sencilla; Datome, Guduric y Mohammed por parte turca, hasta que el propio base turco-americano metió los primeros tres puntos del partido, más dos de Melli tras una personal ofensiva de Martínez, seguido de un triple marca de la casa de Gigi Datome desde la esquinita, que supuso el 0-8 y obligó a Vidorreta a parar el choque con 4’10 disputados. Lo primero que llegó tras el time out fueron dos perdidas más de Valencia Basket, castigadas con otra canasta de Melli y un triple de Guduric: ¡0-13! Por no pedir otro tiempo muerto tan seguido, Txus optó por hacer debutar al nuevo base taronja, Sergi García, y acto seguido hacer regresar a las pistas a Fernando San Emeterio tras su lesión. El escenario no podía ser peor: 0-15 en 7 minutos y 0 de 12 en tiros de campo. Tuvo que ser el joven base debutante el que quitase la tapa del aro turco con un triple seguido de una bonita penetración que Obradovic tuvo que frenar (5-15). Por fin Pleiss, tras tres errores, y otro triple de Datome cerraron el primer cuarto 7-18.

El siguiente inició del mismo modo que había acabado el anterior, con otro chof de Datome desde su lugar favorito, aunque Rudez (¡!) respondió del mismo modo y lugar. Un intercambio de canastas y un 2+1 de Martínez tras una buena contra parecían acercar a los valencianos (19-27), en una jugada que se reclamó falta antideportiva (no señalada) y que curiosamente pitaron en el siguiente ataque de Fenerbachçe por un agarrón mucho menos antideportivo de Rudez a Thompson, que siguió anotando y cogiendo rebotes ante la pasividad de Dubljevic y Rudez (sustituidos rápidamente).

El equipo turco tuvo una regresión en el acierto ofensivo que Valencia Basket, con Sergi García y Van Rossom en la pista, lograron aprovechar para ajustar el marcador antes de alcanzar el tiempo de descanso (27-33), lo que dejaba un escenario mucho más amable de lo que pintaba, y a un Obradovic encendido y colorado como acostumbra, y que pagó con Thompson su ira de entrenador caliente.

El tercero empezó con armamento pesado: triples de Doornekamp, Mohammed y Van Rossom, y Abalde confirmó el resurgir taronja con un 2+1 tras rebote ofensivo que igualaba a 36, para acto seguido poner por primera vez por delante a los suyos (38-36). Thompson, que estaba en todas, lo hacía efímero con otro 2+1. El ambiente se iba encendiendo según pasaban los minutos, y cuanto más caliente se ponga la cosa se convierte en un hábitat más agradable para el “loco” Duby, que tras fallar 3 de 4 tiros libres consecutivos decidió alejarse más para probar suerte, y anotó su primer trilple, poniendo la Fonteta aún más en llamas. Pero siempre se puede ir un poco más allá, y Doornekamp volvió a acertar desde 6’75, situando la máxima valencianista en 45-39 justo a mitad de cuarto. En ese momento llegó la reacción turca de la mano de Sloukas, Datome y Melli (vaya equipazo tiene Obradovic), volviendo a poner por delante a los de Estambul al finalizar el tercer período (50-51).

Por lo visto, los inicios de cuarto son para los triplistas, porque el último comenzó como el anterior, con Van Rossom, Datome y Guduric anotando desde más allá de la línea (el cuarto del La Barba de la Euroliga).

El equipo del entrenador más laureado de Europa (recordemos, 9 Euroligas), pisó el acelerador sobre el ecuador de este último parcial, comandado por el jordano Duverioglu y del griego Sloukas. Guduric superaba de nuevo la barrera psicológica y ponía el +11 a cuatro minutos del final en lo que parecía la brecha definitiva. Para evitar las dudas, y en medio de la impotencia taronja, de nuevo Sloukas y Guduric la clavaron de tres para alcanzar el +17. Vidorreta sacó la bandera blanca poniendo en pista a la chavalería (Puerto y Hlinason), con un par de minutos por delante para sumarlos a su currículum y a su todavía corta experiencia. Concluyó el duelo 67-80, donde los turcos demostraron en los momentos decisivos el poderío del campeón y adelantan momentáneamente al Madrid en la cuarta plaza, mientras que Valencia Basket seguirá en las últimas posiciones.

Equipazo: El flamante último campeón demostró su status en la Fonteta. Un inicio fulgurante (0-15), vino acompañado de una ligera “relajación”, que aprovechó Valencia Basket para entrar el partido hasta que llegó el último cuarto. Pero ahí Obradovic logró imprimir su carácter a la defensa de su equipo y dinamitaron el choque a unos minutos del final. Ante la ausencia de Vesely y los pocos minutos de Wanamaker, los de Estambul tiraron de plantilla para marcar la diferencia. Los jugadores mejor valorados fueron Guduric (15 puntos), Datome (14), Thompson (13) y Sloukas (11), aunque el de mayor valoración fue Nocolo Melli con 20 dígitos, pese a anotar sólo 6 puntos, dominando con 11 capturas los rebotes. Sin embargo, quien contemporizó el partido y dominó los instantes finales fue Sloukas, dando el tempo necesario a sus ataques y asumiendo la responsabilidad en esos momentos más calientes. Finalizó con 11 puntos y 10 asistencias el jugón griego.

Sloukas por JM Casares

Luz en la oscuridad: En un panorama delicado y pesimista por la interminable plaga de lesiones (hoy volvían Sergi García y Saneme, pero cayó Green), llegó el esperado debut del base mallorquín, tras un mes en Valencia, donde llegó mermado. El inicio no pudo ser mejor, anotando los 5 primeros puntos de su equipo (triple y penetración), pero lo mejor no fueron las estadísticas (finalizó con 8 puntos y 2 rebotes), sino las buenas sensaciones que ofreció desde el primer instante que pisó la cancha de su nueva casa. Naturalidad, seguridad, atrevimiento… todo buenos síntomas de cara a un futuro próximo del que tendrá mucho que decir la joven estrella española.

Más de lo mismo: Insistimos en una tónica que no por repetitiva deja de ser llamativa: Valencia Basket volvió a lanzar más de tres que de dos. En esta ocasión, 31 triples por 24 intentos “normales”, y el porcentaje de nuevo no fue nada positivo, un 26% con 8 aciertos de esos 31 intentos, repartidos de esta forma: 1 de 9 en el primero, 1 de 8 en el segundo, 4 de 15 en el tercero, y 2 de 5 en el último. Sigue el equipo de Vidorreta confiándolo todo a su lanzamiento exterior, y no está dando buen resultado, menos aún ante superequipos como los de Euroliga.

stats Euroleague.net

stats Euroleague.net

Sobre el autor

Antiguedad: 
9 meses 8 horas
#contenidos: 
59
#Comentarios: 
376
Total lecturas: 
102,374

Comentarios

Me parece MUY injusto para la realidad actual achacar a "problemas de lesiones" la mala situación de Valencia. Si me dices que los jugadores estaban cansados la semana pasada, vale. 3 partidos seguidos se entiende. Pero esta semana llegaban más descansados, en casa, y me encuentro que los dos mejores del encuentro por parte taronja son dos jóvenes y un viejo. Estos tres han valorado más que el resto del equipo junto. Si, encima, tiras 15 TLs más (!!!!!) que el rival, con una diferencia de 10 faltas (!!!!), tus pesos pesados no rinden lo que deben, y te puedes permitir fichar jugadores como recambio de la talla de Rudez (!!), me da que las lesiones son el menor de tus problemas.

En la siguiente jornada reciben a un Barcelona (que yo estaba convencido que iba en ascenso, pero parece que no) que va un poco dando tumbos aún, está en modo "juego bien uno sí, otro no". Veremos que día le toca. Espero que éste finde no nos toque a nosotros el Barcelona que arrolla... que nos hace falta una victoria para asegurar Copa, que aún no pinta bien la clasificación para los verdes.

Lo de Sergi García es un robo en toda regla, luego vendrán las víctimas cuando este tipo de cosas lo hacen los "futboleros", todavía recuerdo cuando pasó lo mismo con Kyle Singler en el Real Madrid, lo que fue criticado el equipo blanco por la afición levantina, pero claro, la memoria suele ser selectiva.
Una pena para él, que no podrá estar disponible para la ventana de selecciones de febrero, que seguro que hubiera podido tener la oportunidad de jugar, dado el nivel que estaba demostrando en Zaragoza.
El otro día se hablaba de la mala situación económica que tiene Joventut, Estudiantes, pero no mucho mejor están equipos como Zaragoza, Fuenlabrada, Guipuzcoa, Obradoiro, y la regulación de traspasos de jugadores de formación debería asegurar la estructura de esa formación.